///Diferencias entre una infección vírica y bacteriana

Diferencias entre una infección vírica y bacteriana

3 minutos | Las bacterias y los virus son microorganismos que pueden causar infecciones en el ser humano y es importante identificar su causa para recibir un tratamiento adecuados. ¿Cómo podemos diferenciarlos?

Una de las principales diferencias entre los virus y las bacterias es que la infección bacteriana se puede tratar con antibióticos, mientras que la infección vírica, no. En este caso se podrían emplear antirretrovirales para impedir la replicación viral.

¿Qué son los virus?

Los virus son microorganismos muy pequeños que solo son visibles en microscopio electrónico. Necesitan un huésped para su supervivencia, al que le ocasionan una infección que puede ser suave o grave. Por lo que su presencia en el organismo humano es negativa.

Infecciones causadas por virus

  • Catarro común
  • Gripe
  • Laringitis
  • Bronquiolitis
  • Varicela
  • Sarampión
  • Rubeola
  • Parotiditis
  • Mononucleosis
  • Herpes
  • Hepatitis
  • Gastroenteritis, la mayoríason de origen vírico, aunque las hay bacterianas.

Muchas de estas infecciones pues prevenirse a través de la administración de vacunas, aquí puedes consultar el calendario de vacunación infantil.

¿Qué son las bacterias?

Las bacterias son microorganismos unicelulares de mayor tamaño que los virus y son visibles en microscopio óptico. Anatómicamente son más estructurados y evolucionados: poseen una pared celular y orgánulos en su interior.

Pueden ocasionar procesos infecciosos en el ser humano desde cuadros banales hasta enfermedades sistémicas e incluso la muerte por sepsis. Aunque, su presencia en el organismo humano puede llegar a ser beneficiosa frente a agresiones externas.

 Infecciones causadas por bacterias

  • Amigdalitis
  • Pultácea
  • Tosferina
  • Escarlatina
  • Tuberculosis
  • Infecciones urinarias
  • Sobreinfecciones respiratorias
  • Otitis
  • Neumonías
  • Gastroenteritis, en caso de que la infección sea bacteriana el cuadro será más agresivo e invasivo que la vírica siendo el tratamiento sensiblemente diferente.

Diferencia entre un virus y una bacteria: bacterias

 Síntomas habituales de una infección

Ante una infección aguda nos vamos a encontrar con los típicos síntomas sistémicos:

  • Fiebre
  • Dolor articular
  • Astenia
  • Fatiga
  • Cansancio

También síntomas asociados al microorganismo en particular, por ejemplo, si nos diagnostican una amigdalitis bacteriana tendremos inflamación de las amígdalas, dolor al tragar, placas, ganglios inflamados…

Cómo confirmar una infección bacteriana

La infección bacteriana se confirmará mediante el aislamiento de la bacteria en el cultivo. Un dato a tener en cuenta es que existen infecciones víricas que pueden complicarse con una sobreinfección bacteriana. Por ejemplo, las otitis y sinusitis por la complicación de un catarro y las neumonías tras una bronquitis viral.

Ante un presunto proceso infeccioso puede solicitarse una analítica donde aparecen alterados una serie de marcadores inespecíficos pero sugerentes de infección:

  • Leucocitos en sangre
  • PCR (alteración de la proteína C reactiva): es una reacción de fase aguda que se produce en el hígado y se segrega hacia la circulación sanguínea pocas horas después del inicio de una infección o inflamación.
  • VSG (alteración de la velocidad de sedimentación globular): Es otro marcador inespecífico de inflamación que puede elevarse en diferentes circunstancias y cuyo resultado debe interpretarse globalmente junto a los hallazgos clínicos. Algunas causas de aumento moderado de VSG serían la inflamación, la anemia, las infecciones, el embarazo y la senectud.

Si no se puede saber con claridad la causa del proceso infeccioso, lo habitual es pautar un tratamiento para los síntomas y controlar la evolución de la infección.

Si la fiebre aumenta, la mucosidad se vuelve purulenta y el estado general del paciente empeora, entonces es cuando se suele comenzar a tomar antibiótico empírico (se elige el antibiótico más frecuentemente empleado en el tratamiento de esas infecciones).

Uso responsable de antibióticos

El uso inadecuado de antibióticos, además de suponer un coste sanitario innecesario, puede hacer que las bacterias se vuelvan resistentes (superbacterias). En este caso dispondríamos de pocos recursos terapéuticos.

Cuando nos enfrentamos a una infección rebelde al tratamiento solemos realizar un estudio llamado cultivo y un antibiograma con los que obtendremos la información exacta del agente causal y de la batería de antibióticos a los cuales es sensible o resistente. De esta forma nos aseguramos de que la prescripción de antibiótico será efectiva para eliminar el germen.

Lo que debes saber:

  • Virus y bacterias son microorganismos diferentes capaces de producir infecciones. Las bacterianas se tratan con antibiótico mientras que las víricas no.
  • El catarro común, la gripe, las laringitis, herpes, varicela o hepatitis son infecciones producidas por un virus. Mientras que la amigdalitis pultácea, tosferina, escarlatina, tuberculosis, infecciones urinarias, sobreinfecciones respiratorias, otitis o neumonías son causadas por bacterias.

Dra. Ana García
Especialista en Medicina de Familia

Medico consultor Advance Medical

2020-07-13T15:12:04+01:0010 julio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.