Sustancias químicas que afectan a nuestra salud respiratoria

///Sustancias químicas que afectan a nuestra salud respiratoria

Sustancias químicas que afectan a nuestra salud respiratoria

Vivimos rodeados de sustancias químicas que pueden impactar en nuestra salud y la de nuestros hijos: parabenos, ftalatos o alquilperfluorados. ¿Qué efectos tienen estos componentes en nuestro organismo?

De algunas de estas sustancias químicas sabemos mucho, pero, de otras, quedan años e investigación para saber si su exposición prolongada es peligrosa. Los conocimientos actuales, en el caso, por ejemplo, de la salud respiratoria infantil, aportan luz sobre qué consideramos dañino y qué no.

Nuestra sociedad de bienestar es fruto del desarrollo industrial y, en buena parte, de los productos químicos como detergentes, insecticidas, tintes o plásticos. Las sustancias químicas que tienen los productos que comemos o usamos a diario (desde alimentos, cosméticos o utensilios) necesitan años de estudio para determinar si son o no perjudiciales para la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dispone de un departamento específico, el Programa Internacional de Seguridad de las Sustancias Químicas, donde se estudia el impacto de los químicos en nuestra salud. De hecho, ya ha alertado de la peligrosidad de algunos de ellos como el amianto, el benceno, el plomo o las dioxinas.

Una vez demostrada su toxicidad, se retiran del mercado y son reemplazadas por otras que, evidentemente, no sabemos con certeza acerca de su inocuidad hasta pasados unos años. Lo ideal sería legislar para evaluar sus daños antes de emplearlas en la industria, pero todavía no es así.

¿A qué denomina exposoma?

En los últimos años se ha acuñado un nuevo término, exposoma, definido como la totalidad de las exposiciones ambientales que afectan a las personas desde la concepción en adelante, complementando el genoma. La peculiaridad del exposoma es que es modificable, por ejemplo, cambiando los hábitos o la contaminación ambiental.
El concepto de exposoma engloba tres ámbitos:

  1. Medio exógeno general: incluye el entorno urbano, los factores climáticos, el nivel socioeconómico o el estrés.
  2. Medio exógeno específico: como contaminantes, la dieta, la actividad física o el tabaco.
  3. Medio endógeno: incluye factores biológicos de la persona como el metabolismo, la microflora intestinal y la agresión oxidativa.

Principales sustancias químicas que afectan a nuestra salud: PFAS, ftalatos y parabenos

PFAS

Tienen un amplio uso en aplicaciones industriales como plastificantes. Debido a su uso tan extendido, se han detectado PFAS en el medio ambiente, en los peces, las aves y los mamíferos. Por lo tanto, pueden ser inhalados, ingeridos o absorbidos por la piel. Están presentes en:

  • Utensilios antiadherentes de cocina
  • Revestimientos antimanchas o resistentes al agua de tejidos
  • Pinturas y barnices
  • Muebles
  • Zapatos
  • Revestimientos destinados a productos de papel aptos para el contacto con los alimentos (como las bolsas de palomitas para microondas, envoltorio de caramelos o cajas para pizza)
  • Productos de limpieza y de higiene personal ( champú, hilo dental)
  • Cosméticos (esmalte de uñas o maquillaje)
  • Fórmulas de insecticidas.

Ftalatos

Están muy presentes en nuestro hogar y se usan como plastificante. En algunas investigaciones se han hallado ftalatos en el polvo doméstico. Por tanto, pueden ser inhalados o absorbidos por la piel si se utilizan productos que los contengan. Se pueden encontrar en:

  • Juguetes
  • Pegamentos y adhesivos
  • Aparatos electrónicos
  • Materiales de construcción
  • Productos de limpieza e higiene
  • Cosméticos y perfumes
  • Envases (como botellas de agua)
  • Pinturas, barnices, arcilla para modelar, ceras y tintas de impresión
  • Ropas y tejidos
  • Ambientadores o pesticidas

Parabenos

Son sustancias que se utilizan como conservantes en productos de higiene personal y en cosméticos para evitar que se degeneren con microorganismos, es decir, tienen una función bactericida y fungicida. Son los más usados por su bajo precio. Los más utilizados en cosmética son:

  • Metilparabeno
  • Propilparabeno
  • Butilparabeno
  • Etilparabeno

Los parabenos también se encuentran en alimentos y bebidas, normalmente bajo el nombre de E-214 (metil-P-Hidroxibenzoato), E-215 (p-hidroxibenzoato sódico de etilo), E-218 (p-hidroxibenzoato de metilo) y E-219 (p-hidroxibenzoato sódico de metilo). Fundamentalmente los encontramos en los siguientes alimentos:

  • Helados
  • Productos de pastelería
  • Refrescos
  • Fiambres
  • Gelatinas
  • Aceites

diferentes aditivos nocivos en cosméicos

¿Cómo afectan a la salud de los niños?

Las etapas más delicadas de la vida, en relación con la exposición a tóxicos, son la prenatal y la primera infancia, donde los órganos se desarrollan y su vulnerabilidad es máxima.
Acaba de ser publicado un estudio internacional en la prestigiosa revista The Lancet Planetary Health realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia (INSERM).

La exposición prolongada durante el embarazo y la primera infancia a determinadas sustancias, habituales en nuestra vida cotidiana, se asocia a peor salud respiratoria en la infancia con repercusiones de por vida, como las enfermedades respiratorias crónicas, cardiovasculares, metabólicas e incluso con muerte prematura.

Esta investigación se centró en el exposoma de la primera infancia. Se estudiaron 1033 gestantes y sus hijos hasta que tenían 12 años, de seis países europeos (España, Francia, Inglaterra, Lituania y Noruega). Se midió un gran número de factores ambientales a los que los niños estaban expuestos, desde contaminantes del aire, ruido o disruptores hormonales, incluyendo el estilo de vida de las madres. El resultado se basó en el análisis de 85 exposiciones prenatales y 125 postnatales. Para evaluar la función respiratoria de los niños se les realizó una espirometría a los seis y a los 12 años.

Se pudo concluir que la exposición prenatal a sustancias perfluoroalquiladas (PFAS), concretamente de PFOA y PNFA, se asociaban a una pérdida de entre un 1 y un 2% de la capacidad pulmonar de los niños. Aunque el porcentaje parezca muy pequeño, se debe considerar que los efectos son acumulativos a lo largo de la vida y a que a nivel poblacional un 1% tiene un gran impacto.

En cuanto a la exposición a tóxicos durante los primeros años de vida, se halló relación entre los ftalatos (ya conocidos como disruptores hormonales) y los parabenos con una disminución de la función respiratoria. A mayor exposición a estas sustancias, peor respiraban los niños.

¿Qué podemos hacer?

Ser conscientes de lo que puede hacernos daño, sobre todo, a los más pequeños, es fundamental para llevar una vida más saludable presente y futura.
Los estudios sobre el impacto de las sustancias químicas en la salud son imprescindibles para alertar a los fabricantes y a los gobiernos que legislan la necesidad de disminuir el uso de sustancias químicas potencialmente perjudiciales. Es prácticamente imposible evitar la exposición a todas ellas, pero sí podemos minimizarlas en nuestro hogar.

Dra. Esther Martínez
Especialista en Pediatría
Médico consultor en Advance Medical

Sustancias químicas que afectan a nuestra salud respiratoria
Valora este artículo
2019-06-14T10:55:19+02:0024 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Sustancias químicas que afectan a nuestra salud respiratoria
Valora este artículo