Salud Familiar | Hombre | Enfermedades hombre |

Tipos de Tratamiento para la litiasis

Publicado por

Los distintos tipos de tratamiento que pueden realizarse para la litiasis dependen del tipo de litiasis y de la localización de la misma. Si la litiasis produce obstrucción ureteral y síndrome febril con infección de orina es necesario la colocación de un catéter de derivación urinaria de manera urgente para solucionar el problema infectivo. El tratamiento desobstructivo puede realizarse con la colocación de un catéter doble J, de un catéter ureteral externo o mediante nefrostomía percutanea. Una vez solucionada la infección urinaria con antibiótico y desobstrucción de la vía urinaria se decide el tratamiento sobre la litiasis.

 

La litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC) es el tratamiento de elección para la mayoría de litiasis. Se basa en la generación de ondas de choque mediante un generador piezoeléctrico o electromagnético que se centran radiológicamente sobre una diana que es la litiasis. Es un tratamiento poco agresivo y muy resolutivo pero no exento de complicaciones. Según el tamaño y la localización de la litiasis se consiguen diferentes tasas de éxito. En muchas ocasiones una única sesión de LEOC no es suficiente para fragmentar la litiasis, y se precisan de dos o hasta tres sesiones para la resolución de la misma. Una vez fragmentada la litiasis el paciente tiene que expulsar los trocitos de piedra pudiendo producir cólicos nefríticos y síndrome miccional. En ocasiones, cuando el tamaño de piedra es muy grande (más de 2 cm.) se recomienda la colocación de un catéter doble J previo a la LEOC. Otras complicaciones típicas de la LEOC son la hematuria y la formación de un hematoma renal.

 

Cuando la LEOC falla se pueden realizar distintos tipos de cirugía para solucionar el problema. Si la litiasis es ureteral se puede realizar una ureteroscopia. Esta cirugía se realiza entrando con un aparato de endoscopia con cámara por el meato uretral hasta la vejiga y de allí se entra en el uréter hasta la piedra para poder fragmentarla con distintos tipos de fuente de energía (láser, neumático etc…). Es una cirugía poco agresiva, aprovechando los orificios naturales y con una alta tasa de resolución de la litiasis. Cuanto más cercana a la vejiga se encuentra la litiasis más alta es la tasa de resolución. Una vez terminada la ureteroscopia se puede dejar o no un catéter ureteral

 

Cuando el tamaño de la piedra es superior a los 2-3 cm y se encuentra en el riñón, en litiasis que no han respondido a LEOC, y sobre todo en los casos de cálculos coraliformes, se realiza una Nefrolitotomía Percutanea (NLP). La NLP se realiza puncionando el riñón y dilatando el trayecto puncionado para entrar al riñón con una cámara de endoscopia y posteriormente fragmentar directamente la piedra con distintos fuentes de energía. La NLP permite no tener que abrir al paciente, y es menos agresiva, pero tampoco está exenta de complicaciones, siendo la más grave el hematoma y sangrado del riñón.

 

Existen distintos tipos de tratamiento médico según la composición de la litiasis, pero son sobre todo tratamientos preventivos y difícilmente por si solos (excepto excepciones) van a deshacer la litiasis.

 

La litiasis de ácido úrico debe manejarse con abúndate ingesta hídrica y alcalinizando la orina con citrato potásico o bicarbonato, a parte de intentar eliminar de la dieta todos los alimentos que puedan llevar uratos como los mariscos, vísceras, embutidos y salazones.

 

En la litiasis de cistina también debe alcalinizarse la orina con citrato potásico y forzar la ingesta de líquidos, y se dan tratamientos específicos contra la cistina tipo D-penicilamina, azetozolamida etc..

 

La litiasis de Estruvita o fosfato amónico magnésico interesa al revés que en las dos litiasis previas, acidificar la orina con acido acetohidroxámico, insistir en una adecuada hidratación y tratar con antibióticos las infecciones, que son la base de dichas litiasis.

 

Las litiasis de oxalato cálcico son las más frecuentes, y también se benefician de un aumento de la ingesta hídrica, así como del tratamiento con citrato potásico, intentando retirar de la dieta alimentos ricos en oxalato como las espinacas, acelgas, chocolate y también los alimentos ricos en uratos.

 

 

Dr. Oriol Angerri Feu

Especialista en Urología

Médico colaborador con Advance Medical

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Artículos relacionados

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre