Salud Familiar | Bebé | Nutrición |

Preparación lactancia artificial

Publicado por

La lactancia artificial es una alternativa a la lactancia materna en los casos que esta no es posible: enfermedad de la madre o del bebé, reincorporación de la madre a la vida laboral… O bien porque la madre, libremente, decide que no quiere dar el pecho.

 

Para suspender la producción de leche, que está a punto de iniciarse tras el parto, o bien para realizar una supresión de la lactancia materna cuando ya está en marcha necesitamos que el bebé no succione (es el mayor estímulo de producción de leche) y, en muchos casos, administrar a la madre un medicamento que anule la función de la prolactina (hormona que estimula la producción de leche).

 

La lactancia artificial también requiere un aprendizaje por parte de la madre y del bebé. En este caso, la madre podrá tener la ayuda del resto de familiares en la administración de los biberones.

 
 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre