Cuerpo y Mente | Hábitos estacionales |

Alergia en primavera

Publicado por

LO QUE DEBES SABER…

 

  • La alergia al polen es la más frecuente en primavera, seguida de los ácaros del polvo (aunque ésta también puede darse el resto del año).
  • Ante la sospecha, el pediatra derivará al alergólogo infantil, que realizará los test cutáneos, analítica de sangre y, en algunos casos, prueba de provocación con el alergeno causante.
  • Mantener las ventanas cerradas en casa, y evitar actividades al aire libre sobre todo en días de viento y sol intenso son algunas medidas para minimizar los síntomas (picor nasal, mucosidad, lagrimeo…).

 
Cuando llega la primavera es inevitable hablar de alergia, afectando por igual a adultos y niños.
 
La alergia es una reacción exagerada de nuestro organismo a una sustancia que reconoce como dañina y que se llama alérgeno. Los alérgenos suelen ser proteínas. Muchas sustancias pueden provocar una reacción alérgica pero las más frecuentes son: los alimentos, fármacos e inhalantes como  el polen, el pelo o caspa de animales y los ácaros del polvo.
 
La alergia tiene un fuerte componente hereditario y es normal que los niños alérgicos tengan familiares con enfermedades alérgicas: asma, rinitis, atopia o alergia a alimentos. A primera vista podemos pensar que la alergia es una enfermedad banal y sin importancia pero esto no es cierto, ya que dificulta la calidad de vida del que la padece. Por esto es muy importante realizar un estudio alergológico precoz si hay síntomas, para poner el tratamiento más adecuado.
 
primavera y polenEl diagnóstico de la alergia se realiza cuando existe una sospecha por parte del Pediatra. Las pruebas las realiza el alergólogo infantil y consisten en unos test cutáneos (prick test), una analítica de sangre y, en algunos casos, una prueba de provocación con el alérgeno causante de los síntomas.
 
El principal agente causal de las alergias en primavera es el polen de algunas plantas. En segunda posición estarían los ácaros del polvo, que aunque están presentes todo el año, encuentran, en la primavera, unas condiciones de temperatura y humedad excelentes para crecer.
 
Aproximadamente un 20% de las personas están sensibilizadas a algún tipo de polen.
 
Los árboles y las plantas que causan problemas alérgicos durante la primavera son: gramíneas, ciprés, platanero, olivo y artemisa.
 
Los inviernos muy lluviosos provocan floraciones muy intensas en primavera, por lo que los niveles de polen son muy altos en la atmósfera y causan mayor incidencia de alergias en primavera.

Los síntomas más frecuentes en los niños o adultos alérgicos al polen y a los ácaros son los respiratorios:

  • Picor nasal y/o de los ojos
  • Ojos rojos y lagrimeo constante
  • Mucosidad líquida (agüilla) nasal
  • Estornudos
  • Congestión nasal sin otros síntomas de catarro
  • Asma, dificultad respiratoria

Los niños alérgicos al polen presentarán los síntomas de manera estacional, es decir, solo durante  unas  semanas al año que coincidirán con la época de floración de la planta a la que son alérgicos. Es resto del año, si tienen ninguna otra alergia, estarán sin molestias.
 
Los niños con alergia los ácaros tendrán síntomas durante todo el año y pueden emporar un poco más en primavera.
 
niño alérgico

Para hacer una correcta prevención y tratamiento se debe conocer a qué es alérgico el niño, de esta manera, podremos evitar o disminuir la exposición al alérgeno causante de los síntomas.
 
La alergia tiene tratamiento. La medida más importante es la evitación del alérgeno. El Pediatra tiene un amplio abanico de tratamientos farmacológicos para aliviar los síntomas: antihistamínicos, broncodilatadores, antiinflamatorios… En algunos casos es posible la prevención de la alergia mediante vacunas (inmunoterapia). Es fundamental un estrecho control del Pediatra y una constancia en el cumplimiento del tratamiento para poder controlar los síntomas alérgicos.
 
Es imposible evitar el contacto con los ácaros del polvo y con el polen durante la época de floración, pero podemos tomar algunas medidas para reducir el contacto. La “Red Española de Aerobiología” realiza recuentos polínicos en diferentes puntos de la Península que pueden ser de utilidad a los pacientes alérgicos.
 
En las épocas más críticas el niño alérgico también puede presentar síntomas con agentes ambientales irritantes como: perfumes, ambientadores, contaminación de grandes ciudades y humo del tabaco.
Servicio Orientación Pediátrica-teCuidamos

Medidas para disminuir el contacto con el polen

  • Conocer el tipo de polen  y la época de floración. Es muy importante para aplicar las siguientes medidas preventivas
  • Mantener las ventanas cerradas de casa (sobre todo por la noche) y también las del coche
  • Llevar gafas de sol
  • Lavar bien las verduras antes de comerlas
  • Evitar las actividades al aire libre
  • Utilizar filtros para el aire acondicionado y cambiarlos anualmente
  • Evitar actividades que mueven el polen como cortar el césped o barrer la terraza
  • Antes de irse a dormir pulverizar con agua la habitación
  • Los días de viento y sol intenso saber que aumenta la concentración de polen en el ambiente
  • La concentración de polen es menor en los edificios y en las zonas marítimas
  • Informarse de las concentraciones de polen de la zona donde se vive

Medidas para disminuir el contacto con los ácaros del polvo

  • Limpiar el polvo con un paño húmedo
  • Fregar y utilizar el aspirador, no barrer
  • Aspirar semanalmente los sofás, somier y colchón
  • Ventilar diariamente el dormitorio
  • Evitar tener muchos objetos de decoración que faciliten la acumulación del polvo: peluches, libros, alfombras, juguetes…
  • Lavar semanalmente la funda del colchón
  • Evitar colchones y cojines de lana y pluma
  • Ventilar la ropa guardada en el armario antes de utilizarla
  • Evitar humidificadores
  • Si se va a una segunda residencia, ventilar la vivienda 24 horas antes
  • Existen acaricidas y fundas especiales antiácaros que pueden ser útiles

 

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre