Salud Familiar | Salud Dental | Tu dentista te ayuda |

Tratamiento de las alteraciones de la mucosa oral, las glándulas salivares y los huesos maxilares

Publicado por

Valora este artículo

El tratamiento utilizado para las lesiones de la mucosa oral va a depender, de forma absoluta, de la etiología o causa de la lesión.

 

Si nos encontramos ante una infección de la mucosa oral el primer ítem a indagar sería su etiología específica: vírica, bacteriana, fúngica….Ello nos determinará el tratamiento de forma absoluta pues sólo si es de causa bacteriana estará indicado el tratamiento con antibióticos.

 

Otros procesos banales y frecuentes son las aftas. Sin tratamiento cicatrizan por sí solas en 7-10 días pero existen tratamientos sintomáticos que alivian el dolor y aceleran el proceso de resolución, por ejemplo enjuagues con manzanilla o agua salada.

 

En caso de mucositis por radioterapia o quimioterapia podemos realizar enjuagues profilácticos con una disolución específica (un litro de agua con dos cucharadas de bicarbonato ó una de bicarbonato y una de sal).

 

En el caso de la llamada “boca seca”, asociada o no a patología sistémica (síndrome de Sjögren) o por alteraciones congénitas o adquiridas de las glándulas salivares se puede recurrir a la saliva artificial, chiles de xilitol o medidas sintomáticas como la toma de hielo, para mantener las mucosas hidratadas.

 

El tratamiento de patologías como los quistes maxilares dependerán también de su etiología, pudiendo requerir tratamientos antibióticos asociados a tratamientos endodónticos (origen dental) a intervenciones quirúrgicas con la extirpación de los quites.

 

Las sialolitiasis como las sialoadenitis, las ránulas o los mucoceles sus tratamientos serán analgésicos y antibióticos en caso de complicaciones por sobreinfección bacteriana. En algunos de estos casos será necesaria la intervención quirúrgica.

 

Cuando existen trastornos propiamente epiteliales, aumentos de tamaño de la glándulas salivares o abombamientos de los maxilares es de vital importancia el estudio y si fuere necesario su biopsia para proceder al tratamiento específico y más apropiado para esa determinada lesión (como ya se ha mencionado en el capítulo correspondiente). Una vez confirmado un proceso tumoral maligno y realizado su estudio de extensión se debe estudiar el caso de forma específica y aislada para ese determinado paciente. Para ello se realizan sesiones interdisciplinares donde se valoran los diferentes recursos terapéuticos (cirugía, radioterapia, quimioterapia…) y su utilización de forma combinada para optimizar los resultados obtenidos.

 

Desde el punto de vista exclusivamente quirúrgico el tratamiento de un tumor debe ser radical y agresivo (siempre que la localización lo permita) con la finalidad de extirpar el total del tumor y un área peritumoral de seguridad para evitar su recidiva. Posteriormente se contemplará la posibilidad de cirugía reparadora con finalidad estética y para paliar el defecto dejado por la resección tumoral.

 

Mencionaremos a parte la alveolitis seca, entidad de causa desconocida y que aparece como un fuerte dolor tras extracciones dentarias. Su curso es autolimitado sin tratamiento a unos 10-15 días. No hay un criterio común establecido para su tratamiento. El uso de antibióticos y antisépticos como la clorhexidina son los más utilizados.

 
 

Dr. Xavier Vidal Ramón

Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre