Zaragotana

Zaragotana

La zaragatona (que responde al nombre botánico de Plantago psyllium L. o su sinónimo P. afra) pertenece a la familia de las plantagináceas, de uso tradicional en la vertiente occidental del Mediterráneo.

Sobre todo de España y Marruecos y también del sur de Asia, zonas donde crece espontáneamente ya sea en tierras de cultivo, en márgenes de carreteras, en terrenos pisoteados, granjas y campos abonados orgánicamente.

La planta

Es una planta herbácea de hoja caduca, que tiene un tallo erecto y ramificado, del que crecen las hojas, alargadas, estrechas, opuestas o verticiladas de tres en tres. Las flores se producen en espigas, son de color blancuzco, tienen cáliz con cuatro sépalos y corola tubular con cuatro pétalos. Los frutos son pixidios, es decir, cápsulas que se abren transversalmente al madurar. Cada fruto contiene un par de semillas de color pardo rojizo oscuro, brillantes y oblongas. En contacto con el agua las semillas se hinchan de forma apreciable y se cubren de un mucílago incoloro y translúcido que es el responsable de sus propiedades. Florece en primavera y verano.

¿De dónde viene el nombre?

El nombre psyllium viene de la palabra psylla, que en griego significa “pulga”, por el parecido de las semillas con este pequeño insecto.

Su uso en el pasado

Aunque para usos muy distintos a los actuales, Dioscórides (años 40 a 90 d.C) ya describe esta planta muy detalladamente y, entre sus aplicaciones, destaca su uso como emplasto contra dolores e hinchazones, macerado con vinagre y aplicado sobre la zona dolorida contra el dolor de cabeza, contra la intoxicación por cornezuelo del centeno (“fuego de San Antón”) y, en ramos frescos, en las casas, para prevenir la presencia de pulgas, entre otras muchas aplicaciones.

Usos actuales

Las semillas maduras de zaragatona contienen abundantes mucílagos que tienen la propiedad de hincharse con el agua formando un gel viscoso y voluminoso que aumenta el volumen de las heces y las hace más blandas. El aumento de volumen produce un incremento del movimiento del intestino por lo que ayuda mecánicamente a la evacuación. Además, el mucílago forma una capa lubricante que también facilita el tránsito y protege las paredes del intestino. El efecto laxante se presenta alrededor de 24 horas después de su administración.

Por esta capacidad de formar un gel mucilaginoso, las semillas de zaragatona se deberían considerar reguladoras del intestino más que laxantes ya que, en caso de diarrea, absorben el exceso de agua del intestino aumentando la viscosidad de las heces y disminuyendo la velocidad del tránsito gastrointestinal.

Otra acción que se ha probado en diversos estudios es su capacidad para disminuir la absorción intestinal de las grasas y azúcares de los alimentos, por lo que pueden ayudar a controlar los niveles de colesterol y glucosa en la sangre junto con una dieta adecuada y, en caso necesario, con el tratamiento farmacológico prescrito por el médico.

También puede utilizarse como saciante, ya que al ingerirla antes de las comidas, los mucílagos de la zaragatona captan el agua de los jugos gastrointestinales y forman un gel que aporta sensación de saciedad.

¿Cómo tomarla?

  • Macerado de las semillas o polvo: 10 a 30 g/día, repartidos en dos o tres tomas, tomado con abundante agua. Cuando se usan para tratar el estreñimiento se debe tomar en ayunas y, si es necesario, repetir antes de acostarse. Si lo que se pretende conseguir es un efecto saciante, o reductor de la absorción de grasas y azúcares, se tomará antes de las comidas.
  • Como antidiarreico se aconsejan 40 g/día de polvo, repartidos en varias tomas, durante 2-4 días.
  • Para evitar los gases que la zaragatona puede producir, se puede combinar con polvo (o una infusión a temperatura ambiente) de semillas de anís o de hinojo.

Así se prepara el macerado

La forma más tradicional de tomar las semillas de zaragatona es en forma de macerado, que se prepara de la siguiente manera:

Se tritura una cucharada sopera de semillas (puede hacerse dando unos golpes con la mano del mortero), se ponen en medio vaso de agua y se dejan macerar durante media hora. Se toma el líquido resultante del macerado y después otro vaso de agua.

Contraindicaciones, efectos adversos y recomendaciones

La semilla de zaragatona está contraindicada en caso de estrechez del esófago y en pacientes diabéticos con dificultades de ajuste de dosis de insulina.

Tampoco se debe tomar si hay dolor en el abdomen, náuseas, vómitos, obstrucción intestinal o estreñimiento de varios días.

Hay que tener en cuenta que no debe tomarse junto a otros medicamentos, ya que puede disminuir la absorción de los mismos, por lo que es recomendable tomarlos con dos horas de distancia.

Lo que debes saber…

      • Las semillas: en contacto con el agua se hinchan y forman un gel viscoso que facilita el tránsito intestinal.
      • Se toman: lo más habitual es en forma de macerado o polvo.
      • El efecto laxante: se presenta alrededor de las 24 horas tras su administración.

 

María José Alonso
Vocal de plantas medicinales y homeopatía del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona
Colaboradora de Advance Medical
2019-07-03T12:33:42+02:003 noviembre, 2016|

Comentarios (2)

  1. martin macias claramunt mayo 21, 2019 en 6:56 pm - Responder

    puede tomarse zaragatona en caso de insuficiencia renal

    • canalSalud mayo 28, 2019 en 12:45 pm - Responder

      Hola Martín,
      Aunque se trata de una planta y no de un medicamento, la zaragatona (igual que otras plantas medicinales) produce unos efectos en el organismo y puede interaccionar con tratamientos farmacológicos. Si usted tiene insuficiencia renal, debe consultar con su nefrólogo antes de empezar a consumirla. Un saludo

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.