2 Min de lectura | Los sabañones (o eritema pernio) son un problema común en épocas frías que produce una afectación de las zonas de la piel más expuestas.

Los sabañones (o eritema pernio) son un problema común en épocas frías que produce una afectación de las zonas de la piel más expuestas. Normalmente, genera picor y escozor, así como enrojecimiento de la piel desencadenado por la exposición al frío. Es más frecuente en mujeres jóvenes con una mayor susceptibilidad al frío.

¿Cómo se manifiestan los sabañones?

La sintomatología de esta afección va desde formas más leves a otras más graves. Las formas leves se caracterizan por sensación de hormigueo y de ardor en los dedos. La piel puede adquirir un color violáceo o azulado y aparece un picor (prurito) muy intenso. El rascado puede acentuar los síntomas de la lesión al erosionar la piel. Cuando la lesión avanza pueden aparecer pequeñas vesículas sobre la piel acompañadas de inflamación. Al abrirse las vesículas y agrietarse la piel debido a la inflamación, pueden producirse úlceras. La forma más grave consiste en la aparición de úlceras cutáneas, que pueden infectarse.

Las lesiones pueden durar de días a semanas y se presentan en forma aguda (inicio y duración breve) o crónica (duración de semanas). Cuando se curan dejan una hipopigmentación (falta de coloración) residual. En caso de que se prolongue la exposición al frío pueden llegar a aparecer vesículas y úlceras.
El eritema pernio crónico aparece cuando una persona susceptible se expone repetidamente al frío. Se producen lesiones cutáneas de forma repetida y crónica, que se manifiestan como enrojecimiento y úlceras que pueden dejar a menudo cicatrices residuales, fibrosis y atrofia (adelgazamiento) de la piel y de los tejidos subcutáneos después de haber curado.

Tratamiento

El tratamiento fundamental es la prevención, es decir, medidas para protegerse debidamente del frío pues es el causante del problema. Es importante, así, mantener abrigadas y calientes manos, pies y partes más expuestas de la cara con gorros, guantes, orejeras, etc.

El humo del tabaco produce vasoconstricción (estrechamiento) de los capilares por lo que debe evitarse el consumo de tabaco así como todos aquellos ambientes donde se fume.

Además, el médico debe llevar un control de los síntomas (dolor, inflamación y picor). Normalmente, recetará medicamentos que ayuden a aliviar o fármacos vasodilatadores que mejoran el flujo sanguíneo de las partes afectadas.

Lo que debes saber…
  • Los sabañones aparecen cuando hace frío en las zonas de la piel más expuestas: generalmente orejas, dedos de las manos y de los pies.
  • Los síntomas pueden ir desde un hormigueo leve a un picor muy intenso o a la aparición de vesículas sobre la piel, dependiendo del grado de lesión.
  • El principal tratamiento es la prevención, por lo que la utilización de guantes, gorros, orejeras… es esencial.

Dra. Eva Ormaechea Alegre
Especialista en Medicina Intensiva
Medico consultor de Advance Medical