Salud Familiar | Hombre | Sexualidad |

Erección

Publicado por

La erección del pene se basa en una compleja relación del sistema nervioso y vascular, estando asociados también factores psicógenos, endocrinológicos y musculares. La estimulación sexual produce una señal nerviosa que permite la llegada masiva de sangre al pene y el cierre de la salida de la misma, lo que condiciona un aumento del volumen y la rigidez peneana por el acúmulo de sangre en los cuerpos cavernosos, el cuerpo esponjoso y el glande. La llegada de sangre por el sistema arterial permite la dilatación y llenado de sangre de numerosas cavidades de los cuerpos cavernosos que a la vez tienen capacidad de distenderse y contraerse.

 

El sistema nervioso actúa a tres niveles: simpático, parasimpático y somático.

 

Estas estructuras son responsable de tres tipos de erección: psicógena (audiovisuales o fantasía), reflexógena (estímulos táctiles) y nocturna.

 

Tras la eyaculación o el cese del estímulo erótico, se emite una señal nerviosa que permite la abertura del sistema venoso que retenía la sangre en el pene, por lo que la rigidez cesa y llega la detumescencia y flacidez.

 

 

Dr. Oriol Angerri Feu

Especialista en Urología

Médico colaborador con Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx