Consecuencias del uso de móviles para los bebés

////Consecuencias del uso de móviles para los bebés

Consecuencias del uso de móviles para los bebés

Los teléfonos móviles para bebés y las tabletas no deberían ser el juguete de los niños más pequeños. El juego con móviles y tabletas está afectando a las horas de juego manipulativo y social.

Los avances tecnológicos están presentes en nuestro día a día y en el de nuestros hijos. Los niños están expuestos a ellos y se acaban convirtiendo en usuarios de la tecnología a edades cada vez más tempranas. Evitarlos al 100% es casi imposible, pero sí es posible exponernos con una actitud responsable. Cada vez más, las alertas sobre los posibles peligros de las pantallas en el desarrollo infantil son más frecuentes. Es cierto que los niños están en pleno crecimiento y desarrollo, por lo que no pueden ser equiparados al adulto. Por este motivo, suelen ser más vulnerables a los efectos del entorno. En este caso vamos a analizar los posibles efectos de los teléfonos móviles para los bebés en base a los últimos estudios.

¿Qué tipo de radiación emiten los teléfonos móviles para los bebés?

En la naturaleza hay dos tipos fundamentales de radiaciones electromagnéticas: las ionizantes (de alta energía y que aumentan el riesgo de cáncer: rayos X, radón o rayos cósmicos) y las no ionizantes (de baja energía y sin evidencia actual de aumento de riesgo de cáncer).
La energía de radiofrecuencia es la que emiten los dispositivos móviles y es un tipo de radiación no ionizante. Este tipo de radiación puede ser absorbida por el cuerpo humano.

Radiofrecuencia y cáncer: ¿es cierto?

El único efecto biológico demostrado científicamente de la energía de radiofrecuencia es el calentamiento, como la que usan los hornos microondas. No hay evidencias claras de que haya relación entre el uso de teléfonos móviles y tumores cerebrales.
La mayor parte de los estudios están realizados en adultos, por lo que no son extrapolables a los niños. Se han empezado a realizar estudios en la población pediátrica, ya que su cerebro está en desarrollo y la exposición a radiofrecuencia pudiera ser mayor. Los resultados preliminares parece que no encuentran relación entre la exposición a los teléfonos móviles y el cáncer pediátrico.

Dispositivos móviles para bebés y niños: datos y cifrasbebé sentado jugando con un móvil

Los teléfonos móviles  para los bebés y las tabletas no deberían ser el juguete de los niños más pequeños. En esta etapa del desarrollo, es preferible otro tipo de juegos, pero parece que los últimos datos nos dicen otra cosa.
Es algo que preocupa mucho a los padres, pero parece que no podamos hacer nada al respecto. El juego con móviles y tabletas está afectando a las horas de juego manipulativo y social. La falta de límites y control juegan en contra de los padres.

  • El 50% de los niños entre uno y dos años utiliza el móvil para ver vídeos infantiles.
  • Más del 50% de los niños entre uno y 12 años pasa más de cuatro horas a la semana frente al televisor.
  • Un 32 % de los niños menores de 11 años consume entre una y dos horas al día a jugar con la tableta. Los mayores de 11 años juegan un promedio de cuatro horas diarias.
  • En los niños de ocho años, sólo tres de cada 10 niños juegan más de cuatro horas a la semana con juguetes. Los de 11, sólo dos de cada diez y los de 12, sólo nueve de cada 100.

¿Por qué los bebés juegan con móviles?

La razón más lógica es porque los tienen a mano en cualquier momento del día. Sus padres y familiares, dueños y usuarios de los mismos, no paran de utilizarlos.
Por otro lado, se han convertido en la niñera: los bebés se quedan absortos, reduce su actividad y no molestan. Es un recurso fantástico de entretenimiento que siempre está disponible.

