Medicina preventiva en la mujer

Medicina preventiva en la mujer

Concepto actual de salud: se define como un estado de bienestar físico y psíquico buscando calidad de vida de la persona

Planificación familiar y atención al embarazo

El concepto actual de salud, que va mucho más lejos que solamente la ausencia de enfermedades, se define como un estado de bienestar físico y psíquico buscando la calidad de vida de la persona. Por este motivo presenta en la mujer unas connotaciones muy especiales al incluir, lógicamente, todos los aspectos relacionados con la maternidad.

En este sentido, aparte de la medicina asistencial ante la enfermedad o lesión declarada, la Medicina Preventiva tiene un campo de gran importancia que incluye aspectos generales, dietéticos y de modos de vida, así como la prevención de enfermedades comunes al varón, como pueden ser la diabetes, coronariopatías, etc… y aspectos específicos de la mujer para prevenir enfermedades propias de la misma, fundamentalmente relacionadas con patologías ginecológicas y de la mama y, como decíamos antes, todo lo relacionado con la maternidad.

En este aspecto son muy importantes los Programas de Planificación Familiar, los cuales presentan un doble objetivo. Uno general, en cuanto a conseguir una sexualidad sana y que evite las enfermedades de transmisión sexual y otro específico, en relación con el control responsable de la descendencia de la pareja.

En los casos en que se busque la descendencia no conseguida de la pareja, el Programa debe ser un paso previo a otras técnicas o procedimientos más complejos relacionados con el diagnóstico y tratamiento de una posible infertilidad y que pueden llegar a incluir técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la fecundación in vitro.

En el sentido contrario, cuando se quiera evitar la descendencia, el Programa permite, a través de la consulta y control por el especialista, la aplicación de técnicas anticonceptivas. Estas técnicas pueden ser definitivas mediante procedimientos quirúrgicos de escasos riesgos y molestias para el paciente, como son la ligadura de trompas mediante laparoscopia o la vasectomía de la pareja. La anticoncepción también se puede conseguir de forma temporal mediante fármacos o medios mecánicos (DIU, diafragma e incluso preservativos) prescritos, igualmente, por el especialista.

En las mujeres embarazadas se deben extremar los cuidados y medidas de prevención con controles periódicos del especialista sobre la futura madre y el feto.

Cuidados y controles sobre la futura madre

  • Controles sobre el peso y tensión arterial.
  • Controles sobre la alimentación, con aportes vitamínicos y de oligoelementos cuando éstos sean necesarios y fundamentalmente con aporte de ácido fólico, aporte que idealmente debería haberse iniciado antes del embarazo. Información sobre estilos de vida saludables que favorezcan la gestación.
  • Abstención de fumar y de ingesta de alcohol o de cualquier otra droga. Atención especial merece la toma de medicamentos durante el embarazo, éstos siempre deben de ser prescritos por el tocólogo y en el caso de que la mujer estuviera tomando cualquier otro tipo de medicación debe siempre consultarlo.
  • Controles analíticos al inicio del embarazo para detectar enfermedades infecciosas, conocidas o no por la mujer, pero con clara repercusión en la gestación, como son: rubéola, toxoplasmosis, sífilis, sida, hepatitis B e infecciones urinarias.
  • Controles analíticos trimestrales para detectar anemias o aumento de glucosa en sangre.

Controles sobre el feto

Mediante ecografías que permitan valorar el desarrollo somático del feto y que básicamente se deberían realizar:

  • A la semana número 13 para detectar la viabilidad y número de fetos, el riesgo de cromosomopatías (síndrome de Down) y malformaciones fetales mayores. Como consecuencia de esta exploración y con los antecedentes de la madre puede estar indicada la realización de una técnica denominada amniocentesis, la cual presenta cierto riesgo que debe ser valorado conjuntamente por el especialista y la madre y realizarse cuando ésta tenga una edad superior a los 35 años o se puedan sospechar alteraciones cromosómicas del feto. Esta técnica se practicaría en la semana 15 del embarazo. También existe la posibilidad de detectar el síndrome de Down a través de una determinación analítica de sangre.
  • Entre las semanas 18 y 20 para detectar, nuevamente, posibles malformaciones congénitas y valorar el desarrollo somático del feto y al final del embarazo para conocer la posición fetal y realizar una nueva valoración global.

Monitorizaciones fetales, las cuales deben realizarse a partir de la 36 semana.

Estas medidas se complementan con los Programas de Preparación al Parto a partir del segundo trimestre del embarazo y que mediante técnicas respiratorias y de relajación, gimnasia prenatal, psicoterapia de grupo e información a la futura madre sobre el proceso biológico de su maternidad, buscan que ésta se encuentre preparada física y psicológicamente para el momento del parto.

MAPFRE ofrece en sus pólizas de seguros médicos, Programas de Planificación Familiar, de Reproducción Asistida y de Preparación al Parto, así como un cuadro médico constituido por  más de 1.500 especialistas en tocoginecología para poder atender adecuadamente desde el punto de vista asistencial y preventivo a su población femenina asegurada.

2018-06-10T11:22:45+02:0027 octubre, 2015|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.