3 Min de lectura | La sensación de piernas cansadas se caracteriza por la “pesadez” en las extremidades inferiores al intentar movilizarlas, caminar, o simplemente al mantenerse de pie.

Los síntomas de las piernas cansadas aparecen con más frecuencia e intensidad en las épocas de calor y cuando la presión atmosférica es baja.

La sensación de piernas pesadas a menudo no implica la existencia de patología concreta o de importancia, pero en ocasiones puede ser debida a una afección de la venas de las extremidades inferiores conocida como insuficiencia venosa crónica y que debe ser correctamente evaluada y diagnosticada por el médico.

La insuficiencia venosa crónica provoca que las venas de las piernas presenten cierta dificultad a la hora de enviar la sangre de vuelta desde las piernas al corazón de un modo eficiente, y facilita la acumulación de líquidos o sangre en las zonas inferiores de las piernas, dando la sensación conocida como de piernas pesadas.

¿Por qué me duelen las piernas?

La causa principal de la insuficiencia venosa crónica puede radicar en algún problema de las venas profundas de las extremidades inferiores.

Estas venas tienen unas válvulas que impiden que la sangre que viaja hacia el corazón pueda “volver atrás“, hacia las zonas bajas de las piernas, facilitando así que la sangre vaya “hacia arriba“; de esta forma, cuando las válvulas de las venas de las piernas funcionan correctamente, la sangre fluye desde las piernas hasta el corazón sin acumularse, pero en las personas en que las válvulas de las venas están lesionadas o son insuficientes, la sangre tiende a acumularse en el interior de las venas (venas varicosas), así como en el tejido circundante, que permanece lleno de líquido (piernas hinchadas).

Algunos factores de riesgo que pueden ser causa o efecto de la insuficiencia venosa crónica son los factores genéticos, el género femenino (puede estar relacionado con los niveles de algunas hormonas), la edad, la obesidad, el embarazo, permanecer sentado o de pie durante largos periodos de tiempo o tener antecedentes de trombosis venosa profunda.

¿Qué síntomas produce?

Los síntomas más frecuentes suelen ser un dolor más o menos intenso en las piernas (sobre todo en las partes más bajas), sensación de pesadez o calambres en las extremidades inferiores, hormigueos y picor.

En algunos casos también se puede observar una hinchazón de la zona, presentando la parte baja de la pierna un aumento de su diámetro y volumen, incluso con la piel de la zona como “tirante” y “brillante”. Si con mucho cuidado se presiona con un dedo la zona inmediatamente superior al tobillo, se puede observar durante algunos minutos la marca que ha dejado el dedo por la presión (fóvea), debido a que con la presión ejercida con el dedo “deshinchamos” la piel de esa zona.

¿Se puede tratar?

El dolor y el hinchazón generalmente empeoran al estar de pie y mejoran al permanecer sentados o estirados con las piernas en posición horizontal.

Para ayudar a aliviar los síntomas de las piernas pesadas es necesario evitar permanecer sentados o de pie durante largos periodos de tiempo, especialmente en las épocas de calor, así como ejercitar las piernas (caminar o hacer ejercicio suave) para ayudar a bombear los líquidos desde las piernas de nuevo hasta el corazón gracias a la acción de la musculatura de las piernas.

También se recomienda el uso de medias compresivas (medias “descanso”) para disminuir la hinchazón de la zona afectada y mejorar la funcionalidad del sistema venoso de las piernas.

Es muy recomendable evitar usar ropa ajustada alrededor de los muslos para ayudar a la función de las venas de la zona inferior.

En algunos casos puede ser necesaria la administración de medicamentos para la mejora de la circulación sanguínea en las extremidades inferiores.

Atención a las heridas

Se aconseja también tener mucha precaución con las heridas o infecciones que se produzcan en las extremidades inferiores en las personas con insuficiencia venosa crónica, ya que ésta dificultará la curación de las mismas.

Lo que debes saber…

  • Muchas veces se debe a… una insuficiencia venosa crónica (dificultad de las venas de las piernas para enviar la sangre al corazón de modo eficiente).
  • Se manifiesta con… dolor, pesadez, calambres y, a veces, hinchazón de la parte baja de la pierna.
  • Se aconseja: cambiar de postura, ejercitar las piernas, usar medias comprensivas y evitar la ropa ajustada.

 

Recuerda que en MAPFRE cuidamos tu bienestar y el de los tuyos, por eso te ofrecemos un Seguro de Salud con las mejores coberturas para que siempre estés protegido ante cualquier patología o enfermedad.

CALCULA TU PRECIO

 

Dra. Elisabeth Herrero i Vila
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

Dr. Jordi Esquirol i Caussa

Medicina de Cabecera