///Personalidad narcisista, ¿una enfermedad?

Personalidad narcisista, ¿una enfermedad?

5 minutos | ¿Conoces a alguien con personalidad narcisista? Todos, alguna vez en la vida, nos hemos cruzado con personas de trato difícil, que parece que por sistema se quieran situar por encima de los demás poniéndose a sí mismos como ejemplo de […]

¿Conoces a alguien con personalidad narcisista?

Todos, alguna vez en la vida, nos hemos cruzado con personas de trato difícil, que parece que por sistema se quieran situar por encima de los demás poniéndose a sí mismos como ejemplo de casi cualquier cosa que se lleve a cabo en el entorno donde se mueven, e incluso con una tendencia inusual a mantener un trato despreciativo hacia aquellos que les rodean. Tienen, lo que podríamos llamar una personalidad narcisista.

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Por posibles diferentes razones las personas narcisistas no han gozado de la necesaria y genuina dosis de amor suficiente para el desarrollo de una saludable vida mental que incorpore la capacidad de reconocer al otro y sus estados internos (empatía).
  • Las necesidades básicas de afecto se sustituyen por la necesidad de admiración y les lleva a desarrollar una personalidad en la que el intercambio natural de reconocimiento no tiene lugar.
  • Para poder ayudar a alguien en quien predomina este tipo de funcionamiento relacional es necesario que una parte de la persona se dé cuenta de ello y pida ser ayudado. Los seguros de MAPFRE Salud cuentan con un amplio cuadro médico de especialista en psicología y psiquiatría.

 

Sin duda, para todos aquellos que se relacionen a diario con este tipo de personas y que no pertenezcan a su círculo de intimidad, su presencia se hace rápidamente incómoda. Uno tiende a sentir que se le pone en una posición de inferioridad y eso no le gusta a nadie. Si además resulta que la persona ostenta un cargo de poder, la situación puede llegar a ser insoportable.

Es fácil observar que este tipo de personas no tiene interés por los demás ni su vida interior y por ello establecen relaciones en las que buscan ser admirados. De manera natural no les sale acercarse a las personas ni sienten ese anhelo ya que no han desarrollado esa capacidad.

Admiración vs reconocimiento

hombre señalándose el mismoLos seres humanos somos seres relacionales, esto quiere decir que sin la interacción con los demás no podríamos desarrollarnos. Todos hemos necesitado de alguien que nos sustente en las etapas más tempranas de la vida cuando éramos completamente dependientes. Este sustento se ha dado, por supuesto, a un nivel fisiológico cuando, por ejemplo, la madre se ha ocupado de amamantarnos o de abrigarnos, pero también se ha dado a nivel mental, ya que ésta, el padre y otros adultos de referencia nos han provisto de experiencias de interacción donde hemos sido reconocidos, es decir, alguien se ha encargado de reconocer nuestros estados internos y de darles respuesta por nosotros hasta que hemos sido capaces de hacerlo por nosotros mismos. Este reconocimiento del que hablo es una incipiente forma de amor que todos los seres humanos necesitamos en cierta medida para subsistir y poder a la vez desarrollar la capacidad de reconocer a los demás y sus estados internos.

Suplir la falta de amor

En el caso de los narcisistas estas experiencias primarias de reconocimiento por parte de alguien no han tenido lugar de manera satisfactoria. Tal vez su madre fuera muy fría o tuviera una depresión, o estuviera angustiada, quién sabe. El caso es que por posibles diferentes razones estas personas no han gozado de la necesaria y genuina dosis de amor suficiente para el desarrollo de una saludable vida mental que incorpore la capacidad de reconocer al otro y sus estados internos (empatía).
Al haberse visto privados de este tipo de interacciones de calidad afectiva, el potencial narcisista aprende a suplir esa necesidad de reconocimiento genuino a través de comportamientos que buscan atraer la mirada del otro, la madre, el padre y en el futuro los demás. Se produce entonces una especie de confusión, las necesidades básicas de afecto son reemplazadas por la necesidad de admiración y esto le lleva a desarrollar una personalidad en la que el intercambio natural de reconocimiento tan necesario para sentirse en sintonia con los demás no llega a tener lugar.

Depresivo latente

No hay que olvidar que, debido a este hecho, el narcisista es un depresivo latente, es decir, alguien cuya personalidad se ha desarrollado encima de, en palabras del psicoanalista y bioquímico británico de origen húngaro Michael Balint, una falta básica. Esto significa que hay un vacío estructural, algo necesario que no se obtuvo y que tuvo que ser sustituido por otra cosa para asegurar la supervivencia mental del individuo.

¿Se puede ayudar alguien con personalidad narcisista?

mujer seria con los brazos cruzados
Para poder ayudar a alguien en quien predomina este tipo de funcionamiento relacional es necesario que una parte de la persona se dé cuenta de ello y pida ser ayudado. Como todos los trastornos mentales de origen psicológico, el narcisismo puede darse en grados distintos. No será lo mismo, por lo tanto, alguien que funcione parcialmente de esta manera que alguien cuya personalidad esté totalmente basada en este funcionamiento. Así que lo más importante es estar atentos a en qué medida la persona reconoce su dificultad para vincularse saludablemente y utilizar esa sensación de falta para poder transformar este hecho en una demanda de ayuda.

¿Es arriesgado convivir con algún narcisista?

La personalidad narcisista tiene como característica principal la búsqueda de la admiración y esta tendencia puede venir acompañada por la de situar a los demás en un lugar inferior. La relación de intimidad con un narcisista vendrá determinada por un posicionamiento definido en la relación tanto de él o ella como del otro. Las personas que establecen lazos de intimidad con narcisistas suelen estar situadas en un lugar relacional de dependencia o sumisión, ya que de otro modo no podrían ser satisfechas sus necesidades.
El grado de poder que se le otorgue al narcisista puede variar en función del rol social que desempeñe y esto puede suponer que aquellos que le rodean sufran las consecuencias. Por tanto, hemos de estar alerta y aprender a protegernos. A veces, en función de la predominancia o no de aspectos sanos, convendrá alejarnos de la relación para preservar nuestra propia integridad, mientras que otras, convendrá moderar el contacto y en los casos de mejor pronóstico, tal vez, el narcisista inicie un proceso de psicoterapia y transformación que le lleve a modificar su manera de relacionarse. Desgraciadamente, estos últimos casos son escasos.

 

 

Enric Artés

Especialista en Psicología Clínica

Psicólogo consultor de Advance Medical

 

2020-05-26T09:09:32+02:0011 abril, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.