////Prevención del deterioro cognitivo

Prevención del deterioro cognitivo

3 minutos | Una de las grandes preocupaciones de las personas ancianas y de su entorno es la pérdida de las facultades cognitivas y la aparición de una posible demencia.

Por ello, cualquier medida que tenga utilidad para la prevención del deterioro de las facultades mentales siempre es bienvenida.

Salud Mayores. Medicina preventiva para mayores. Prevención del deterioro cognitivoLas medidas que se han mostrado más efectivas para la prevención del deterioro cognitivo son aquellas que logran controlar los factores de riesgo cardiovasculares, por su implicación en la aparición de deterioro cognitivo por accidentes cerebrovasculares o por la aparición de la demencia vascular.

Así, la evitación de todos aquellos factores que puedan promover la enfermedad cerebro-vascular o las distintas demencias de dicho origen será la primera medida a adoptar.

Por ello, se han de evitar y controlar factores como:

  • el tabaquismo
  • la hipertensión arterial
  • la diabetes
  • la dislipemia
  • una dieta saludable (pobre en azúcares refinados y en grasas saturadas, rica en verduras y pescados)
  • el estrés
  • la práctica de ejercicio físico
  • el control del sobrepeso

Sin embargo, existen factores de riesgo no modificables para el desarrollo del deterioro cognitivo, como son la edad, los factores genéticos, la historia familiar de demencia y la presencia de síndrome de Down. Otros factores de influencia más incierta son la raza, la historia anterior de traumatismos craneales, la historia de síndrome depresivo anterior, la ingestión de aluminio, la exposición a campos magnéticos, la infección por virus de herpes simple, la edad avanzada de la madre al nacimiento del paciente, el hipotiroidismo o la historia familiar de síndrome de Down.

Actualmente no existe evidencia científica suficiente sobre la efectividad del uso de fármacos como los antiinflamatorios ni de suplementos vitamínicos o antioxidantes sobre la prevención del deterioro cognitivo. Así pues, no puede recomendarse en ningún caso su uso como protector del declive intelectual.

No obstante, sí existe evidencia que las personas con mayor nivel educativo y capacidad verbal durante la edad adulta presentan un índice de demencia inferior, lo que podría representar un factor protector neuronal o bien ser la expresión de una mayor capacidad de reserva neuronal.

Para mantener la memoria es importante mantener la actividad cerebral. Esto significa interesarse y pensar en el entorno, adquirir nuevos intereses y evitar la rutina. Es necesario interactuar con otras personas, saber qué sucede en la vida de familiares y amigos, colaborar en las tareas de la casa, de la comunidad o de los nietos. Muchas veces es posible aprender o adquirir nuevas habilidades: seguir un curso, integrarse a un grupo de teatro, aprender jardinería o repostería.
Boletín de Noticias Canal Salud

Con respecto al diagnóstico precoz de demencia, no existen evidencias para recomendar el estudio sistemático de la demencia en la población general ni en personas ancianas; sin embargo, distintas sociedades y expertos recomiendan cribado en mayores de 75 años, mayores de 65 años institucionalizados y los que tengan dificultades para realizar las actividades instrumentales de la vida diaria. En su diagnóstico serán útiles los distintos tests psicométricos, así como una valoración emocional y funcional.

Una vez ya se ha diagnosticado el deterioro cognitivo, aún es posible mantener una actitud de prevención, en varios puntos:

  • Prevención de la evolución del deterioro: en demencia vascular el control de los factores de riesgo cardiovascular puede hacer que se estabilice la pérdida de capacidades; esto es mucho más complicado en la enfermedad de Alzheimer, si bien se cuenta con fármacos que enlentecen dicha pérdida.
  • Prevención de accidentes: extravíos, errores de juicio (por ejemplo, en los gastos), dejar el fuego encendido o los grifos abiertos, etc.
  • Prevención de complicaciones secundarias: broncoaspiracion o úlceras cutáneas por presión.
  • Prevención del agotamiento físico y mental de familiares y cuidadores.

 

Dra. Montse Queralt

Especialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical

 

2018-11-20T10:56:11+01:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.