3 Min de lectura | El sistema circulatorio en el ser humano está formado por un circuito cerrado cuya misión es distribuir el oxígeno por el organismo. Este sistema está formado por vasos conductores: venas, arterias y capilares. ¿En qué se diferencia y cuál es su función?

El sistema circulatorio del ser humano está formado por un circuito cerrado cuya misión es distribuir el oxígeno que se encuentra en la sangre, desde el corazón a la periferia, y retornar la sangre poco oxigenada o venosa desde la periferia al corazón. Posteriormente esa sangre será nuevamente oxigenada en el pulmón y volverá al corazón para reiniciar el circuito.

Este sistema se compone de unos vasos conductores (venas, arterias y capilares). Sus marcadas diferencias anatómicas, les confieren características especiales en función de su misión en el organismo. Así, tendrán un calibre, grosor de pared, resistencia y elasticidad diferentes:

Las Arterias

Una arteria es un vaso sanguíneo encargado de la distribución de la sangre oxigenada desde el corazón hacia los capilares del cuerpo. Sus paredes son muy gruesas y elásticas por lo que recuperan rápidamente su forma original al ser deformadas y están formadas por tres capas (interna, media y externa).

Son capaces de mantener la presión arterial en su luz. Cuanto la sangre sale del corazón por la arteria aorta se va ramificando en otras arterias cada vez más pequeñas a lo largo del organismo para distribuir el oxígeno a todas las áreas anatómicas. Cuanto más alejadas se encuentran las arterias del corazón, su pared va perdiendo grosor por disminución del número de fibras elásticas.

Los Capilares

Las arterias ramificadas más pequeñas son de calibre minúsculo y reciben el nombre específico de capilares. Los capilares son, los vasos más finos a través de cuya pared se lleva a cabo el intercambio de sustancias en los tejidos.

La pared de los capilares es delgadísima y está formada por una sola capa de células llamada endotelia, cuyo fino grosor permite que las células reciban oxígeno y expulsen el monóxido de carbono.

Diferencias entre venas, capilares y arterias: sistema circulatorio

Las Venas

Una vena es un vaso sanguíneo cuya función es retornar la sangre poco oxigenada desde los capilares sanguíneos hacia el corazón para ser oxigenada nuevamente en el pulmón.

Para facilitar el retorno venoso contra la fuerza de la gravedad, el interior de las venas está dotado de un mecanismo valvular que empuja el flujo hacia arriba y dificulta el sentido contrario. Concretamente, en las extremidades inferiores hay 2 sistemas venosos diferenciados: el superficial y el profundo, unidos por las venas perforantes o comunicantes.

  • Las venas del sistema superficial tienen unas paredes más finas y distensibles.
  • Las venas del sistema profundo albergan el 90% de la sangre venosa de los miembros inferiores y tienen unas paredes más gruesas y con menor capacidad de distensión.

Gracias al sistema de válvulas el flujo sanguíneo va en dirección ascendente y centrípeta (del sistema venoso superficial al profundo). Esta labor valvular se ve favorecida por la labor de las células musculares de la pared de las venas, cuya contracción moviliza la sangre en contra de la gravedad, actuando como una bomba al exprimir las venas.

Cuando las válvulas no cumplen su función correctamente, se provoca un aumento de la presión en el torrente venoso de los miembros inferiores que favorece el paso de sangre desde el sistema profundo al superficial (en sentido contrario al habitual) y ello conlleva a la dilatación excesiva de la pared venosa y la formación de las varices.

Para estudiar el árbol circulatorio, una de las pruebas más frecuentemente solicitadas por el cirujano vascular es la llamada eco-Doppler, altamente eficaz en la localización de la insuficiencia venosa.

Lo que debes saber…

  • Una arteria es un vaso sanguíneo encargado de la distribución de la sangre oxigenada desde el corazón, hacia los capilares del cuerpo.
  • Una vena es un vaso sanguíneo cuya función es retornar la sangre poco oxigenada desde los capilares sanguíneos hacia el corazón para ser oxigenada nuevamente en el pulmón.
  • Los capilares son los vasos más finos; las ramificaciones más pequeñas de las arterias.

Dra. Ana García

Especialista en Medicina de Familia

Médico consultor de Teladoc Health