4 Min de lectura | El número de fetos por gestación varía entre las distintas especies. En los humanos, la proporción entre el tamaño de la madre y el feto hace que el número óptimo de fetos a gestar simultáneamente sea de uno para minimizar los riesgos del embarazo,, y para ello la naturaleza tiene sus sistemas de seguridad para hacer que habitualmente la mujer genere un solo óvulo por ciclo.

¿Por qué han aumentado los embarazos gemelares?

En la raza humana uno de cada 80 embarazos es de dos fetos simultáneamente, uno de cada 6.400 trillizos, y uno de cada 52.000 cuatrillizos. Estas frecuencias han aumentado en las últimas décadas por dos motivos principales:

  • Las técnicas de reproducción asistida: los tratamientos inductores de la ovulación hacen que el número de óvulos generados en un ciclo sean múltiples y en los tratamientos de fertilización in vitro algunas veces se decide transferir más de un embrión a la vez para aumentar las posibilidades de embarazo.
  • La edad materna: cada vez afrontamos el embarazo a edades más avanzadas y, a mayor edad, mayor riesgo de fallos en la ovulación y más probabilidad de que se ovule más de un óvulo por ciclo. Se calcula que la posibilidad de gestación múltiple espontánea es el doble entre los 35 y 39 años que entre los 20 a 25.

Tipos de embarazos gemelares

Hay dos tipos de embarazos gemelares absolutamente distintos desde muchos puntos de vista:

Bicigótico

Constituye el 67% de los gemelares, y se conoce popularmente como embarazo de mellizos. Se trata de la gestación simultánea de dos óvulos distintos fecundados por dos espermatozoides distintos, son dos hermanos gestados simultáneamente y pueden parecerse más o menos igual que cualquier pareja de hermanos y pueden tener sexos distintos.

Son el tipo de embarazos gemelares que tienen un componente genético, pues el hecho de que una mujer pueda dar dos óvulos en un mismo ciclo es un rasgo que pueden compartir distintos miembros de la misma familia.

Monocigótico

Sucede en el 33% de los embarazos gemelares. Se trata de un embarazo que inicialmente era único y que durante los primeros días de gestación se divide en dos, que serán individuos idénticos y del mismo sexo. Se trata de un “accidente” producido al azar, no tiene una mayor incidencia familiar. En función del momento en que se produce la división habrá distintos tipos de esta categoría de gestaciones gemelares:

  • Hasta el tercer día tras la concepción será bicorial biamniótico, lo que significa que cada uno de los gemelos tiene su propio saco amniótico y su placenta. El curso del embarazo y sus complicaciones no difiere del embarazo bicigótico y es imposible distinguirlos durante el embarazo.
  • Entre el tercer y noveno día post concepción será monocorial biamniótico, lo que significa que cada gemelo está en su propio saco amniótico pero comparten placenta
  • Entre el noveno y treceavo día post concepción será monocorial y monoamniótico, comparten placenta y están en el mismo saco.
  • Más allá del treceavo día es monocorial, monoamniótico y con fusión de los fetos (siameses), placenta compartida, los gemelos están juntos en el mismo saco y comparten alguna parte de su organismo por la que están unidos.

ecografia de gemelos

¿Tiene más riesgos un embarazo gemelar?

Los embarazos gemelares en general se consideran de riesgo; las gestantes gemelares presentan mayor riesgo de hiperémesis gravídica, anemia, preeclampsia, diabetes gestacional y retraso de crecimiento intrauterino. El parto tiene mayor riesgo de ser prematuro, de cesárea y de sangrado postparto.

  • Además, existen unas complicaciones propias de los embarazos monocoriales: nos podemos hacer a la idea de la gravedad de unos gemelos siameses, pero el hecho de compartir la placenta o el saco también son hechos críticos, que pueden conllevar complicaciones muy graves.
  • Por compartir el saco amniótico los gemelos pueden enredar sus cordones umbilicales, y por compartir la placenta se puede presentar una complicación muy frecuente en este tipo de gestaciones gemelares llamada transfusión feto fetal, que implica que la distribución del territorio de la placenta que comparten no es pareja entre ellos, uno recibe menos aporte sanguíneo con lo que sufre una restricción y crece menos.
  • El gemelo que recibe más no sale beneficiado, pues su corazón sufre una sobrecarga que lo daña. Es una complicación irreversible que, sin tratamiento, acabará con la vida de ambos gemelos.

Afortunadamente, hoy en día en cuanto se diagnostica este proceso se puede intentar una atrevida intervención: se realiza una laparoscopia para sellar los vasos placentarios de manera que cada gemelo reciba sangre de un territorio equilibrado de la placenta. Si la intervención tiene éxito, el curso del embarazo seguirá con los mismos riesgos de un embarazo gemelar bicorial.

A pesar de todos los riesgos y complicaciones de los embarazos gemelares no todo son desventajas, si todo termina felizmente no hay duda de que se trata de una experiencia muy especial para los padres y los hermanos, que tendrán una relación única entre ellos, y hay estudios que demuestran que aprenden  mejor a compartir y son más sociales que los hijos de embarazos únicos.

Lo que debes saber…

  • Las técnicas de reproducción asistida y la edad materna han hecho aumentar la frecuencia de embarazos gemelares de un tiempo a esta parte.
  • Las gestantes gemelares presentan mayor riesgo de hiperémesis gravídica, anemia, preeclampsia, diabetes gestacional y retraso de crecimiento intrauterino. El parto tiene mayor riesgo de ser prematuro, de cesárea y de sangrado postparto.
  • A pesar de todos los riesgos y complicaciones de los embarazos gemelares no todo son desventajas, si todo termina felizmente no hay duda de que se trata de una experiencia muy especial para los padres.

Dra. Natalia Garcia Montaner

Especialista en Ginecología y Obstetricia de Teladoc