Salud Familiar | Bebé | Enfermedades |

Invaginación intestinal

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

¿Qué es?

La invaginación intestinal se produce cuando una porción del intestino se introduce dentro de otra. Una parte del intestino se repliega sobre sí misma como si fuera un catalejo. Cuando esto ocurre produce una obstrucción intestinal que provoca dolor, ausencia de deposiciones, inflamación del abdomen y sangre en las heces. La franja de edad con mayor incidencia de invaginación intestinal está entre los 6 y los 18 meses de vida.

Causas

La causa de la invaginación intestinal es desconocida. Tan sólo en algunos casos puede ser debida a una infección o un tumor.

Síntomas

El signo típico de la invaginación es que aparece de forma brusca: el niño, que previamente estaba bien, empieza a rechazar el alimento, llora y está irritable. Aparecen vómitos y un dolor abdominal muy intenso de forma intermitente que le hace palidecer y encoger las piernas. Al cabo de unos minutos todo vuelve a la normalidad. Estos episodios de dolor se van repitiendo intermitentemente.

 

Si no se diagnostica con prontitud la porción de intestino invaginada se inflama, causa una obstrucción intestinal y sangrado de la mucosa digestiva. Esto lleva a que el bebé presente vómitos más intensos, ausencia de deposiciones o deposiciones con sangre y un dolor mucho más intenso.

 

En los casos más graves se puede llegar a perforar el intestino.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante una ecografía o radiografía del abdomen.

Tratamiento

En la mayoría de ocasiones la administración de un enema con bario o aire a presión hace que el intestino vuelva a su posición normal (se desinvagine).

 

Si el diagnóstico y el tratamiento se realiza en las primeras 48 horas del inicio de la invaginación el bebé se recupera sin secuelas

 

Si el diagnóstico se ha demorado más de 48 horas, es posible que el tratamiento sea quirúrgico.

 

En el caso de que la invaginación vuelva a repetirse o bien, es un niño mayor, hay que estudiar al niño para averiguar si hay alguna causa que la produce.

Cuándo acudir al Pediatra

  • Vómitos en un niño menor de dos años sin fiebre ni diarrea acompañante.
  • Si aparecen crisis de llanto e irritabilidad de manera intermitente sin ninguna causa aparente.
  • Si el niño presenta sangre en las heces.

 
 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Invaginación intestinal was last modified: noviembre 3rd, 2016 by canalSalud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre