Salud Familiar | Bebé | Nutrición |

Ingesta hídrica

Publicado por

Valora este artículo

El agua es el elemento cuantitativamente más importante en el ser humano. En el recién nacido supone el 85% de su peso y, al año de vida, el 65% del peso. A partir de aquí la proporción de agua se mantiene constante hasta la vida adulta.

 

Las fuentes de obtención de agua son tres:

 

  1. El agua que se bebe
  2. El agua de los alimentos
  3. El agua que genera nuestro propio organismo (se llama agua metabólica), que se obtiene de oxidar los alimentos.

Durante el primer año de vida los requerimientos de agua son muy elevados, aproximadamente de 1,5 mililitros por kilocaloría consumida (1,5 mL/Kcal) aproximadamente 150 mililitros por kilo de peso. A partir del segundo año de vida las necesidades de agua disminuyen hasta 1 mL/Kcal.

 

En la lactancia materna exclusiva no es necesario dar agua al bebé. Como se ofrece el pecho a demanda, el bebé succiona cuando tiene hambre o sed. Tan sólo en situaciones de calor extremo donde se pueda pensar que el lactante suda mucho y tiene mucha sed se le puede ofrecer algún sorbito de agua baja en sodio.

 

Con la lactancia artificial hay que ir ofreciendo agua entre tomas en los casos de calor extremo, vómitos y diarrea.

 

Cuando se introducen los alimentos complementarios el agua, la leche y los zumos naturales (no envasados) son los líquidos que debe beber el bebé. Se debe ofrecer agua durante todo el día y durante las comidas; hay que hidratar al bebé a menudo, sobre todo durante el verano.

 

El agua ha de ser de baja mineralización (con poco sodio); las casas comerciales ya suelen poner en el etiquetado si el agua que embotellan es apta para dietas infantiles. No es necesario hervirla, tan solo hay que extremar la limpieza de los vasos o biberones donde el niño bebe el agua y, si lo hace directamente de la botella, que nadie más beba directamente de la misma.

 

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre