Miedos infantiles

Miedos infantiles

¿En qué consisten los miedos de los niños? Los miedos en los niños son reacciones de alarma frente a situaciones desconocidas o que ellos perciben como peligrosas. Son normales en el desarrollo evolutivo de los mismos y solamente se vencen […]

¿En qué consisten los miedos de los niños?

Los miedos en los niños son reacciones de alarma frente a situaciones desconocidas o que ellos perciben como peligrosas. Son normales en el desarrollo evolutivo de los mismos y solamente se vencen si se enfrentan, con lo cual es importante dotar al niño de las habilidades necesarias para ello. En cuanto un niño afronta con éxito una situación temida, gana a la vez en confianza y seguridad y puede verse más capacitado para enfrentarse a nuevos miedos.

 

Las reacciones habituales de los niños ante los miedos infantiles son las mismas que las que puede mostrar una persona adulta, aunque puede variar la intensidad de la respuesta. Un niño suele expresar miedo mediante conductas como llanto, gritos, irritación, huída o evitación de una determinada situación, temblores, sudoración, urgencia para orinar, aceleración cardiaca o tensión muscular, entre otras muchas.

 

miedos infantilesExisten variadas situaciones ante las que un niño puede sentir miedo y éstas suelen ir modificándose con la edad y el nivel evolutivo. En líneas generales, en la infancia suelen predominar los miedos relacionados con separarse de los padres, las personas desconocidas o extrañas, determinados animales, hacerse daño, ruidos fuertes y repentinos, la oscuridad, determinados personajes de ficción (como brujas, monstruos o fantasmas), etc.

¿Cómo deben actuar los padres frente al miedo de sus hijos?

  • La actitud de los padres es fundamental para evitar que un determinado miedo  se mantenga durante demasiado tiempo o se agrave. Éstos no deben sobreproteger al niño ante una situación temida (por ejemplo, cogiéndolo en brazos o sacándolo de la situación) ya que de esta forma le están confirmando al niño que la situación es realmente peligrosa. En vez de esto, la actitud general debe consistir en fomentar progresivamente una mayor autonomía en el pequeño, capacitarlo para afrontarse a las situaciones por sí mismo y conseguir, de esta forma, que vaya adquiriendo independencia y seguridad.
  • Hay que evitar enfadarse con el niño o ridiculizarlo debido al miedo que siente.
  • Es importante poder hablar con el niño, dándole la oportunidad de expresar abiertamente lo que teme y facilitarle a la vez explicaciones tranquilizadoras que le ayuden a darse cuenta progresivamente de que se trata de un miedo infundado. Se debe evitar mostrarle excesiva atención o preocupación debido al miedo que está expresando.
  • Se le puede demostrar con la propia actitud que realmente no pasa nada, convirtiéndose en modelos válidos para el niño o facilitarle experiencias en las que observe a otros niños afrontando, sin problema, la situación temida.
  • Es fundamental como padres no impacientarse y darle tiempo para superar un determinado miedo. No presionarlo ni obligarlo a afrontar bruscamente la situación temida es una buena actitud ante estas situaciones ya que, si no se lleva a cabo esta manera de proceder, muchas veces se conseguirá el efecto contrario al deseado, es decir, el aumento de su miedo.
  • Se puede percibir el miedo como una buena oportunidad para enseñar al niño a afrontarlo. El método más aconsejable es proponerle una aproximación gradual a la situación temida, aumentando progresivamente el tiempo, la dificultad o la intensidad de la misma. Ante cualquier pequeño esfuerzo y evolución de afrontamiento que haga el niño es importante elogiarlo o premiarlo.
  • Se debe estar especialmente atentos en los casos en los que un determinado miedo se prolonga mucho en el tiempo, provoca respuestas de gran intensidad, causa un malestar significativo en el niño o interfiere excesivamente en su vida diaria, ya que en esas circunstancias podría ser necesario buscar ayuda profesional por parte de un psicólogo infantil.

Leer más
Miedos infantiles
5 ( 1 voto )
2018-06-10T19:27:03+00:002 noviembre, 2016|

Comentarios (2)

  1. ana enero 22, 2017 en 8:01 pm - Responder

    Viendo un artículo de esta semana en El Mundo sobre cuentos infantiles para dormir. El artículo es este:
    El Mundo

    … me gustaría explicar que hace un par de meses fui con mi niño de 4 años a ver un Cuentacuentos que trataba precisamente de eso, de que todos los presentes nos quedáramos allá mismo dormidos.

    Creo que se titulaba Quedate dormido en tu camita. El suelo estaba lleno de mantas y cojines para que todos nos tumbáramos. Y la chica que contaba el cuento pasaba por encima de toda la gente, que era un montón, porque la sala estaba llenísima.

    Estaba basado en dos libros que aparecen en ese artículo del Mundo:
    El libro titulado Mi camita y el libro titulado Todos bostezan.

    Ciertamente a mi niño le encantó, y me sorprendió mucho porque pidió dormir esa noche en su camita, que era un poco la finalidad de ese espectáculo.
    Así que me hice con esos dos libritos y la verdad, mi hijo casi cada noche duerme en su cama. Le hemos puesto a la cama unos ojos y una boca como la del cuento y se duerme feliz.

    Al leer ayer el artículo del El Mundo, quería contar esta experiencia, que realmente fue muy enriquecedora.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Miedos infantiles
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar