Inervación, respuesta sexual de la mujer

////Inervación, respuesta sexual de la mujer

Inervación, respuesta sexual de la mujer

La inervación es toda la trama de tejido nervioso que se encarga de dar la función motora sensitiva y autónoma de un territorio anatómico. En este caso nos centraremos en la inervación de los órganos pélvicos de la mujer.

La función motora es la que se ocupa de que los músculos se puedan contraer y la función sensitiva es la que informa al cerebro de las sensaciones táctiles, de temperatura, presión… de ese territorio y la función autónoma es todo aquello que se refiere al control de los órganos de un territorio anatómico que no dependen de nuestra voluntad, sino que se produce de forma espontánea y automática como la sudoración, vasodilatación, erección pilosa…

Qué pasa en la pelvis

En la pelvis la inervación proviene de una serie de nervios que se originan en las raíces nerviosas de la médula espinal a lo largo de las vértebras lumbares y sacras. Dan inervación a los órganos pélvicos: útero, ovarios y trompas de Falopio, vejiga urinaria, recto, vagina y vulva. Es la estimulación de estos plexos nerviosos la responsable de la respuesta sexual de la mujer: aumento de la secreción vaginal y la ingurgitación venosa causante de la erección del clítoris. Y otra función importantísima de estos nervios es la coordinación entre la relajación de esfínteres y contracciones musculares que hacen posible controlar de forma voluntaria la micción y la defecación.

Toda esta red nerviosa es compleja, de la médula espinal salen distintas raíces nerviosas a nivel de las vértebras lumbares y sacras que se combinan entre sí formando una red que se llama plexo.

Estos plexos son los responsables de controlar el funcionamiento de los órganos pélvicos sobre los cuales no tenemos control voluntario, es decir sistema nervioso autónomo:
El plexo ovárico es el que se origina más arriba, de las últimas vértebras dorsales y da inervación al ovario.
Más abajo está el plexo hipogástrico inferior, que a su vez se divide en Plexo vesical, Plexo rectal medio y plexo úterovaginal, que inerva útero, vagina, clítoris y bulbos vestibulares.

pelvis de la mujer

Nervios somáticos

De estas raíces nerviosas también se originan nervios somáticos, es decir, los que tienen función motora y sensitiva:

  • Nervio Ileoinguinal, que proviene de la primera vértebra lumbar (L1) que recoge la información sensitiva de monte de Venus y labios mayores
  • Genitocrural, que proviene de L1 y L2, aportando la información sensitiva de la parte anterior de la vulva
  • Musculocutáneo interno, originado en la segunda y tercera vértebras sacras (S2-S3) y es la rama sensitiva de vulva y periné
  • Pudendo, originado en S2, S3 y S4, tiene una rama sensitiva de la piel perianal, vulva, periné, clítoris, uretra y vestíbulo vaginal y una rama motora responsable de la contracción del esfínter anal externo, músculos perineales y diafragma urogenital

Patologías que pueden afectar a los nervios

  • Lesiones medulares traumáticas o tumorales que pueden ocasionar la pérdida completa de la función sensitiva, motora y autónoma desde la zona de lesión hacia abajo con parálisis completa de las extremidades inferiores y pérdida de control sobre los esfínteres y alteraciones en la esfera sexual
  • Enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple, que puede afectar a cualquier nervio, y concretamente a nivel pélvico puede manifestarse con incontinencia urinaria o, al contrario, imposibilidad de vaciar correctamente la vejiga o aumento de la frecuencia miccional
  • Neuropatías, afectación de un nervio en concreto, en nuestro campo el más importante sería el nervio pudendo, que puede verse afectado por compresión o atrapamiento debido a traumatismos, ciertas prácticas deportivas o la episiotomía del parto ocasionando una neuralgia del nervio pudendo.

Esta es una patología poco frecuente y difícil de diagnosticar, que se diagnostica mayoritariamente en ciclistas, que por su posición sobre la bicicleta pueden comprimir el nervio pudendo en su recorrido. Los pacientes afectados tienen dolor de alta intensidad en la zona baja de la pelvis y los genitales, sobre todo al sentarse y que se incrementa a lo largo del día y mejora con el descanso nocturno. Otros síntomas que pueden aparecer son el estreñimiento, las molestias al orinar o al mantener relaciones sexuales. El tratamiento es sintomático, fisioterapia, infiltraciones y si esto falla en ocasiones hace falta recurrir a la cirugía.

Lo que debes saber…

  • En la pelvis la inervación proviene de una serie de nervios que se originan en las raíces nerviosas de la médula espinal a lo largo de las vértebras lumbares y sacras.
  • Dan inervación a los órganos pélvicos: útero, ovarios y trompas de Falopio, vejiga urinaria, recto, vagina y vulva.
  • Es la estimulación de estos plexos nerviosos la responsable de la respuesta sexual de la mujer: aumento de la secreción vaginal y la ingurgitación venosa causante de la erección del clítoris.

 

Dra. Natalia Garcia Montaner
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico colaborador de Advance Medical

2019-11-19T11:15:47+02:0011 septiembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar