Pruebas Diagnósticas | Digestivas |

Colangiografía

Publicado por

Colangiografía
3.33 ( 3 votos )

Nombres alternativos

Radiografía del sistema biliar. Radiografía de vesícula.

Definición

Prueba diagnóstica utilizada en el campo de la Gastroenterología que consiste en obtener imágenes de la vesícula biliar y de los conductos biliares intra y extrahepáticos mediante el uso de una radiación ionizante (rayos X) y un medio de contraste radiopaco.

 

En función de la vía utilizada para la administración del contraste utilizado durante el estudio, la colangiografía adquiere diferentes nombres:

 

  • Colangiografía intravenosa: el contraste se administra a través de una vena del brazo. En desuso.
  • Colangiografía transhepática percutánea: el contraste se administra directamente en el hígado a través de una pequeña punción con una aguja fina en la pared abdominal. Utilizada cuando no pueden realizarse otros tipos de colangiografía.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica: el contraste se administra a través de una sonda que se hace llegar directamente desde la boca hasta los conductos biliares. Técnica muy utilizada.

¿Cómo se realiza el estudio?

La colangiografía se realiza en la Unidad de Radiología del centro médico u hospital por personal cualificado.

 

El paciente deberá desnudar la zona anatómica a estudio y retirar sus objetos personales, especialmente joyas y objetos metálicos.

 

El paciente permanecerá tumbado sobre la mesa de radiología durante el estudio. El explorador procederá a la administración del contraste a través una de las vías descritas; una vez administrado y comprobado su correcta distribución se procederá a la toma de una serie de radiografías de la vesícula biliar y los conductos biliares.

 

El estudio suele durar entre 15-20 minutos.

¿Qué se siente durante y después del estudio?

La colangiografía es indolora salvo en el momento de la administración del contraste.

 

En la colangiografía intravenosa y en la colangiografía transhepática percutánea el paciente puede percibir un pequeño pinchazo el introducir la aguja en la vena o en la pared abdominal. La punción del hígado es indolora al carecer de terminaciones nerviosas.

 

En la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica el paciente puede presentar náusea o sensación de presión leve en el momento de introducir la sonda.

 

El contraste se elimina por orina y heces en las horas o días posteriores a la realización del estudio.

Preparación para el estudio

La colangiografía no requiere de preparación previa por parte del paciente,

 

En algunos casos será necesario ayuno de 6-8 horas previas al estudio.

Riesgos del estudio

  • Alergia al contraste utilizado durante el estudio.
  • Infección de la vía de administración del contraste.
  • Sangrado en la vía de administración del contraste.
  • Inflamación y/o infección de la vesícula biliar o de los conductos biliares.

Contraindicaciones del estudio

El paciente debe informar a su médico antes de realizar el estudio en caso de:

  • Alergia al contraste
  • Embarazo y/o lactancia
  • Toma de fármacos
  • Alteraciones de la coagulación y/o toma de anticoagulantes

¿Para qué se realiza el estudio?

La colangiografía es una técnica ampliamente conocida y utilizada en el mundo de la Medicina.

 

El estudio permite detectar alteraciones en la morfología normal vía biliar (vesícula y conductos), como son estrechamientos, dilataciones, tumores benignos (pólipos), lesiones litiásicas (cálculos), tumores malignos (carcinomas); las cuales en el caso de ser observadas deberán ser estudiadas posteriormente mediante el uso de pruebas más específicas.

 

Actualmente las técnicas por imagen como la colangiopancreatografía por resonancia magnética están desplazando a las técnicas de colangiografía clásicas.

 
 
Dra. Cristina Muñoz Gil

Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria

Medico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Comentarios

  1. patricia alejandra

    patricia alejandra comentó hace 3 meses

    Hola.yo necesito hacerme una colangiografia..mientras tanto quiero saber como puedo alimentarme mejor .Xq ahora estoy en mi ultimo mes de embarazo y recién me van a realizar un hepatograma porque me pica muchísimo el cuerpo ..y el conducto urinario..ya tome remedios pra la infección urinaria pero los síntomas no se me van..Quisiera saber q mas puedo hacer.muchas gracias!!

    1. Canal Salud

      Canal Salud comentó hace 3 meses

      Hola Patricia,
      En referencia a su consulta comentarle que la presencia de prurito (picor generalizado) en el tercer trimestre del embarazo es un problema relativamente frecuente en las consultas de Ginecología y Obstetricia; la mayoría de las ocasiones se debe a lo que conocemos como colestasis leve del embarazo y se debe principalmente a las características hormonales propias del embarazo. En general suele tratarse de un proceso autolimitado, benigno, que desaparece poco después del parto y que no deja secuelas aunque puede volver a producirse en un próximo embarazo. Tal como le han indicado, es recomendable hacer una colangiografía porque si bien en la mayoría de los casos es un proceso benigno, en algunos casos hay un problema de las vías biliares que puede de requerir de algún tipo de tratamiento diferente y es lo que quieren descartar sus médicos.

      Como ya le he comentado, este tipo de prurito (picor) posiblemente no desaparecerá hasta después del parto haga lo que haga usted para evitarlo, pero sí podemos mejorarlo o controlarlo un poco: a nivel dérmico podemos utilizar lociones antipruriginosas como emulsión de aceite de oliva o agua de limón con mentol (pueden ser preparadas en la farmacia), o su dermatólogo puede pautarle alguna crema con corticoide suave. Si el picor es muy intenso puede pautarse medicación por vía oral que no afecta al feto, para lo cual debería consultar con su ginecólogo habitual.

      En cuanto a la dieta a la que usted hace referencia en su mail, se sabe que los ácidos grados poliinsaturados omega 3 y omega 6 pueden mejorar un poco (NO eliminar) el picor. No es necesario seguir una dieta en particular sino simplemente evitar el consumo de grasa de tipo animal saturada (que se encuentra en las carnes rojas, embutidos, la mantequilla, el queso, los productos lácteos con grasa, por ejemplo) y aumentar el consumo de éstos ácidos omega que habitualmente se encuentran en el pescado azul (el salmón, la caballa, el arenque, el atún blanco y la trucha por ejemplo), frutos secos como nueces o semillas de girasol, y el aceite de oliva; o bien puede tomar preparados de omega 3 y 6 de venta libre en farmacias; por lo demás debe seguir una dieta rica y variada en fruta y verduras como toda mujer embarazada. Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre