Es necesario que verifique su email para continuar. Por favor, revise su bandeja de entrada
Su email se ha verificado correctamente
Validación de email incorrecta
Su perfil se ha guardado correctamente
La dirección de correo electrónico ya está registrada. Debe asociar la cuenta desde su perfil.
Cuentas enlazadas correctamente.
No ha sido posible enlazar las cuentas.
 

Hidratación, también en invierno

///Hidratación, también en invierno

Hidratación, también en invierno

En cualquier época del año es importante hidratarse adecuadamente. Aunque es en verano cuando nos acordamos y nos apetece más beber, y necesitamos más cantidad, no significa que ahora debamos descuidar nuestra ingesta hídrica.   Resulta muy importante mantener un […]

En cualquier época del año es importante hidratarse adecuadamente. Aunque es en verano cuando nos acordamos y nos apetece más beber, y necesitamos más cantidad, no significa que ahora debamos descuidar nuestra ingesta hídrica.

 

Resulta muy importante mantener un buen estado de hidratación y debemos recordar que es esencial para un correcto rendimiento a nivel cognitivo, fundamental en cualquier caso y especialmente en tiempo de exámenes.

 

LO QUE DEBES SABER…

Funciones del agua y consecuencias de la deshidratación

El agua es un elemento fundamental en nuestro organismo, forma parte de nuestras estructuras y de infinidad de procesos metabólicos. Interviene en la respiración, la digestión, la termorregulación, etc. Además, su déficit afecta al rendimiento tanto físico como mental. Se pueden ver afectadas por la deshidratación la memoria a corto y largo plazo, la coordinación motora, el tiempo de reacción y la discriminación perceptiva, reduce los niveles de alerta y la capacidad de concentración y puede ocasionar dolores de cabeza.

Fundamental en deportistas y estudiantes

La deshidratación conlleva una merma en las capacidades físicas y psíquicas, por lo que se debe prestar especial atención a la hidratación de personas como:

 

  • Deportistas: especialmente si el deporte se realiza en ambiente caluroso y clima seco y sobre todo si se trata de prácticas de larga duración. Las necesidades hídricas serán mucho mayores y una leve deshidratación tendrá efectos en el resultado deportivo si se trata de una competición pero también cabe el riesgo de deshidrataciones importante con consecuencias fatales.
  • Estudiantes: en este caso los requerimientos de agua no tienen por qué estar incrementados pero si la deshidratación puede jugar malas pasadas en el rendimiento académico, tanto en clase, como en las temidas épocas de exámenes. La memoria es muy sensible al estrés, pero también a una insuficiente hidratación. La deshidratación puede afectar a las capacidades de percepción, asociación, categorización y visualización. Incluso una deshidratación leve puede provocar fallos de rememoración, velocidad de reconocimiento, retención de series de dígitos, razonamiento y vocabulario.

Equilibrio hídrico

hidratarse en invierno-mujerPérdidas hídricas

 

Vamos deshidratándonos poco a poco pero de manera constante a través de la respiración y la transpiración cutánea. Además de ello los procesos de micción y defecación son por supuesto la vía actual por la que eliminamos mayor cantidad de agua del organismo. Ahora bien, debemos tener en cuenta situaciones especiales como episodios de diarrea o vómitos que aumentarán notablemente las pérdidas hídricas. También aumentarán nuestras necesidades de agua en caso de fiebre, si estamos en un ambiente muy caluroso y/o muy seco, etc.

 

Así pues en cuanto a pérdidas hídricas debemos considerar:

 

  • La orina y las heces.
  • La respiración y la transpiración cutánea.
  • Situaciones patológicas: diarrea, vómitos, fiebre.
  • Ambiente muy caluroso y/o muy seco.

Nos hidratamos

Las vías de hidratación principales son muy claras pues recibimos agua a través de la ingesta de bebidas y alimentos. También recibimos una pequeña cantidad de agua proveniente de procesos metabólicos. Así pues, obtenemos agua gracias a:

 

  • Bebidas: agua, infusiones, batidos, zumos, tés y cafés, refrescos, etc.
  • Alimentos: frutas y verduras son los alimentos más ricos en agua aunque también obtenernos agua de carnes, pescados, legumbres y cereales hervidos, etc.
  • Procesos metabólicos: en la metabolización de macronutrientes (hidratos de carbono, lípidos y proteínas) obtenemos unos 300mL.

Situaciones especiales (niños y ancianos)

bebé bebiendo aguaLos niños tienen mayor porcentaje de agua en su organismo, su actividad física suele ser importante y aunque en principio la sensación de sed les tendría que hacer acudir a tomar agua cuando lo requieran pueden estar “más ocupados” jugando o haciendo otras actividades por lo que no debemos descuidar su hidratación, ofreciendo agua de vez en cuando. En el caso de los ancianos el reflejo de la sed se puede haber ido perdiendo con los años y no sentir la necesidad de beber a pesar de estar ya sufriendo deshidratación, si a ello sumamos estados de salud comprometidos debemos prestar especial atención a su buena hidratación, especialmente en verano o si van muy abrigados.

Requerimientos diarios

botellas de aguaSe aconseja ingerir entre 2 y 3 litros diarios de líquidos. Las necesidades varían entre personas en función de la edad, el sexo, la actividad física, el ambiente que nos movemos (temperatura y humedad fundamentalmente), etc. Pero en términos generales podemos considerar que las mujeres necesitan alrededor de 2,7 litros diarios de agua, de los cuales 2,2 l deberían llegar mediante las bebidas y los hombres unos 3,7 litros, unos 3 l tendrían que provenir de bebidas.

Ideas para estar bien hidratado

El agua siempre debe ser la forma fundamental de hidratarnos pero también es aconsejable que aquellas personas con dificultad para beber lo suficiente vayan alternando bebidas ya que de esta forma terminamos bebiendo mayor cantidad de líquidos con más facilidad. Debemos descartar refrescos y bebidas alcohólicas como fuente de hidratación. Se aconseja tomar agua, infusiones, agua con unas gotitas de limón, licuados de frutas o verduras, caldos vegetales, etc., y en caso de normopeso o bajo peso podemos tomar leche, batidos de leche y fruta, zumos de fruta natural, granizados de fruta, bebidas de chocolate, etc.

 

 

Mercè Gonzalo

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos

Nutricionista consultora de Advance Medical

 

Leer más
Hidratación, también en invierno
Valora este artículo
2018-06-10T18:28:54+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Hidratación, también en invierno
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar