Salud Familiar | Salud Dental | Salud Bucodental infantil |

Niños y caries dental

Publicado por

Valora este artículo

LO QUE DEBES SABER…

 

  • La caries en los niños es cinco veces más frecuente que el asma infantil.
  • El odontopediatra es el profesional más adecuado para tratar la caries a un niño.
  • Además del tratamiento más adecuado, este profesional tiene muy en cuenta la edad y grado de madurez del niño.
 
¿Dónde acudir?
 

El dentista especializado en niños se llama odontopediatra. Es el profesional que está más capacitado para atender a los niños ya que se ha formado y entrenado especialmente, tanto a nivel técnico como a nivel psicológico.

 
La técnica
 

Lo primero que tendrá en cuenta el odontopediatra es el grado de afectación de la caries. Para ello lo más seguro es que se ayude con alguna radiografía dental. Ante cualquier diagnóstico o tratamiento siempre va a tener en cuenta que hay una pieza definitiva que ya se encuentra dentro del hueso y en estado de formación.

 

Cuando la infección alcanza el germen de la pieza definitiva no hay más remedio que realizar la extracción, ya que de lo contrario podría provocar una mala formación de la definitiva.
Los materiales que se utilizan para hacer tratamientos del nervio en dentición de leche son distintos que los que se usan para la dentición de adulto. Hay que pensar que los dientes de leche tienen características distintas y que en ellos las caries avanzan rápidamente hasta el nervio. Esto es debido a que en los dientes de leche las proporciones de esmalte y dentina son mucho más pequeñas que en la dentición definitiva. De manera que, proporcionalmente, el nervio es muchísimo más grande.

Caries y niños

 
Psicología
 

El odontopediatra tiene muy en cuenta la edad de cada niño y su grado de madurez. Por ello, dispone de varias técnicas para que el niño no se asuste ante todo lo que sucede en la consulta.

 

Para empezar, se debe evitar transmitir al niño la ansiedad que pueda tener alguno de los padres frente al dentista y a la consulta dental. Lo más seguro es que esa ansiedad tenga su origen en la niñez. Y es precisamente eso lo que queremos evitar. Afortunadamente, los tiempos han cambiado muchísimo e ir al dentista no tiene por qué ser una experiencia desagradable.

 

En la primera visita lo más probable es que no le haga más que diagnóstico. Hay padres que muchas veces insisten para hacer tratamiento el mismo día de la primera visita, pero suele ser contraproducente. Para un niño ya es suficiente estrés ir a la consulta dental, sentarse en un sillón que se mueve, conocer al doctor/a, dejarse mirar y hacerse alguna radiografía… Suficiente para un solo día.

 
Prevención
 

El odontopediatra enseñará al niño una buena técnica de cepillado y asesorará a las familias sobre alimentos y hábitos poco recomendables para tener una buena salud dental.
Las revisiones, en niños, se realizarán cada seis meses ya que así es más fácil detectar los problemas a tiempo de instaurar el tratamiento adecuado y más efectivo.

 
 
Dra. Anna Parellada Insa

Especialista en Odontología y Odontopediatría

Médico colaborador de Advance Medical
 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre