Cuerpo y Mente | Belleza y salud |

Cigarrillos electrónicos

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Cigarrillos electrónicos
5 ( 1 voto )

Belleza y salud - Cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos son mecanismos que generan vapor a partir de un líquido con o sin nicotina, por lo que se dice que la persona “vapea”. Están formados por una batería, una carga con líquido, un atomizador y una bobina que calienta los ingredientes de la carga y genera el vapor que el usuario inhala. La mayoría tienen una forma similar a un cigarrillo convencional. No contienen tabaco, sino solamente nicotina y aditivos, y no produce combustión ni humo. La mayoría son, asimismo, inodoros. Algunos no tienen nicotina, solamente diferentes saborizantes.

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Existe poca información científica y veraz al respecto a los cigarrillos electrónicos
  • No se ha demostrado la eficacia como método para dejar de fumar, a pesar de que le ha sido útil a numerosas personas fumadoras.
  • No se ha demostrado que su empleo sea seguro, sobre todo a largo plazo, ni se conocen detalles de los efectos potenciales sobre las personas no usuarias expuestas al vapor.

 

¿Son buenos los cigarrillos electrónicos

Los fabricantes declaran que proporcionan nicotina en forma de vapor de una manera que agrada a las personas fumadoras que no quieren o no desean abandonar la adicción a la nicotina, pero que tampoco quieren fumar tabaco. Al no producirse una combustión, no se genera alquitrán, monóxido de carbono, ni otros productos irritantes y carcinógenos que se hallan en el humo del tabaco. Los usuarios de los cigarrillos electrónicos o “vapeadores” explican que la sensación es bastante similar a la de fumar cigarrillos convencionales.

A causa de su introducción relativamente reciente en el mercado existe poca información científica y veraz al respecto. Al no considerarse un medicamento se han podido comercializar sin tener que aportar estudios contrastados que demuestren que no son nocivos para la salud ni tampoco su eficacia como herramienta para dejar de fumar tabaco convencional. Sin embargo, de momento se sabe que:

  • En el vapor se han identificado productos tóxicos y cancerígenos en cantidades variables Cuerpo y Mente - Belleza y salud - Cigarrillos electrónicosen función de las diferentes marcas, a pesar de estar presentes en dosis muy inferiores a las que se encuentran en el humo del tabaco.
  • No se ha demostrado la eficacia como método para dejar de fumar, a pesar de que le ha sido útil a numerosas personas fumadoras.
  • Los líquidos empleados no están regulados, por lo cual no se puede garantizar a los consumidores que no contengan o generen tóxicos no identificados en el etiquetaje.
  • No se ha demostrado que su empleo sea seguro, sobre todo a largo plazo, ni se conocen detalles de los efectos potenciales sobre las personas no usuarias expuestas al vapor.
  • Las grandes multinacionales tabaqueras también han entrado recientemente en el negocio de los cigarrillos electrónicos.
  • Se ha constatado un uso creciente de los cigarrillos electrónicos entre los menores, con publicidad tolerada cuando la del tabaco está prohibida.

Por todas estas razones muchos profesionales de la salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejan el uso de cigarrillos electrónicos. Asimismo, permitir que el cigarrillo electrónico sea considerado algo normal en espacios en los que está prohibido fumar puede comprometer el avance social alcanzado en la última década gracias a las diferentes medidas de control del tabaquismo, que están ayudando a disminuir el consumo de tabaco.

Fumar con cigarrillo electrónicoDiversos países han adoptado regulaciones específicas sobre los cigarrillos electrónicos. En España, aplicando la Directiva Europea 2014/40, se aprobó en junio de 2017 una nueva normativa que equipara los cigarrillos electrónicos a los productos de tabaco en cuanto que regula su composición, etiquetado y requisitos de seguridad, priorizando la protección de los menores, dado que no se pueden excluir los riesgos para la salud de la exposición al vapor de estos productos. Los líquidos deberán contener un máximo de 20 mg de nicotina por mililitro, los cartuchos desechables serán de volumen máximo de 2 ml y los envases para recarga de 10 ml, y los dispositivos deberán tener un cierre de seguridad a prueba de niños. Asimismo, se prohíbe la publicidad engañosa de los cigarrillos electrónicos y su uso en los centros de las administraciones, centros educativos y sanitarios, medios de transporte y espacios de juego infantil.

A pesar de que el contenido de nicotina es menor, no existen estudios que verifiquen la inocuidad de los vapores de los cigarrillos electrónicos, tanto para fumadores activos como pasivos, así como tampoco existen datos fiables sobre su eficacia como método para deshabituarse del consumo de tabaco, por lo que como médicos no tenemos a día de hoy datos que nos permitan hacer otra cosa que desaconsejar su uso.

En caso de ser fumador de tabaco y querer dejar de fumar, existen otras opciones, por lo cual es esencial ponerse en contacto con nuestro médico de referencia para hacer frente al proceso de deshabituación del tabaco. MAPFRE Salud dispone de los mejores especialistas que te ayudarán a conseguir este reto tan importante para tu salud.

 

 

Dr. David Cañadas Bustos
Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Médico consultor de Advance Medical

Cigarrillos electrónicos was last modified: noviembre 15th, 2017 by Canal Salud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre