3 Min de lectura | El acné de la espalda tiene características diferentes, muchas veces es más resistente al tratamiento habitual, y requiere un enfoque distinto al acné de la cara. ¿Cómo tratarlo?

Se tiende a pensar en el acné como un problema que afecta a la cara, pero existen acnés con una distribución diferente, que afecta a otras zonas de la piel, como el cuello, el pecho y la espalda. El acné de la espalda tiene características diferentes, muchas veces es más resistente al tratamiento habitual y requiere un enfoque distinto al acné de la cara. Aunque hay quienes lo llaman acné, no es un término que los dermatólogos manejemos.

¿El acné de la espalda es igual que el de la cara?

Es una alteración de la piel que tiene que ver con el taponamiento del folículo polisebáceo (el órgano del pelo y la grasa) y la inflamación que se puede producir asociada con dicho taponamiento.

En la espalda el acné tiende a afectar más a los chicos que a las chicas, y puede conllevar lesiones con más inflamación y creación de cicatrices secundarias. En algunos casos puede además asociarse de hidradenitis supurativa, una enfermedad que provoca lesiones parecidas al acné en las axilas y las ingles, y que puede ocasionar más dolor, supuración e inflamación.

¿Puede ser debido a alguna enfermedad o a la dieta?

Los acnés que afectan al tronco pueden venir causados por el consumo de corticoides o por alteraciones endocrinológicas como ciertas enfermedades de la glándula suprarrenal. En casos de sospecha, el dermatólogo puede indicar pruebas para estudiar el sistema hormonal.

El papel de la dieta en el acné es controvertido. Parece haber cierta relación con el consumo de altas cantidades de azúcares y lácteos, pero no para todos los pacientes. En todo caso, es un tema que cabe discutir con un dermatólogo experimentado.

¿Tiene un tratamiento distinto el acné de la espalda?

La piel de la espalda es menos delicada y más resistente que la piel de la cara, hace que los acnés que afectan a esta zona puedan tratarse con productos tópicos más potentes, que en la cara causarían más irritación. Así, en espalda es frecuente utilizar:

  • El peróxido de benzoílo a altas concentraciones
  • El ácido retinoico
  • Los antibióticos.

Cuando la inflamación es mayor y se producen lesiones inflamadas y supurativas más grandes (nódulos y quistes) es probable que el tratamiento tenga que ser en pastillas (vía oral). En general, se suelen utilizar los antibióticos como:

  • La tetraciclina
  • Sulfona
  • Isotretinoína (derivado sintético de la vitamina A) menos eficaz en el acné del tronco que en el de la cara.

En muchos casos, el acné de la espalda puede llegar a formar quistes que no suelen ceder con el tratamiento médico y necesitan ser extirpados con cirugía. En personas conciertos tipos de piel, este acné puede provocar queloides (cicatrices exageradas y antiestéticas) que pueden tratarse con parches oclusivos de silicona o infiltraciones de corticoide, pero en general no suelen operarse por el riesgo de aumentar la cicatriz.

Lo que debes saber:

  • Este tipo de acné tiene características diferentes, muchas veces es más resistente al tratamiento habitual, y requiere un enfoque distinto al acné de la cara.
  • En la espalda el acné tiende a afectar más a los chicos que a las chicas, y puede conllevar lesiones con más inflamación y creación de cicatrices secundarias.
  • Las características de la piel de la espalda, menos delicada y más resistente que la de la cara, hace que los acnés en esta zona puedan tratarse con productos tópicos más potentes.

¿Tienes dudas? Regístrate en Savia, la plataforma de servicios de salud digital de MAPFRE que te permite hablar gratis por chat con un dermatólogo para que te ayude a encontrar un tratamiento adecuado para tu tipo de acné de la espalda. Además, podrás comprar una consulta presencial con un dermatólogo al mejor precio.

REGÍSTRATE GRATIS


Dr. Jorge Romaní

Especialista en Dermatología
Médico consultor de Advance Medical