Enfermedades | Endocrinas |

Crisis adrenal aguda

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

¿Qué es?

La crisis adrenal aguda es un déficit agudo en la capacidad de las glándulas suprarrenales para fabricar las hormonas glucocorticoides y mineralcorticoides.

¿Cómo se produce?

La crisis adrenal aguda constituye una situación clínica bastante grave, que requiere tratamiento de urgencia. En ella, la reserva funcional de la corteza suprarrenal está casi agotada, liberándose cifras muy bajas de glucocorticoides, sustancias esenciales para la vida.

 

Esta crisis aparece como consecuencia de una reducción brusca y mantenida de los niveles de glucocorticoides por destrucción de la corteza adrenal. Se observa en caso de hemorragia masiva bilateral de estas glándulas, o en pacientes con enfermedad de Addison mal tratada (dosis muy bajas de glucocorticoides) o en los que aparece una enfermedad aguda (por ejemplo, una infección).

 

Así, entre las causas capaces de producir una crisis adrenal aguda se distinguen:

 

A partir de una enfermedad de Addison, donde situaciones de estrés, infecciones, traumatismos, cirugía, vómitos, diarreas, etc., suponen un aumento en las necesidades de glucocorticoides por el paciente y al no ser administradas precipitan a una crisis suprarrenal.

 

Por supresión brusca de un tratamiento con corticoides de forma prolongada. Es la causa más frecuente de crisis suprarrenal.

 

Por destrucción en poco tiempo de las glándulas suprarrenales: sepsis meningocócica (síndrome de Waterhouse-Friderichsen), sepsis por Pseudomonas, hemorragia suprarrenal bilateral, infarto suprarrenal por trombosis o embolias.

Síntomas

La presentación clínica de la insuficiencia suprarrenal aguda incluye los siguientes síntomas:


  • Fiebre
  • Taquicardia
  • Deshidratación
  • Tensión arterial extremadamente baja
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de la gana
  • Náuseas y vómitos
  • Postración intensa
  • Reducción del nivel de conciencia

El cuadro suele llevar un curso agudo, y rápidamente progresivo si no se soluciona, llegando a causar la muerte.

Diagnóstico

El diagnóstico se sospechará en individuos en los que de forma más o menos brusca se van deteriorando y se vuelven inestables todos sus parámetros biológicos en el contexto de un proceso agudo como una infección, o bien en individuos con el antecedente de enfermedad de Addison.

 

La medición de los niveles de cortisol en sangre será diagnóstico (estarán muy disminuidos).

Tratamiento

El tratamiento de la crisis adrenal aguda debe ser muy precoz, siendo los objetivos esenciales:


  • Reponer el volumen de líquido de la sangre.
  • Corregir las alteraciones de los iones de la sangre (sodio, potasio, etc.).
  • Administrar glucocorticoides: Hidrocortisona por vía endovenosa en un primer momento hasta estabilizar al paciente para, posteriormente, ir introduciéndolo por vía oral y añadiendo, si se precisa, otro esteroide como la fludrocortisona.
  • Tratar los procesos desencadenantes.

Medidas preventivas

La crisis adrenal aguda surge la mayor parte de las veces, como una complicación de la enfermedad de Addison, por tanto, la mejor medida de prevención consiste en la educación del paciente hacia un perfecto conocimiento de su enfermedad, acudiendo rápidamente a su médico, cuando exista alguna situación que lo descompense, como traumatismos o infecciones.

 
 

Dr. José Félix Meco

Especialista en Medicina Interna

Médico consultor de Advance Medical

 

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx