////Fisioterapia pediátrica para bebés y niños

Fisioterapia pediátrica para bebés y niños

3 minutos | La fisioterapia pediátrica en niños y bebés está más extendida de lo que la población cree y si no lo está más es por desconocimiento. Por ello, vamos a intentar explicar qué es y cómo puede beneficiar.

¿Qué es la fisioterapia pediátrica?

Definiríamos fisioterapia pediátrica como una formación especializada que permite realizar intervenciones terapéuticas muy diferentes al resto de especializaciones de la fisioterapia, y que principalmente va orientada a niños y bebés.

La mayor parte de la población entiende y comparte que un niño precise de fisioterapia pediátrica cuando tiene problemas para desarrollar su papel de niño por cualquier problema que le impide realizar las actividades de la vida diaria sin dolor. Lo que la gente desconoce es que la fisioterapia respiratoria en esta población es muy útil añadida al tratamiento farmacológico, ya que reduce el tiempo de mejora notablemente.

Entonces, ¿qué es la fisioterapia pediátrica respiratoria en niños y bebés?

Los bebés tienen una menor capacidad pulmonar. Además, apenas saben toser, por lo que la tos no es capaz de movilizar la mucosidad de manera eficaz para extraerla. A esto se le añade el hándicap de que las vías respiratorias en estos pequeños son más estrechas y se inflaman con facilidad. Es en este contexto en el que la figura del fisioterapeuta cobra importancia, ya que mediante la realización de diferentes maniobras conseguimos alargar la fase de expulsión de aire y ganar más capacidad pulmonar. La suma de las dos consigue movilizar mucosidad y de esta manera mejorar la sintomatología y el estado del bebé/niño.

¿Qué beneficios tiene?

manos de mujer realizando un masaje en la espalda a un bebé

 

A parte de los ya mencionados, como son la mejora de la sintomatología y de la capacidad pulmonar, con este tipo de intervenciones se intenta reducir la cantidad de medicación que se le da al bebé. Ojo, no decimos que no haya que medicarlo, decimos que intentamos complementar el tratamiento y en algunas ocasiones son tan notables los resultados que el tratamiento farmacológico se ve reducido.

¿Cómo se hace? ¿Es peligroso?

Durante el tratamiento en todo momento estarán los padres del pequeño delante, ya que es muy importante tanto para el bebé como para los padres el contacto entre ambos. La confianza es fundamental. No es peligroso y durante la sesión veréis como se le ponen las manos encima del tórax y mediante diferentes compresiones y movilizaciones del mismo se controlan las respiraciones, buscando las deseadas. “El bebé o niño llorará y se cansará, pero tranquilos, es normal y no pasa nada.”

¿Ha empezado a sacar mucosidad al llegar a casa, pasa algo?

No pasa absolutamente nada, es normal. No es un tratamiento que implica sacar mucosidad en consulta y nada más salir del centro ya no se saca más. Todo lo contrario, los efectos se prolongan a lo largo del día y es normal que estando en casa expectore más de lo habitual.

¿Lo podemos hacer nosotros como padres?

Ante esta pregunta es importante decir que el fisioterapeuta es el que valora el estado de paciente y el que decide si en la fase en la que nos encontramos se les pueden enseñar ejercicios a los padres para que los hagan con el bebé en casa. En determinadas fases enseñamos a los padres a realizar ciertas técnicas. Practicamos y resolvemos dudas en consulta y si no se ven seguros no pasa nada y las dejamos para la consulta.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Dependerá de la patología y el momento en que lo abordemos, pues no es lo mismo una enfermedad crónica como es el asma, que una bronquiolitis en una fase inicial en que en una sesión los resultados son deslumbrantes y en pocas sesiones solventamos la sintomatología más importante.

LO QUE DEBES SABER…

    • La fisioterapia respiratoria en niños es muy útil añadida al tratamiento farmacológico, ya que reduce el tiempo de mejora notablemente.
    • Mediante la realización de diferentes maniobras conseguimos alargar la fase de expulsión de aire y ganar más capacidad pulmonar. La suma de las dos consigue movilizar mucosidad y de esta manera mejorar la sintomatología y el estado del bebé/niño.
    • El número de sesiones dependerá de la patología y el momento en que lo abordemos, pues no es lo mismo una enfermedad crónica como es el asma, que una bronquiolitis en una fase inicial.

 

Carlos Maestro Lara
Grado en Fisioterapia, mención en Terapia manual, Máster en Investigación Traslacional
Fisioterapeuta consultor de Advance Medical

 

2020-09-22T12:10:58+02:0030 julio, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.