Inicio Enfermedades Traumatológicas ¿Qué es el dedo en gatillo? ¿Por qué está así?

¿Qué es el dedo en gatillo? ¿Por qué está así?

Mujer con dedo en gatillo
4 Min de lectura
El dedo en gatillo o en resorte, denominado en términos médicos como “tenosinovitis estenosante”, es una de las causas más frecuentes de dolor y limitación en la mano. Lo más común es que afecte al dedo pulgar o anular pero puede afectar a cualquier dedo de ambas manos.
Logo de canalSALUD
Dra. Roser Mateu
Médico consultor de Blog Salud MAPFRE

Blog Salud MAPFRE  es un blog referente en el mundo de la medicina gracias a que todos sus contenidos están escritos por médicos especializados.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus cuestiones sobre la salud del cuerpo y la mente.

¿Qué causa el dedo en gatillo?

El dedo en gatillo se produce por una inflamación y engrosamiento del tendón flexor (el que dobla el dedo) y su vaina a nivel de la articulación metacarpo falángica, en la base del dedo (a nivel de la estructura anatómica conocida como “polea A1”), que acaba dificultando la movilidad y atrapando el tendón. Es más frecuente en mujeres y suele diagnosticarse entre los 40-65 años. Puede asociarse a algunas enfermedades: diabetes, hipotiroidismo, artritis reumatoide, gota, tendinopatías locales previas (síndrome del túnel carpiano, tendinitis de Quervain o contractura de Dupuytren), amiloidosis, acromegalia -aumento de producción de la hormona del crecimiento-) o insuficiencia cardíaca. En los niños es más infrecuente y suele afectar casi exclusivamente al pulgar.
En un porcentaje importante de casos, se produce por microtraumatismos o movimientos repetidos (por ejemplo, el uso de tijeras pesadas).

¿Cómo se diagnostica?

  • El diagnóstico se basa en la clínica y la exploración física. Causa dolor, rigidez (que puede aumentar tras periodos de inactividad) y una sensación de bloqueo o atrapamiento al flexionar y extender el dedo. El dedo puede bloquearse en una posición determinada, más a menudo en flexión (posición doblada). Cuando el paciente intenta mover el dedo con más fuerza, más allá de la restricción, el dedo puede chasquear y el paciente puede sentir mucho dolor. En ocasiones se palpa un nódulo en la zona afectada.
  • En caso de duda puede ser útil una ecografía o, si hay antecedentes de traumatismo, enfermedad inflamatoria… puede estar indicada la práctica de una radiografía o una resonancia magnética.

mano con dedo en gatillo y un punto rojo de dolor

¿Cómo se trata?

  • Inmovilización
    • Por lo general, se utiliza una férula hecha a medida para sostener la articulación metacarpofalángica del dedo afectado en una flexión de 10-15º durante 4-6 semanas.
    • Está indicada en casos leves o en las primeras fases.
  • Antiinflamatorios no esteroideos: pueden ser útiles para controlar el dolor.
  • Infiltraciones locales de corticoides
    • Se inyectan corticoides con anestesia en la vaina del tendón, no directamente en el tendón porque aumenta el riesgo de rotura.
    • Tras la infiltración, se recomienda la aplicación de frío durante los primeros 3-4 días y la administración de analgesia si es necesario. En ocasiones se inmoviliza el dedo un par de semanas y se suele recomendar evitar los movimientos repetitivos durante 3-4 semanas e iniciar ejercicios pasivos de estiramiento a partir de la tercera semana; la reincorporación laboral dependerá del tipo de trabajo. Se puede realizar una segunda inyección de corticoesteroides varias semanas después de la primera. Si tras dos o quizás tres inyecciones no hay mejoría, hay que plantear la cirugía.
    • La mayoría de los pacientes responden a la inyección de corticoides con o sin el uso asociado de una férula. La mayoría de las recaídas ocurren en los dos primeros años. La eficacia de las infiltraciones en personas diabéticas podría ser menor.
    • Los efectos adversos más importantes son: atrofia cutánea o subcutánea, hipopigmentación de la piel, sangrado y muy raramente infección o rotura tendinosa.
  • Cirugía
    • Está indicada cuando el tratamiento conservador no es eficaz y en casos graves o de larga evolución. Suele realizarse con anestesia local y es un tratamiento muy efectivo. La liberación quirúrgica antes de los 4 años de edad en los casos pediátricos que no se resuelven espontáneamente es muy efectiva.
    • Existen varias técnicas: abierta (incisión en piel con visión directa de las estructuras), percutánea (incisión sin visión directa) y endoscópica.
    • Las complicaciones importantes (infección, lesiones del tendón) son raras.

doctor haciendo una cura de una operación del dedo en gatillo
Lo que debes saber…

  • El dedo en gatillo causa dolor, rigidez (que puede aumentar tras periodos de inactividad) y una sensación de bloqueo o atrapamiento al flexionar y extender el dedo, normalmente el dedo pulgar o anular, aunque puede afectar a cualquier dedo de ambas manos.
  • En casos leves y primeras fases, se inmoviliza con férula a medida en la articulación afectada y antiinflamatorios no esteroideos para el dolor. También pueden realizarse infiltraciones locales de corticoides con o sin el uso asociado de una férula.
  • La cirugía está indicada cuando el tratamiento conservador no es eficaz y en casos graves o de larga evolución.

Bibliografía

  • Dedo en gatillo. Guía Fisterra. Revisión febrero 2019
  • Satishchandra Kale.Trigger Finger. Medscape. Updated: Jan 17, 2023
Publicado por Dra. Roser Mateu
- 12 Mar, 2024
Calcula tu seguro ahora

Deja tu comentario

Comentarios (0)

Te puede interesar

Pubalgia: deportista con dolor en la ingle

4 Min de lectura

La pubalgia es el resultado del uso excesivo y repetido...

hombre en el sofá de la sala sosteniendo su hombro doloroso

4 Min de lectura

El dolor referido y el dolor irradiado son dolores a...

SEGUROS DE SALUD

En MAPFRE, cuidamos de ti y de los tuyos

Cuadro Médico MAPFRE

Suscríbete a nuestro boletín

0