///Qué es el síndrome de Münchhausen

Qué es el síndrome de Münchhausen

4 minutos | El síndrome de Münchhausen consiste en narrar síntomas que no suelen corresponderse con una enfermedad concreta y que nunca son objetivados por el personal médico.

El síndrome de Münchhausen  es un trastorno psiquiátrico en el cual la persona se provoca varios y abigarrados síntomas para asumir el rol de paciente de forma inconsciente, provocando ingresos hospitalarios, realizando pruebas médicas innecesarias y sometiéndose a tratamientos médicos y quirúrgicos.

La enfermedad fue descrita inicialmente por el psiquiatra británico Sir Richard Asher  en 1951 que le otorgó el nombre en honor al protagonista de la obra “Las aventuras del Barón de Münchhausen”, escrita por Rudolf-Eric Raspe en 1784, donde se relataban las increíbles aventuras inventadas de un noble alemán que clamaba que eran ciertas al más pleno estilo quijotesco.

Síntomas de síndrome de Münchhausen

Quienes lo sufren son muy difíciles de evaluar. Se trata de personas que no buscan obtener un beneficio físico de sus simulaciones, sino una gratificación psicológica de la atención que les presta el personal médico al intentar averiguar la causa de sus padecimientos. Quienes padecen esta enfermedad suelen ser

pacientes con escaso apoyo social y familiar que buscan llamar la atención sin ser conscientes de ello. Sin embargo, no existen datos sobre las causas que la provocan.

Los pacientes acuden a las consultas de los médicos especialistas explicando dramáticamente sus síntomas pero suelen responder con vaguedad cuando se les hacen preguntas concretas o bien asentir ante cualquier sugerencia de síntoma o signo que pueda hacer el facultativo. Nunca se oponen a dejarse someter a exploraciones complementarias por muy cruentas que sean: analíticas, endoscopias, biopsias, exploraciones quirúrgicas, etc. Inicialmente parecen colaboradores pero cuando se les inicia un tratamiento suelen incumplirlo y presentar todo tipo de quejas.

Cuando son descubiertos suelen reaccionar con hostilidad, negarlo todo y, en general, suelen desaparecer y no volver nunca más al hospital o a la consulta médica. Son personas que suelen peregrinar por diversas consultas y centro médicos de los que van desapareciendo cuando no reciben el interés que desean del personal sanitario.

Además de narrar síntomas que no suelen corresponderse con una enfermedad concreta, estos pacientes pueden autoinfligirse lesiones cutáneas o presentar otros cuadros más complejos, como hematuria al introducirse ellos mismos objetos por la uretra, o bien sangrado por la boca (hemoptisis) al lesionarse la garganta con objetos punzantes o cortantes.

Un subtipo de esta patología psiquiátrica es el llamado síndrome de Münchhausen por poderes. En este caso quien padece la enfermedad es un progenitor (en general la madre) que inflige lesiones en su propio hijo para luego llevarlo con preocupación a urgencias para que le traten. Estos pacientes suelen presentar lesiones graves o síntomas complejos que el progenitor narra y que nunca aparecen cuando éste no está presente. En el caso de las lesiones, mejoran mientras el niño está ingresado y se suelen repetir al alta.

Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de Münchhausen  se basa en la sospecha clínica del médico y, además, deben estar presentes los tres factores siguientes:

  • Fingimiento o producción de síntomas y signos físicos o psicológicos por parte del paciente.
  • Necesidad de asumir el papel de enfermo.
  • Ausencia de incentivos externos (económicos, sociales, legales) que puedan provocar esta conducta.

NO CONFUNDIRLO

    El síndrome de Münchhausen se debe diferenciar de otros trastornos facticios, en los que el paciente finge unos síntomas y signos de manera consciente para obtener una ganancia objetiva, como una incapacidad, cobrar un seguro o indemnización, bajas prolongadas, evitar acciones legales, obtener analgésicos u otros fármacos. A diferencia de los que padecen el síndrome de Münchhausen, no colaboran con el médico y se niegan a someterse a pruebas que puedan descubrirlos.

Tratamiento

En primer lugar, para tratar el síndrome de Münchhausen debe descubrirse el engaño por parte del paciente. Sin embargo, una vez descubierto, el paciente suele desaparecer. Se debe intentar ganar la confianza del paciente y hacerle ver que se le intentará ayudar mientras se inicia tratamiento farmacológico psiquiátrico.

Medidas preventivas

No existen medidas preventivas contra esta enfermedad. En caso de sospechar que una persona cercana pudiera padecer el síndrome de Münchhausen es importante ponerse en contacto cuanto antes con un especialista. El Seguro de Salud MAPFRE, cuenta con un amplio cuadro de médicos en todas las especialidades. ¡Te informamos totalmente gratis de la póliza que más se ajusta a ti y a tu familia!

LO QUE DEBES SABER…

  • Es un trastorno psiquiátrico en el cual el paciente narra síntomas para ser tratado por especialistas y, en algunos casos, incluso puede autoinfligirse lesiones.
  • Actitud del paciente: producción de signos físicos o psicológicos, necesidad de asumir el papel de enfermo, ausencia de incentivos externos que puedan provocar esta conducta.
  • Los pacientes con escaso apoyo social y familiar suelen padecer esta enfermedad ya que buscan llamar la atención sin ser conscientes de ello.

 

Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

2019-07-03T10:07:56+01:0030 julio, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.