Cataplexia

La cataplexia o cataplejía es un trastorno transitorio que implica que los músculos se relajen de manera brusca y se puedan producir caídas y accidentes. Las crisis duran pocos minutos y no produce secuelas.

La cataplexia es un trastorno crónico que implica debilidad muscular, haciendo que los músculos se relajen de forma brusca. Es uno de los síntomas más frecuentes de la narcolepsia (un trastorno del sueño) y suele diagnosticarse en la adolescencia (rara vez aparece más allá de los 50 años).

La cataplexia se manifiesta con episodios repentinos de debilidad muscular que se desencadena muchas veces ante emociones intensas, como la risa, el llanto, el miedo, la ira, la vergüenza o la excitación. Estos episodios suelen ser breves, entre 30 segundos y un par de minutos y tras ellos la persona se recupera con completa normalidad, pudiendo sentirse un tanto aturdido durante unos minutos tras el episodio.

  • Episodio parcial: se produce una pérdida de tono muscular en unos grupos musculares concretos y las manifestaciones varían en función de los músculos afectados. Puede aparecer una caída de la mandíbula, habla titubeante, caída del cuello y de la cabeza, o bien de las rodillas, que se doblan bajo el peso del cuerpo.
  • Episodio completo: en los cuales la pérdida de tono muscular afecta a todo el cuerpo con lo cual el paciente se derrumba al no poder mantener la postura erguida. No obstante, no afecta ni a los músculos encargados de la movilidad ocular ni al diafragma, con lo cual la respiración no se ve afectada.

Durante los episodios (ya sea esta parcial o completa) la persona permanece consciente en todo momento, respirando con normalidad y conectado sensorialmente con su entorno, es decir, ve y oye lo que sucede a su alrededor. Por ello, la situación puede causar un elevado estado de ansiedad en la persona.

¿Por qué se produce?

Es posible que los ataques de cataplexia sean secundarios a una alteración entre los sistemas nerviosos que inhiben y activan la actividad motora y el control del tono muscular. Algunos pacientes suelen presentar un déficit de un neurotransmisor estimulante llamado hipocretina.

Otras situaciones que pueden provocar de manera secundaria la cataplexia pueden ser lesiones o malformaciones cerebrales, tumores, infecciones encefálicas, accidentes vasculares cerebrales o ciertas enfermedades como la esclerosis múltiple.

hombre caído en el suelo con el teléfono descolgado

Diagnóstico

La visualización de las crisis suele ser suficiente para establecer el diagnóstico de cataplexia, pero siempre se debe llevar a cabo un estudio del sueño, mediante una polisomnografía y en ocasiones también hace falta una prueba de latencia del sueño, para descartar otras posibles alteraciones y ver si la cataplexia se produce en un contexto de narcolepsia o de otras alteraciones del sueño. Asimismo, conviene descartar patologías estructurales cerebrales mediante alguna prueba de imagen, como una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética nuclear.

Tratamiento

La cataplexia es un trastorno crónico para el cual no hay tratamiento. El uso de fármacos va dirigido a reducir las crisis y mejorar la calidad de vida del paciente. El fármaco que se suele emplear es el oxibato sódico, que reduce de manera significativa el número de ataques de cataplexia y que esta reducción se mantiene con el tratamiento.

En caso de que la cataplexia se produzca en un contexto de narcolepsia se puede dar medicación para controlar los síntomas de esta última, como fármacos supresores de la fase REM para evitar las crisis de cataplexia.

En caso de sospechar esta enfermedad es importante ponerse en contacto con un especialista en neurología.

 

Lo que debes saber…

  • La cataplexia o cataplejía es un fenómeno transitorio de debilidad muscular en el cual los músculos se relajan de manera brusca, lo cual puede acarrear caídas y accidentes.
  • Las crisis de cataplexia se resuelven en pocos minutos y sin secuelas, salvo que al perder el tono muscular se produzca una contusión o un accidente de algún tipo.
  • La cataplexia es un trastorno crónico para el cual no hay tratamiento curativo. El uso de fármacos va dirigido a reducir las crisis y mejorar la calidad de vida del paciente

Dr. David Cañadas Bustos
Médico consultor de Advance Medical

2020-01-16T17:50:17+01:003 diciembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.