Biopsia hepática

Biopsia hepática

Se denomina biopsia hepática al método por el que se realiza la extracción de una muestra de tejido hepático para su estudio microscópico

Definición

En la actualidad disponemos de numerosas exploraciones no invasivas, como por ejemplo determinaciones analíticas, radiografías, ecografías, tomografías o resonancias magnéticas. A pesar de ello, en determinadas situaciones es necesario recurrir al estudio microscópico de los tejidos dañados. Es el caso de las lesiones que se asientan en el hígado, en las que para llegar a determinar su diagnóstico, tratamiento, pronóstico y seguimiento puede llegar a ser indispensable el estudio microscópico.

 

SPruebas Diagnósticas. Pruebas digestivas. Biopsia hepáticae denomina biopsia hepática al método por el que se realiza la extracción de una muestra de tejido hepático para su estudio microscópico.
Hay varios procedimientos para la obtención de la biopsia hepática:

  • Biopsia percutánea. Es la técnica más ampliamente utilizada para la toma de tejido hepático. Se practica una punción a través de una pequeña incisión en la pared abdominal. Precisa anestesia local. La aguja de punción tiene una amplia luz que permite obtener un cilindro de tejido hepático.
  • Biopsia transyugular. Es una alternativa a la punción percutánea para aquellos pacientes con importante alteración de la coagulación y alto riesgo de sangrado. Consiste en la introducción de una aguja de biopsia a través de una de las venas localizadas en el cuello: la vena yugular interna del lado derecho. Se alcanza al conjunto de venas ubicadas en la cúpula del hígado y desde ahí se toma la muestra de tejido. Durante su realización requiere el control del ritmo cardíaco por el riesgo de arritmias.
  • Punción-aspiración con aguja fina (PAAF) guiada con ecografía o tomografía axial computadorizada (TAC).Únicamente se aplica anestesia local. El tamaño de la muestra obtenida es variable. Puede ser útil para evaluar enfermedades hepáticas difusas.
  • Biopsia laparoscópica. Se realiza una incisión en la pared abdominal con sedación y anestesia local. El paciente permanece consciente durante la exploración. Permite visualizar la superficie del hígado para la toma de la muestra. Su uso ha decrecido con el desarrollo de los procedimientos anteriormente enumerados.

¿Cómo se realiza el estudio?

En los diferentes procedimientos de toma de biopsia es preferible una hospitalización corta, salvo en el caso de la punción con aguja fina en el que la prueba puede realizarse ambulatoriamente.

Para la biopsia percutánea y la PAAF suele utilizarse un ecógrafo o una tomografía axial, que permiten seleccionar el lugar exacto de punción. El paciente debe colocarse en la camilla de exploraciones sobre el lado izquierdo. Si la biopsia se lleva a cabo a través de la pared abdominal, deberá acostarse boca arriba con la mano derecha bajo la cabeza y es importante permanecer lo más quieto posible. Se puede administrar medicación sedante y analgésica vía oral o endovenosa. Luego se limpia la piel y se inyecta un anestésico local con una pequeña aguja. Se hace una pequeña incisión y se inserta la aguja de biopsia. Durante el procedimiento el médico puede guiar la punción con un ecógrafo. El paciente debe contener la respiración mientras se toma la biopsia, con el fin de reducir la posibilidad de perforar el pulmón o de desgarrar el hígado.

En la biopsia transyugular el procedimiento se realiza insertando un catéter en la vena yugular. El paciente debe acostarse sobre una mesa boca arriba. Se localiza la vena yugular interna derecha del cuello, se limpia la piel y se utiliza una pequeña aguja para inyectar un anestésico local. Luego, se introduce una aguja para pasar un catéter a través de las venas hasta llegar al hígado. Gracias a un equipo de rayos X, denominado fluoroscopio, se verifica la ubicación del catéter. Posteriormente, se introduce una aguja especial a través del catéter para obtener la muestra de tejido.

Boletín de noticias Canal Salud

Preparación para el estudio

Es imprescindible que el paciente esté en ayunas. Deberá disponer de unas pruebas de coagulación recientes, que pueden haber sido solicitadas con anterioridad o bien en el momento del ingreso con carácter urgente.

Cualquier tratamiento que realice el paciente debe ponerse en conocimiento del médico. Para disminuir el riesgo de hemorragia se recomienda que los pacientes suspendan el consumo de aspirina o cualquier otro antiinflamatorio durante la semana previa al procedimiento.

¿Qué se siente durante y después del estudio?

Cuando se inyecte el anestésico es frecuente notar una sensación de ardor o dolor urente. La aguja de la biopsia se puede sentir como una presión profunda y un dolor sordo. En algunas personas el dolor puede irradiarse y percibirse en el hombro. Tras el procedimiento puede persistir un dolor leve o moderado, tanto en el costado derecho como en el hombro derecho, que puede suele ser fácilmente controlado con analgésicos.

Es el caso de la biopsia hepática percutánea es recomendable permanecer 24 horas estirado, de lado, sobre la zona de punción, para facilitar la hemostasia y evitar el sangrado.

Riesgo del estudio

Se considera una prueba relativamente segura que en manos experimentadas tiene un riesgo muy bajo de complicaciones. Aunque al tratarse de una prueba diagnóstica invasiva no está exenta de riesgos. La complicación más importante es la hemorragia, que ocurre en menos del 1% de los casos. Se ve con mayor frecuencia en personas con problemas de coagulación y en enfermos de cáncer. Otras complicaciones excepcionales son el neumotórax, la punción de otros órganos (vesícula, riñón, pulmón), la peritonitis y el shock séptico.

Contraindicaciones del estudio

La biopsia hepática percutánea se contraindica en pacientes no colaboradores, con sospecha de quistes hepáticos hidatídicos, con alteraciones graves de la coagulación o probabilidad de tumores hepáticos vasculares. En estos últimos dos casos puede considerarse el uso de la biopsia transyugular que disminuye el riesgo de sangrado. En pacientes con obesidad mórbida o con la presencia de abundante de líquido intrabdominal (ascitis) también es preferible el uso de la biopsia transyugular.

Razones por las que se realiza el estudio

La biopsia ayuda a diagnosticar numerosas enfermedades hepáticas. Puede indicarse para completar el estudio de un hallazgo analítico que traduzca un problema hepático. Será la biopsia hepática la que determinará si la causa de esta alteración es un proceso toxicológico, infeccioso, tumoral, congénito o autoinmune. El procedimiento es de especial interés para evaluar la etapa de la enfermedad hepática. Esto es especialmente importante en los casos de infección crónica por el virus de la hepatitis C y en la hepatopatía alcohólica.

Dr. Germán Delgado

Especialista en Medicina de Familia

Médico consultor de Advance Médical

 

2018-11-12T18:12:30+02:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.