////Convivencia y cuidado de personas mayores con dificultades visuales II

Convivencia y cuidado de personas mayores con dificultades visuales II

LO QUE DEBES SABER…   En casa es importante no cambiar objetos de posición ni dejarlos por el camino o colocar alfombras sin previo aviso. Cuando hablamos con un invidente hemos de hacerle saber que estamos ahí y si hay […]

LO QUE DEBES SABER…

 

  • En casa es importante no cambiar objetos de posición ni dejarlos por el camino o colocar alfombras sin previo aviso.
  • Cuando hablamos con un invidente hemos de hacerle saber que estamos ahí y si hay alguien más hemos de presentarlo también.
  • Las personas que pierden la visión a menudo tienen dificultades para adaptarse a su nueva situación y caen en una depresión.

Cuidados en casa

  • No cambiar los objetos de posición, el orden para una persona con dificultades visuales es fundamental, ya que la memoria es una gran ayuda para ellos. En caso de cambio se ha de avisar.
  • Evitar dejar obstáculos por el camino.
  • En el hogar cuando cambiemos muebles de lugar, informarle.
  • No colocar en el suelo alfombras o tapetes pequeños, evitar los deslizamientos.
  • Se ha de evitar que las puertas queden medio abiertas, ya que es más fácil tropezar con ellas.
  • Pintar o pegar cinta luminosa en cerraduras, enchufes, interruptores de luz, etc.
  • El teléfono ha de tener números grandes y oscuros.
  • Poner colores brillantes en baños, bordes de escaleras, puertas y ventanas para que contrasten más.Mayores ciegos
  • La vajilla ha de tener acabados lisos, sin textura ni diseño.
  • En la mesa se debe informar donde están los utensilios, por ejemplo: “el vaso está a la izquierda, enfrente de ti” o “hay un cenicero cerca, a mano derecha”. Podemos, igualmente, dar un pequeño golpe sobre el objeto en cuestión para que la persona ciega pueda ubicarlo por el sonido.
  • Explicar cómo están dispuestas las diferentes comidas en el plato, por ejemplo, utilizando las posiciones que tiene el reloj: el arroz está a las doce, el pescado a las seis, la ensalada a las nueve.
  • Si se sirve la bebida, es importante no llenar el vaso o copa demasiado, y además se ha de indicar el lugar donde se puso. Si se da el vaso en la mano, se ha de decir dónde se puede poner cuando lo haya acabado de beber.
  • Permitir que las personas ciegas o con la visión muy deteriorada toquen los objetos, las caras, etc. Es la única forma de conocer su entorno.

Tratando con personas con poca o nula visión

  • En el momento de interactuar con un invidente es importante hacerle saber que estamos ahí; nos hemos de presentar con el nombre, no hemos de pretender que reconozcan a la primera nuestra voz. Si hay con nosotros alguien más hemos de presentarlo también.
  • Cuando nos vayamos nos despediremos verbalmente, ya no son útiles los gestos de despedida. Una persona ciega siempre espera una respuesta hablada: una sonrisa o un gesto no son suficientes.
  • Al hablar, no hemos de modificar la forma de expresarnos; no debemos sentirnos culpables por usar expresiones como “ya ves…” o “mira esto”. En general, la persona ciega utiliza ese tipo de frases o palabras.
  • No debemos hablar más alto, pero sí vocalizar correctamente, ya que no pueden apoyarse en los gestos para seguir el sentido de la conversación.
  • Si hay varias personas en la conversación, para enfatizar que nos dirigimos al invidente podemos decir su nombre, o tocarle el brazo ligeramente.
  • Si creemos, en una reunión o en la calle, que un ciego puede precisar nuestra ayuda, lo mejor es, antes de ayudar directamente, preguntar por si ésta es necesaria. Si la aceptan, nos dirán de qué forma la podemos prestar.
  • Para guiar por un recorrido a un invidente colocaremos su mano en nuestro codo (el pliegue) o incluso el hombro, de forma que la mano irá informando de los movimientos de nuestro cuerpo a lo largo del recorrido. No lo cogeremos del brazo, sino que se han de apoyar ellos en nosotros.
  • Es importante explicar lo que vamos encontrando por el camino (“ahora delante hay un escalón, una puerta, escaleras mecánicas que suben”, etc.).
  • Nunca se ha distraer o acariciar a un perro guía mientras realiza su trabajo. Tampoco cogeremos o estorbaremos el movimiento de un bastón blanco de guía.
PUNTOS IMPORTANTES QUE DEBEMOS TENER EN CUENTA

 

  • Las personas mayores que han perdido la visión a menudo tienen dificultades para adaptarse a su nueva situación. La depresión es uno de los obstáculos con los que tienen que luchar y que hemos de tener en cuenta a la hora de planear su rehabilitación funcional.
  • Mientras se aprende el lenguaje Braille, o si no es posible su aprendizaje, tendremos que leer por ellos su correspondencia, periódicos, revistas, libros, etc. Lo haremos evitando comentarios personales y vocalizando correctamente.
  • En el caso de la literatura cada vez es más fácil encontrar audiolibros: cintas o archivos de sonido con libros leídos por actores profesionales.
  • Las personas con déficits visuales o ciegas no son más que personas con los mismos deseos y derechos que cualquiera de nosotros. Su mundo es el mismo que el del resto de las personas, pero vivido de diferente manera, con sus medios y facultades, a menudo mayores de las que imaginamos.
 
 
Dra. Montse Queralt

Especialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical

 

2018-06-10T19:12:57+01:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.