2 Min de lectura | Las personas de la tercera edad son un grupo especial de pacientes que reciben cirugía y cuidados de anestesia con mayor frecuencia dado el incremento paulatino de la esperanza de vida en las últimas décadas. La anestesiología ha de entender […]

Las personas de la tercera edad son un grupo especial de pacientes que reciben cirugía y cuidados de anestesia con mayor frecuencia dado el incremento paulatino de la esperanza de vida en las últimas décadas.

Salud Mayores. Cirugía para personas mayores. AnestesiaLa anestesiología ha de entender los cambios fisiológicos y psicológicos de las personas mayores, así como las enfermedades habituales en este grupo de pacientes, para estar en situación de brindarles un cuidado profesional adecuado y con ello minimizar las complicaciones. Si bien en la actualidad no existen estándares de manejo anestesiológico para los ancianos, es conveniente conocer las ventajas y desventajas que ofrecen las técnicas de anestesia general y regional y así poder establecer un plan de manejo basado en evidencias.

Los cambios en los sistemas respiratorio, cardiovascular, renal, hepático, neuronal y en el balance hidroelectrolítico hacen que la respuesta al estrés quirúrgico y la respuesta a los fármacos y sus interacciones sean diferentes a las conocidas en adultos más jóvenes.

Salud Mayores. Cirugía para personas mayores. Anestesia

La anestesia regional parece ofrecer algunas ventajas sobre las técnicas generales, como son la menor incidencia de trombosis venosa y tromboembolismo pulmonar, menos complicaciones pulmonares y menor incidencia del síndrome confusional postquirúrgico, así como una estancia hospitalaria más corta. Sin embargo, la hipotensión arterial es más frecuente en los bloqueos neuroaxiales debido a los cambios en el sistema nervioso autónomo y a una reducida respuesta vascular periférica.

En los ancianos con enfermedad cardiovascular avanzada que son sometidos a cirugía mayor es más fácil establecer un manejo cardiovascular cuando se utiliza anestesia general. Algunos procedimientos, como la cirugía ocular o las hernias inguinales, se pueden realizar con anestesia local, así como la cirugía de extremidades puede llevarse a cabo con bloqueos periféricos.

El cuidado óptimo posanestésico, así como la analgesia postoperatoria, son tan importantes como el manejo anestesiológico del mismo acto quirúrgico.

Dra. Montse Queralt

Especialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical