////Comer chicle en la infancia, ¿si o no?

Comer chicle en la infancia, ¿si o no?

4 minutos | Los chicles son una de las chucherías con más atractivo para los niños. Conozcamos las ventajas y desventajas de comer chicle, y cuándo pueden empezar a tomarse.

El chicle es una golosina muy atractiva para los niños. Quizás porque no se les permite comerlos por riesgo de atragantamiento hasta que son suficientemente mayores, y cuando llega el momento se sienten “niños grandes”, o por el marketing que los envuelve. En cualquier caso, pocos niños se resisten a comer chicle cuando llega el momento.

Ventajas de comer chicle

  • Según un estudio realizado por la Escuela de Odontología de la Universidad del Pacífico, comer chicle que contengan xilitol podría resultar muy favorable ya que esta acción ayuda a limpiar la boca de restos de alimentos y azúcares, además de neutralizar ácidos de la placa bacteriana, estimular la remineralización y endurecer el esmalte dental, todo ello ayudando a reducir la incidencia de caries. Por lo que los chicles con xilitol pueden resultar útiles si se está fuera de casa y no hay posibilidad de que los pequeños de laven los dientes.
  • Se recomienda no masticar chicle más de 30 minutos seguidos, ni más de 60 minutos al día, teniendo en cuenta que a partir de los 30 minutos pierde parte de sus propiedades adhesivas disminuyendo así su capacidad de captar bacterias, los expertos aconsejan mascarlo alrededor de 20 minutos.
  • Comer chicle también aumenta la producción de saliva, lo que facilita la digestión. Además, es útil como sustitutivo de otros alimentos menos saludables y ricos en azúcares como el resto de chucherías. Por supuesto, quedan excluidos aquellos chicles que contienen azúcar, pues el consumo de azúcar refinado contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, caries, etc.
  • También se ha recomendado, en niños muy ansiosos, como método para reducir “los nervios”. La acción mecánica y repetitiva de comer chicle puede ayudar a reducir momentáneamente esa tensión.

Desventajas de comer chicle

Aunque el consumo de chicles sin azúcar puede ofrecer algunos beneficios, siempre debe ser de manera puntual, pues si se abusa de él, puede tenerniña y niño comiendo chicle muchas desventajas.

  • En el caso de niños que mascan chicle continuamente, pueden desarrollarse problemas mandibulares, “ese trabajo extra” durante un tiempo mucho mayor al de la masticación habitual, puede producir a largo plazo un desgaste adicional de nuestros dientes. Además, si se consume en exceso, altas dosis de xilitol puede generar gases, irritación intestinal, acidez e incluso provocar diarreas, pues el sorbitol, ingrediente en los chicles sin azúcar, tiene efecto laxante.
  • Los niños con ortodoncias u otros aparatos dentales no deben masticar chicle pues puede engancharse a las diferentes piezas y deteriorarlas, si esto pasa no dude en consultar con su odontólogo.

¿Existe un límite máximo?

Es difícil poner una cifra de chicles permitidos, algunos autores refieren no exceder nunca el consumo de 4-5 chicles al día, algo excesivo para los niños, ya que lo ideal sería ofrecerlo únicamente en aquellos momentos en que pueda ser útil, tanto si no pueden lavarse los dientes, como si evita que acaben comiendo otros alimentos poco saludables.

niño haciendo una bomba de chiche

¿A qué edad pueden masticar chicle?

No se recomienda ofrecer chicle a los niños menores de cuatro años, pues el riesgo de atragantamiento es alto, y la seguridad del niño debe prevalecer por encima de otras cuestiones. En muchas ocasiones no comprenden que no debe tragarse, si no que solo debe mascarse, por lo que el riesgo de asfixia aumenta.

Primeros chicles del niño

Se aconseja no ofrecer grajeas de chicles a niños muy pequeños en edades tempranas, pues son más fáciles de tragar y son más duros. Son preferibles los chicles alargados de forma rectangular, mucho más blandos, y fáciles de partir para ofrecer un trozo más pequeño.

Conclusión

Debe quedar claro que mascar chicle sin azúcar no sustituye el lavado dental, así lo afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto significa que, siempre que sea posible, los pequeños (y también los mayores) deben cepillarse de manera adecuada los dientes, incluyendo el uso del hilo de seda dental y de enjuague bucal. Pero el chicle puede ser muy útil, si los niños tienen más de cuatro años, en aquellas ocasiones en que lavarse los dientes no sea posible.

 

Lo que debes saber…

  • Los chicles con xilitol pueden resultar útiles si se está fuera de casa y no hay posibilidad de que los pequeños de laven los dientes.
  • En el caso de niños que comen chicle continuamente, pueden desarrollarse problemas mandibulares, “ese trabajo extra” durante un tiempo mucho mayor al de la masticación habitual, puede producir a largo plazo un desgaste adicional de los dientes.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) deja muy claro que mascar chicle sin azúcar no sustituye el lavado dental, y siempre que sea posible debe hacerse una correcta higiene dental.

 

Mónica Carreira
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Máster en nutrición pediátrica

2019-07-04T09:30:28+02:0011 enero, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.