4 Min de lectura | La amigdalitis o anginas es una infección por contagio en la cual una o ambas amígdalas se infectan. El causante puede ser un virus o una bacteria.

Las amígdalas palatinas, comúnmente conocidas como anginas, son cúmulos de tejido linfático localizados a ambos lados de la orofaringe bajo el paladar blando. Además, constituyen la primera barrera defensiva frente a microorganismos patógenos procedentes de las vías respiratorias o de la orofaringe.

La amigdalitis es una enfermedad infecciosa adquirida por contagio a través del aire (al toser o estornudar) o por contacto directo (intercambio de saliva, contacto con objetos contaminados, contacto íntimo).  El período de incubación de la enfermedad varía entre 12 horas a 5 días desde que se produjo el contagio.

Infección por virus

La causa más frecuente de amigdalitis aguda es la colonización de la amígdala por virus que generalmente afectan al tracto respiratorio; otros virus como el responsable de la mononucleosis (o enfermedad del beso) el herpes o el VIH también son causa de amigdalitis. En este tipo de infección la garganta muestra placas en durante varios días y se resuelve espontáneamente sin dejar secuelas.

Síntomas amigdalitis vírica

  • Comienzo gradual y empeoramiento progresivo
  • Fiebre moderada (generalmente inferior a 39ºC)
  • Dolor moderado de garganta
  • Presencia de pequeños ganglios en el cuello
  • Enrojecimiento de las amígdalas
  • Aumento leve-moderada del tamaño de una o ambas anginas.
  • Poca afectación del estado general.

Tratamiento amigdalitis vírica

Es sintomático mediante el empleo de antitérmicos-analgésicos para el control de la fiebre y el dolor. Se aconseja tomar alimentos triturados templados y bebidas frías o a temperatura ambiente. Los enjuagues con colutorios antisépticos varias veces al día puede evitar la colonización de la faringe o las amígdalas por bacterias.

Tratamiento de dolor de garganta

Infección por bacterias

La segunda causa más frecuente de amigdalitis aguda es la colonización de la amígdala por bacterias que habitualmente proceden de la piel, la orofaringe o el tracto respiratorio. El tipo más frecuente es la amigdalitis estreptocócica producida por una bacteria conocida como Streptococo. Cuando la infección de la angina la produce una bacteria suele resolverse con tratamiento antibiótico adecuado en el plazo de unos días. La farinfoamigdailitis estreptocócica no tratada puede dar lugar a complicaciones poco frecuentes como la fiebre reumática o la glomerulonefritis aguda.

Síntomas amigdalitis bacteriana

  • Comienzo brusco y afectación del estado general
  • Fiebre elevada (generalmente superior a 39ºC)
  • Aumento del tamaño de los ganglios del cuello, siendo dolorosos a la palpación.
  • Es habitual que aparezcan otros síntomas como dolor de cabeza, náuseas, vómitos y/o dolor abdominal.
  • Anginas muy enrojecidas, aumento del tamaño de una o ambas amígdalas con presencia en la superficie de puntos rojos (pequeñas hemorragias), focos de pus (bacterias) o placas blanquecinas.

Tratamiento amigdalitis bacteriana

Requiere del empleo de un antibiótico específico frente al germen causante de la infección, además de tratamiento sintomático mediante el empleo de antitérmicos-analgésicos para el control de la fiebre y el dolor. Se aconseja tomar alimentos triturados templados y bebidas frías o a temperatura ambiente. Requiere del empleo de un antibiótico específico frente al germen causante de la infección, además de tratamiento sintomático mediante el empleo de antitérmicos-analgésicos para el control de la fiebre y el dolor. Se aconseja tomar alimentos triturados templados y bebidas frías o a temperatura ambiente.

Los Seguros MAPFRE Salud te ofrecen las mejores coberturas y especialistas con una amplia experiencia para tratar tanto las enfermedades infecciosas como cualquier otra. Infórmate sobre las diferentes pólizas y la asistencia de cada una para elegir la opción más adecuada a tu situación.

Lo que debes saber:

  • La infección de anginas de los pacientes inmunodeprimidos o diabéticos puede estar producida por la colonización de la amígdala por hongos patógenos  y necesitar ingreso hospitalario.
  • En algunas ocasiones es necesario realizar pruebas diagnósticas complementarias como una analítica de sangre o la toma de una muestra de exudado de la angina para poder establecer con exactitud el germen responsable.
  • Las infecciones que cursan con una importante afectación del estado general o con dificultad para el paso del aire a través de la orofaringe requieren de ingreso hospitalario para su tratamiento.
  • La amigdalectomía o extirpación quirúrgica de la amígdala se reserva para pacientes muy seleccionados.

 

¿Tienes dudas? Regístrate en Savia, la plataforma de servicios de salud digital de MAPFRE y habla con un médico por chat o videoconsulta y resuelve tus dudas sobre este tema. Además, podrás comprar una consulta con un médico general a domicilio al mejor precio y con los mejores especialistas.

 

Dra. Cristina Muñoz Gil
Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria
Medico consultor de Advance Medical