Enfermedad de Osgood-Schlatter

///Enfermedad de Osgood-Schlatter

Enfermedad de Osgood-Schlatter

La enfermedad de Osgood Schlatter es un motivo frecuente de consulta en traumatología durante la infancia y la adolescencia. La causa de la enfermedad es desconocida, si bien se considera que es una lesión por sobreuso. Probablemente es secundaria a […]

La enfermedad de Osgood Schlatter es un motivo frecuente de consulta en traumatología durante la infancia y la adolescencia. La causa de la enfermedad es desconocida, si bien se considera que es una lesión por sobreuso. Probablemente es secundaria a los microtraumatismos que provoca sobre la zona de inserción del tendón rotuliano (tuberosidad tibial anterior) la contracción repetida del aparato extensor de la rodilla (músculo cuádriceps).
Uno de los datos que apoyan esta teoría es su edad de aparición (entre los 8 y los 15 años) y el grupo de población afectado que suelen ser más frecuente en niños deportistas, muy activos y durante o tras la actividad deportiva. Se da con mayor frecuencia en varones (3:1).

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Se considera una lesión por sobreuso que supone un motivo frecuente de consulta al traumatólogo y que afecta más a los niños, sobre todo si hacen deporte.
  • El síntoma principal y característico es el dolor que, aunque puede persistir varios meses, que desaparece con el tratamiento.
  • El tratamiento es conservador por tener muy buen pronóstico, y se basa en estiramientos, crioterapia y alivio sintomático del dolor.

 

Buen pronóstico

Aunque el dolor puede persistir varios meses, el pronóstico es excelente con resolución del cuadro cuando se produce una osificación del cartílago de crecimiento.
En algunos casos puede persistir el dolor y las molestias en los adultos, si bien no se producen secuelas ni complicaciones importantes.

¿Cuáles son los síntomas principales?

dolor en la rodilla -enfermedad de SGOOD-SCHLATTEREl síntoma principal y característico es la aparición de dolor intenso en la zona inferior de la rodilla tras el deporte o la actividad física. A veces puede aparecer algo de inflamación o enrojecimiento. El dolor generalmente cede con el reposo. Puede ser único bilateral y empeorar al correr, saltar, subir o bajar escaleras.

¿Cómo se diagnostica y cuál es el tratamiento?

El diagnóstico se basa fundamentalmente en las características clínicas (síntomas, edad del paciente) y la exploración física, donde algunas maniobras suelen ser dolorosas. A la palpación en la mayoría de los casos aparece dolor en la tuberosidad tibial anterior. Puede estar indicada la radiografía para descartar otras causas del dolor. Mientras que otras exploraciones más sofisticadas (como RM) no son necesarias.
Dado el buen pronóstico el tratamiento es conservador. El objetivo es mantener en la medida de lo posible la actividad física pero eliminar el dolor.

var googletag = googletag || {};
googletag.cmd = googletag.cmd || [];
(function() {
var gads = document.createElement(‘script’);
gads.async = true;
gads.type = ‘text/javascript’;
var useSSL = ‘https:’ == document.location.protocol;
gads.src = (useSSL ? ‘https:’ : ‘http:’) +
‘//www.googletagservices.com/tag/js/gpt.js’;
var node = document.getElementsByTagName(‘script’)[0];
node.parentNode.insertBefore(gads, node);
})();

googletag.cmd.push(function() {
googletag.defineSlot(‘/3092/canalsaludcomercial/salud/contenidosalud300x300_canalsalud’, [300, 300], ‘div-gpt-ad-1463571651012-0’).addService(googletag.pubads());
googletag.pubads().enableSingleRequest();
googletag.enableServices();
});

 

Se recomienda:

  • Realizar estiramientos específicos (elongación del cuádriceps) antes de la actividad deportiva.
  • En los periodos agudos de dolor, aplicar hielo durante 20 minutos cada 2-4 horas sobre la zona dolorosa.
  • Antiinflamatorios.
  • Disminución de la actividad física (pero no inmovilización prolongada).
  • En casos muy severos puede realizarse inmovilización durante un corto periodo hasta la mejoría.
  • Otros tratamientos como infiltraciones no están indicados.
  • La cirugía suele reservarse a casos muy específicos, sobre todo en adultos con persistencia de los síntomas.

 

 

 

Dra. Eva Ormaechea

Especialista en Medicina Intensiva

Médico consultor de Advance Medical

 

2018-06-10T18:03:50+02:0011 abril, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.