Salud Familiar | Niño | Reportajes |

La vuelta al cole

Publicado por

Valora este artículo

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Antes del inicio de las clases conviene retomar las rutinas propias del horario escolar para que el cambio no sea tan brusco.
  • Es importante preparar y motivar al niño antes comentándole qué horarios, compañeros y actividades se encontrará.
  • La actitud positiva de los padres es básica, por lo que no deben transmitirse sentimientos de pereza o negatividad ante la vuelta a la rutina.
 

Tras las vacaciones,  para los peques de la casa les supone un esfuerzo considerable: nuevos horarios, madrugar, la vuelta a la rutina… Y los padres, como no, también. Todo eso supone más disciplina, compra de ropa o de uniforme, de libros, y una infinidad de compromisos que exigen un esfuerzo tanto para los hijos como para los padres. Es importante ser muy positivo y vivir en familia estos momentos con ilusión y entusiasmo.

 
Salud niño-monográficos-infantiles-vuelta al cole

Comenzar con buen pie depende, en buena parte de la actitud de los padres, son también protagonistas junto con sus hijos en la vuelta al colegio. Para ello es fundamental, en primer lugar, que no les trasmitamos sentimientos negativos por el final de las vacaciones de verano. Debemos abstenernos de comentar la pereza que nos da la vuelta al trabajo.

 
El comportamiento del niño es comprensible. Reacciona a los cambios del mismo modo que nosotros, los adultos. Es como cuando vamos a un trabajo por primera vez. Nos ponemos nerviosos, ansiosos, y al niño le pasa lo mismo, aunque lo exteriorice y manifieste de una forma distinta.

Cómo hacer más fácil “la vuelta al cole”

  • Ser positivos: hablar al niño sobre lo fantástico que será el reencuentro con los compañeros y amigos, las cosas nuevas que va a aprender, las colonias, excursiones. Recordar los buenos momentos del curso anterior puede ser de gran ayuda.
  • Escuchar al niño en todas sus preocupaciones e inquietudes. No se deben menospreciar los sentimientos del niño y se deben responder con sinceridad a todas sus preguntas. Nos debemos interesar por los temores del niño y darle toda la confianza y el apoyo posible. Para él, la vuelta al colegio, es un reto.
  • Antes de acabar el verano es muy interesante volver mínimamente a las rutinas del horario escolar para que la entrada al cole no sea tan brusca
  • Prepara todo el material escolar junto con el niño: forrar los libros e identifícalos con el nombre, preparar el estuche, el uniforme… Es aconsejable que el niño elija la mochila y el estuche que quiera llevar a la escuela.

El primer día

Debemos hablar con el niño los días previos al inicio del colegio explicándole qué se va a encontrar, los nuevos horarios y actividades. Ser positivo es fundamental y, tener en cuenta que, probablemente el primer día de cole no será un día maravilloso.
 
Es importante que el primer día de colegio sean los padres quienes acompañen al niño. Dejar un día libre de nuestras vacaciones para este fin es extremadamente importante para nuestros hijos. Es un día especial y tendremos que hacer lo posible porque sea un día alegre. El niño se siente acompañado por las personas más importantes de su vida.
 
El momento de la despedida puede ser difícil pero debemos mostrar seguridad y confianza a la hora de decir “hasta luego” al niño. Transmitir al niño que se queda en buenas manos le ayuda muchísimo aunque se quede llorando. Es un momento que no se debe alargar en exceso.
 
El momento de la recogida del cole también es importante que sean los padres los que vayan a la escuela. Debemos ser puntuales y mostrarnos alegres e ilusionados.
 
Suscríbete al Boletín de noticias y novedades

La adaptación

Los niños se adaptan al colegio en una o dos semanas. En general se alegran de volver a ver a sus amigos y encontrar otra vez la rutina diaria. Si la adaptación se alarga más debemos estar atentos a posibles conflictos emocionales del niño.
 
La adaptación casi siempre no es un problema. Depende mucho del carácter del niño. Cada niño reacciona de una forma distinta y en esta situación no se puede hacer comparaciones.
 
Cuando el niño va a la guardería o la escuela por primera vez normalmente se aplica un horario de adaptación para que poco a poco el niño se vaya acostumbrando a la nueva realidad. Todo dependerá de la disponibilidad de tiempo que tengan los padres y de las normas de la escuela.

La mochila

Es un tema de preocupación para padres y maestros. Cada vez más las mochilas van más cargadas de libros y libretas que pueden ocasionar problemas de espalda a los más pequeños, debido al sobreesfuerzo y a la fatiga muscular.
 
Salud niño-monográficos infantiles-vuelta al cole-mochilas

Es importante hacer una buena elección del tipo de mochila y tener especial cuidado en no cargarla demasiado.
 
Lo ideal es que el peso de la mochila no supere el 10% del peso del niño. Además el tamaño de la mochila no debe ser mayor que el torso.
 
Las mochilas más adecuadas son aquellas con los tirantes anchos, extensibles y  acolchados y con cinturón a nivel del abdomen que permite distribuir mejor el peso. Es muy conveniente que dispongan de varios compartimentos para distribuir los objetos más pesados. La bolsa debe quedar a unos 5 cm por encima de la cintura.
 
En cuanto a las mochilas de ruedas que, cuando salieron al mercado parecía ser una alternativa más adecuada, tampoco son la solución más correcta ya que los niños tiran de ellas, produciendo así un aumento de la curva lumbar y provocando dolores de espalda. Lo ideal es que los niños no lleven más peso de lo recomendado.
 
Organizar la mochila poniendo los libros más pesados cerca y pegados a la espalda.
 
Si se opta por llevar mochilas con ruedas el niño debe mantener la columna recta, y no curvada, para llevar la mochila.
 
Es recomendable no llevar la mochila muy cargada durante más de 15-20 minutos.
 
En el caso de que haya muchos libros, llevar parte del peso en las manos.
 
Practicar algún deporte para fortalecer la musculatura de la espalda es adecuado a cualquier edad.

Las buenas costumbres

Salud Niño. Monográficos infantiles. La vuelta al cole

Las vacaciones son un momento ideal para  instaurar un hábito tan importante como es el del desayuno. Es una buena ocasión para estar en familia, fomentar el diálogo y los buenos hábitos. Durante el curso, con  las prisas, olvidamos la importancia de esta comida que debería aportarnos entre el 20 y el 30% de las calorías que diariamente necesitamos.
 
El desayuno ideal estaría compuesto de: lácteos, cereales y fruta. Un desayuno adecuado, además de contribuir a un mejor rendimiento físico y cerebral. Recuerda que ante cualquier problema con tus hijos ya sea de salud o psicológico, lo mejor es estar respaldado por un  Seguro de Salud.
 
Dieta infantil

 
 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical
 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx