3 Min de lectura | El cuidado cosmético del contorno de los ojos debe ser prioritario a partir de los 25 años para mantener la piel elástica y mitigar las ojeras, bolsas y arrugas. ¡Descubre cómo cuidar la zona del contorno de ojos!

La piel que protege el contorno del ojo es muy delgada (entre 0,35 y 0,5 mm) y su epidermis cuenta con pocas glándulas sebáceas y sudoríparas. A su vez, las fibras de colágeno, la elastina y la hipodermis (parte entre la dermis y el músculo) son muy delicadas y apenas tienen grasa (a diferencia de otras partes de la cara).
Todos estos factores son los que provocan los típicos efectos como ojeras, bolsas y arrugas. Por eso, debemos seguir una rutina diaria de cuidados básicos para el contorno de ojos que incluya: limpieza, buena hidratación y nutrición.

Rutina diaria para el cuidado del contorno de ojos

Debes saber que mantener una rutina de limpieza diaria es uno de los puntos cruciales dentro de todo el proceso de cuidado de la piel que rodea los ojos. A continuación, te damos algunos consejos y te indicamos qué pasos debes seguir para mantener la piel del contorno de ojos lo más sana y joven posible.

1. Limpiar y desmaquillar

  • Si sueles maquillarte a diario, no te olvides de utilizar un desmaquillador de ojos bifásico con predominio graso que aplicarás con un algodón para retirar la máscara de pestañas en un movimiento suave hacia el exterior del ojo.
  • Para la zona de los párpados, utilizaremos una loción limpiadora “2 en 1” que podemos utilizar también para limpiar toda la cara.
  • En los párpados evitaremos siempre productos demasiado densos y con perfumes que podrían irritar los ojos. Lo ideal es utilizar un preparado muy ligero, en emulsión o en gel, que tengan la ventaja de absorberse rápidamente al ponerlos sobre la piel.

2. Hidratar y nutrir

Debemos aplicar la crema en pequeñas cantidades (como si fuera un grano de arroz) y siempre en la zona donde acaba el hueso, nunca en la piel que hay sobre las pestañas superiores o interiores, ya que puede provocar irritación o que te entre crema en el ojo.

Recuerda que no es necesario extender la crema, como normalmente hacemos en el resto de la cara, sino que con dar unos toquecitos con las yemas de los dedos (desde el interior hacia fuera) sobre la zona implicada es suficiente para activar la circulación de esa área.

Para finalizar estos cuidados básicos del contorno de ojos, te recordamos que este tipo de cosméticos no son aptos para usarlos por la noche, a no ser que se indique en el envase. Los motivos son que durante la noche, el párpado retiene agua y puede causar la formación de bolsas, o bien que debido al lagrimeo que se produce cuando dormimos, puede entrar algo de crema en el ojo.

¿A qué edad hay que empezar a usar una crema para el contorno de ojos?

La piel del contorno de ojos se reseca con mucha facilidad debido a que contiene escasa emulsión natural de cobertura, unido a la excesiva exposición al sol, el frío, el viento o la contaminación. Por ello, se recomienda empezar con el uso del contorno de ojos a una edad temprana, a partir de 25 años aproximadamente. Sólo de esta forma se conseguirá mantener una piel tersa y habrá muchas más posibilidades de evitar que aparezcan defectos en la piel.

El papel que desarrollan los ojos dentro de nuestro organismo es clave para la adecuada realización de nuestras tareas diarias. Por eso, una revisión cada cierto tiempo es aconsejable para evitar posibles dolencias o problemas de visión. Si éste es uno de los aspectos que más te preocupan en relación a la salud de tu familia, el Seguro de Salud MAPFRE te ofrece una total cobertura en la revisión de la vista.

Lo que debes saber:

  • El cuidado cosmético del contorno de los ojos debe ser prioritario a partir de los 25 años para mantener la piel elástica y mitigar, o si es posible evitar, las ojeras, las bolsas y las arrugas.
  • Los cuidados esenciales son: una limpieza rigurosa pero suave, y una buena hidratación y nutrición.
  • Los cosméticos deben aplicarse en pequeñas cantidades de producto (gotitas como granos de arroz) en las zonas donde acaba el hueso alrededor de la órbita ocular.

 

Mercè Camps Miro
Farmacéutica, especialista en Dermofarmacia
Colaboradora de Advance Medical