2 Min de lectura | Si te ha salido un derrame en el ojo, lo normal es que no necesites acudir al médico, ya que al igual que los moratones, suelen desaparecer por si solos y como mucho se recomienda el uso de lágrimas artificiales. No obstante, te ayudamos a diferenciar las causas para saber cuándo sí debes ir al especialista.

El derrame en el ojo, también llamado hemorragia subconjuntival o hiposfagma, es debido a un pequeño sangrado de los vasos sanguíneos de la conjuntiva del ojo (tejido que recubre la parte blanca del ojo). Estos vasos son muy pequeños y delicados y pueden sangrar con facilidad provocando enrojecimiento ocular.

A pesar de ser muy aparatoso, los derrames en la superficie ocular son benignos y no causan problemas de visión ni dolor, por eso, caso de sufrir un derrame superficial en el ojo, no es necesario acudir al servicio de urgencias.

Sin embargo, a veces es difícil identificar las causas del enrojecimiento ocular y descubrir si son graves. En caso de presentar secreciones, dolor o disminución de visión es conveniente consultarlo con un especialista.

¿Cuáles son las causas del derrame ocular?

La causa más habitual suele ser la hipertensión arterial. Por eso, es importante que comprobar la tensión arterial en caso de presentar un derrame ocular. En caso de detectar cifras de tensión arterial elevadas, consulte con su médico habitual para que le paute el tratamiento necesario si está indicado. El aumento súbito de la presión arterial, puede producirse también por esfuerzos intensos (defecación, tos, estornudos).

Los traumatismos oculares como los golpes o frotarse fuerte los ojos son traumatismos, que, aunque sean leves, pueden producir la ruptura de los vasos sanguíneos de la conjuntiva produciendo un sangrado.

Por último, existen fármacos que predisponen al sangrado como la aspirina o anticoagulantes como sintrom o clopidogrel.

Derrame ocular: ojo humano con un derrame

¿Cómo se trata un derrame en el ojo?

En caso de derrame ocular no es necesario tratamiento. Al igual que sucede con los moretones en la piel, el derrame ocular suele desaparecer progresivamente a lo largo de unos 10 días. En caso de tomar fármacos anticoagulantes, es importante no dejarlos de tomar a no ser que nuestro médico nos lo indique. Entonces, el derrame puede tardar más tiempo en reabsorberse, pero es importante no alarmarse.

En caso de sentir molestias, podemos utilizar lágrimas artificiales para aliviarlas, aunque esto no acelerará el proceso de reabsorción de la hemorragia.

Lo que debes saber…

  • Aunque suelen ser muy aparatoso, los derrames producidos en la superficie ocular son benignos y no causan problemas de visión ni dolor.
  • Al igual que sucede con los moretones en la piel, el derrame ocular suele desaparecer progresivamente a lo largo de unos 10 días.
  • Traumatismos, presión arterial alta o la toma de aspirina y otros anticoagulantes son las causas más frecuentes de derrame ocular.

 

Dra. Alba Marín

Médico residente de Oftalmología

Colaboradora de Teladoc Health