Consecuencias del uso de los móviles para los bebés

Fundamentalmente, podemos observar estas repercusiones:

  • Falta de concentración en una tarea determinada: la tentación de utilizar el móvil para que el niño coma o se deje vestir no es nada aconsejable. Con este tipo de actitudes sólo conseguimos que el niño no tome conciencia de lo que está haciendo y perdemos unas oportunidades muy valiosas para que preste atención a una tarea determinada.
  • Aislamiento social: somos seres sociales y, desde nuestra más tierna infancia, lo que más nos enriquece son las relaciones con otros seres humanos. En los bebés, esta relación se estable mediante el juego. El abuso de los dispositivos móviles para los bebés hace que el niño juegue o se entretenga solo cuando debería invertir la mayor parte del tiempo compartiendo con otros.
  • Falta de autocontrol y ausencia de aprendizaje en diferir el deseo: en el bebé y el niño pequeño, el autocontrol se trabaja mediante la relación con sus padres y hermanos y los límites que ellos establecen. El uso indiscriminado del móvil para entretener al bebé, impidiendo que haga lo “que debería hacer” (jugar, manipular objetos e interaccionar con otros miembros de la familia), dificulta este desarrollo de actividades como el autocontrol o la capacidad de sobrellevar la frustración.
  • Si calmamos al bebé ante cualquier contratiempo o rabieta con su serie favorita en el móvil que siempre llevamos a mano, estamos impidiendo que el niño aprenda a gestionar sus deseos y emociones de una manera sana. En lugar de hacer consciente al bebé de lo que le pasa y ayudar a su cerebro a focalizar la atención, lo entretenemos y no entrenamos esta parte tan importante de su desarrollo.
  • Hábitos sedentarios: los niños y los bebés tienen que moverse y descubrir el medio en el que viven. El juego al aire libre, ir al parque, correr o saltar son mucho más enriquecedores a nivel físico y emocional que el juego de pantallas o estar viendo vídeos la mayor parte del día. Fomentar hábitos saludables desde la infancia y alentar a realizar actividad física diaria es una de las mejores herencias a nivel de salud para el futuro niño y adulto.
  • Menor exposición a estímulos sensoriales: los bebés de uno y dos años necesitan moverse, manipular las cosas, llevarse todo a la boca para experimentar, porque su aprendizaje es sensorial. Si el móvil se convierte en prácticamente la única fuente de entretenimiento, dejan de hacer lo que les toca y se limitan a fijar la vista y mover el dedo en la pantalla.
  • Otros problemas físicos: parece que algunos especialistas alertan de que están detectando más problemas oculares, de fatiga visual y dolores de espalda en niños cada vez más pequeños, algo que puede estar vinculado al abuso de pantallas.

¿Y qué hacemos con los móviles para los bebés?bebé sentado en un sofá con un móvil en las manos

Es cierto que los estudios no son concluyentes acerca del impacto de las pantallas y el desarrollo infantil, pero en lo que sí están de acuerdo las asociaciones pediátricas es que en menores de dos años no supone ningún beneficio. Hay argumentos desde la neuropsicología que explican que la interacción abusiva y sin control con dispositivos electrónicos en lugar de un juego más tradicional podría condicionar el funcionamiento y desarrollo del cerebro y tener repercusiones cognitivas y emocionales a largo plazo.

Como todo, en el punto medio está la virtud. Vivimos en un mundo tecnológico y aislar al 100% a los niños de la realidad que viven los adultos es algo muy complejo. El criterio, el autocontrol y el sentido común vuelven a ser los pilares esenciales en la crianza.

Lo que debes saber…

  • Los teléfonos móviles y las tabletas no deberían ser el juguete de los niños más pequeños. El juego con móviles y tabletas está afectando a las horas de juego manipulativo y social.
  • Los estudios no son concluyentes sobre el impacto de las pantallas y el desarrollo infantil, pero en lo que sí están de acuerdo las asociaciones pediátricas es que en menores de dos años no supone ningún beneficio.
  • Vivimos en un mundo tecnológico y aislar al 100% a los niños de esta realidad es complejo. El criterio, el autocontrol y el sentido común vuelven a ser los pilares esenciales en la crianza.

 

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

2018-06-18T11:44:17+02:0018 junio, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.