2 Min de lectura | Los métodos naturales se definen como las técnicas de evitar embarazo a través de la observación de los síntomas y signos que se producen de forma natural en las fases fértil y estéril del ciclo menstrual. Hay varios métodos naturales: […]

Los métodos naturales se definen como las técnicas de evitar embarazo a través de la observación de los síntomas y signos que se producen de forma natural en las fases fértil y estéril del ciclo menstrual. Hay varios métodos naturales:

Método Ogino-Knaus:

Se basa en el calendario y consiste en evitar las relaciones sexuales durante los días fértiles del ciclo. Para ello se precisa un conocimiento previo del ciclo, identificando los días en que se produce la ovulación, que en ciclos regulares de 28 días ocurre durante el día 14 de ciclo aproximadamente. Se recomienda un registro de al menos 12 meses para estudiar bien el ciclo de cada mujer. Teniendo en cuenta que la vida del espermatozoide y del óvulo es de unas 24-72 horas no deben mantenerse relaciones entre los días 8 y 18-20 del ciclo.

Método de la temperatura basal:

Se basa en el hecho de que la ovulación puede ser determinada por los cambios en la temperatura basal de la mujer. Debe tomarse la temperatura todos los días antes de levantarse para detectar la subida de temperatura de unos 0,5 ºC aproximadamente que sigue a la ovulación y evitar las relaciones los esos días. Requiere primero de unos ciclos de entrenamiento para poder utilizarlo.

Coitus interruptus:

Consiste en la retirada del pene de la vagina antes de la eyaculación, pero tiene una alta tasa de fallos por la presencia de espermatozoides en el líquido preeyaculatorio y por que precisa de un autodominio por parte del varón.

Método Billings o del moco cervical:

Se basa en la observación diaria del moco cervical para determinar los días fértiles según el cambio del flujo vaginal. Los primeros días postregla el flujo es más pegajoso y denso y da una sensación de sequedad en la vagina y en los días fértiles es transparente, más fluido (como clara de huevo) y se siente más húmedo. Las relaciones deben ser a días alternos para evitar confundir el semen con moco cervical. Las relaciones deben evitarse hasta 4 días después del pico de moco más fluido.

Sintotérmico:

Combina algunos de los métodos descritos anteriormente, como la temperatura basal y el moco cervical. Precisa de un aprendizaje previo y de un registro.



Dra. Inés Bombí

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico consultor de Advance Medical