3 Min de lectura | En las últimas décadas la población cada vez está siendo más longeva, por lo que los pacientes que precisan intervenciones quirúrgicas suelen ser cada vez más mayores.

Las contraindicaciones para una operación o para ser sometido a una anestesia general no están estrictamente ligadas a los años. Lo que determina el pronóstico en una intervención y las complicaciones asociadas a la anestesia general son las comorbilidades de los pacientes.

No obstante, en general las técnicas anestésicas son seguras

La edad no es un riesgo directo para la anestesia

Puede haber pacientes de 80 años sin patologías previas y con un funcionamiento renal, hepático y pulmonar bueno. Por el contrario, hay pacientes de 50 años con múltiples comorbilidades, alteraciones en la función pulmonar, obesidad e insuficiencia renal o/y hepática.

Estos ejemplos nos llevan observar que la relación con la edad no es tan directa. De hecho, existen pacientes de 90 años que son sometidos a cirugías a diario. Por ejemplo, la artrosis de cadera o de rodilla están más vinculadas a la edad por lo que estos pacientes son candidatos a cirugía, al igual que los pacientes que sufren alguna caída y se fracturan la cadera. Otra intervención muy frecuente en paciente anciano es la de cataratas que se hará mediante anestesia local y con el paciente consciente por lo que las contraindicaciones serán mínimas.

Este tipo de intervenciones pueden realizarse con anestesia general o con anestesia local:

  • En la anestesia general el paciente está inconsciente e inmóvil por lo que tendrá que ser intubado para que pueda respirar.
  • En la anestesia local al paciente se le inyecta una solución anestésica en la columna para controlar el dolor por lo que el paciente permanece consciente durante la misma y no habrá ningún efecto sobre la vía aérea.

¿Dónde está el riesgo entonces?

La mayoría de los pacientes podrán ser candidatos a una anestesia general, de hecho, el riesgo estará ligado en gran parte al tipo de cirugía al que se sometan y a la causa que la desencadena.

Tendrá más riesgo una cirugía de urgencia con anestesia general en un paciente en estado crítico que una cirugía programada estando en un momento en el que sus condiciones de salud son óptimas y el paciente está preparado.

Anestesia en personas mayores: dos médicos en quirófano con una mascarilla anestésica

¿Preparación antes de una cirugía?

Ante cualquier indicación de cirugía es fundamental la hablar primero con el anestesista ya que hará un detallado informe del estado de salud del paciente:

  • Antecedentes de salud
  • Patologías actuales
  • Episodios previos

También se deberán hacer una serie de pruebas antes de la anestesia

Con toda esa información se le comunicará al paciente los riesgos y beneficios de someterse o no a la cirugía indicada y resolverá toda y cada una de sus dudas.

 Si decides someterte a la cirugía con anestesia general, el día previo deberás ir preparándote para la intervención. Consististe en realizar un ayuno como mínimo las 6 horas previas a la intervención dado que la anestesia general relajará su sistema digestivo y la vía aérea estará más segura si no hay comida en el estómago.

 

Lo que debes saber…

  • Las contraindicaciones para una operación o para ser sometido a una anestesia general no están estrictamente ligadas a los años.
  • En general las técnicas anestésicas son seguras: en la anestesia general el paciente está inconsciente e inmóvil por lo que tendrá que ser intubado para que pueda respirar.
  • Ante cualquier indicación de cirugía es fundamental la entrevista con el anestesista ya que hará un detallado informe del estado de salud del paciente.

Dra. Marina Ruiz Sánchez

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria consultora de Teladoc Health