///¿Te apuntas al movimiemto JOMO?

¿Te apuntas al movimiemto JOMO?

El término JOMO fue acuñado por el conocido blogger Anil Dash, quien definió el placer de “no estar ahí” tras el nacimiento de su primer hijo, que le hizo pasar un mes absolutamente desconectado de internet.

Se estima que el ciudadano medio pasa una media de dos horas al día en las redes sociales. Esto suma un total de 5,5 años a lo largo de la vida. ¿Es realmente un tiempo bien invertido? ¿Qué otra cosa podrías hacer con ese tiempo? ¿Cuadra con tus valores? El movimiento JOMO promueve el disfrute por lo que estamos haciendo en el momento, en vez de en lo que podríamos hacer, posibilitando así un estado de plenitud. Te explicamos más…

FOMO Y JOMO ¿Qué es el movimiento FOMO?

Hace unos años surgió un fenómeno relacionado con las redes sociales que se denominó FOMO (Fear Of Missing Out) o miedo a perderse algo. Describe la desagradable sensación de que algo muy interesante está pasando en otro lugar en ese momento y uno se lo está perdiendo.

Aparece al ver imágenes a través de las redes sociales en las que algún conocido está pasándolo muy bien, por ejemplo, en una fiesta o en algún país desconocido o viendo una serie que es lo más.

Genera angustia, por la sensación de no llegar a hacer todo, y a la vez pena o vergüenza al pensar lo poco estimulante que es la propia vida, lo que lleva a hacer listas interminables de cosas pendientes.
El FOMO se origina porque tendemos a pensar que lo que hacen los demás es mucho más interesante que lo que hacemos nosotros mismos, y también porque pensamos que, si no nos perdiéramos nada, seríamos absolutamente felices.

¿Qué es el movimiento JOMO?

El JOMO nace justamente como contrapeso para el FOMO. Es como un antídoto contra él. Proviene del acrónimo en inglés Joy Of Missing Out, y expresa la alegría de perderse cosas de forma voluntaria.

El movimiento JOMO es en sí mismo liberador, ya que centra la atención en el disfrute por lo que estamos haciendo en el momento, en vez de en lo que podríamos hacer, posibilitando así un estado de plenitud.
El término JOMO fue acuñado por el conocido blogger Anil Dash, quien definió el placer de “no estar ahí” tras el nacimiento de su primer hijo, que le hizo pasar un mes absolutamente desconectado de internet.

La sorpresa fue descubrir que realmente no se había perdido nada importante y decir “no” a ciertas actividades también reafirmaba que su paternidad era lo más importante para él.

¿Cómo funciona el movimiento Jomo?

Las redes sociales son adictivas. Un “me gusta” es una pequeña descarga de dopamina en nuestro cerebro. Esa gratificación instantánea hace que tendamos a repetir esa búsqueda, convirtiendo minutos en horas y alejándonos de todo lo demás.

¿Cómo practicarlo?

  • Antes que nada, sé realista: acepta que el día tiene 24 horas y que no puedes estar en varios lugares a la vez. Ningún ser humano tiene el don de la ubicuidad ni de la omnipotencia.
  • Elige en qué quieres invertir tu tiempo, piensa qué es realmente importante. Programa lo que tenga sentido para ti, crea jerarquías de prioridades y deja de preocuparte por lo que otras personas están haciendo o pensando.
  • Céntrate en tu presente. Contacta con el aquí y el ahora y aprende a disfrutarlo. Cuando liberas tu mente de la competitividad tienes más tiempo, energía y capacidad para conseguir tus verdaderos intereses.
  • Baja revoluciones. Tómate más tiempo para hacer las cosas necesarias de tu día a día. Disminuir la velocidad potencia el bienestar y la creatividad.
  • Reorganiza tus hábitos: establece límites diarios razonables para el uso de redes sociales o elimina de tu teléfono algunas aplicaciones de modo que sólo puedas acceder a través del ordenador de casa.
  • Desconecta. No sólo a nivel tecnológico, apagando todos los dispositivos electrónicos, sino también psicológicamente, dejando a un lado tus obligaciones y responsabilidades y centrándote en descansar y oxigenarte.
  • Practica el decir “no”: No tienes por qué ir a todos los eventos o estar siempre disponible. El autocuidado y el amor por uno mismo también implica decidir y poner límites.
  • ¿De dónde viene la necesidad de hiperestimulación? Pregúntate qué es lo que te asusta perderte y evalúa por qué te sientes así. ¿Qué necesitas realmente? Muchas personas necesitan la aprobación de los otros a través de “likes” porque no se saben valorar a sí mismos y encontrar el equilibrio personal: necesitan que la validación venga de fuera ya que no viene de dentro: ¿es tu caso?
  • Disfruta de la soledad, abraza el silencio. Aprender a estar bien con uno mismo mejora la propia autoestima. La autorreflexión y el autoconocimiento también ayudan a estar mejor con los demás y a ser más empáticos.
  • Sal del mundo “virtual” y entra más a menudo en el “real”. Profundiza en tus relaciones presencialmente, toma conciencia de tu cuerpo…

 

Lo que debes saber…

  • El término JOMO fue acuñado por el conocido blogger Anil Dash, quien definió el placer de “no estar ahí” tras el nacimiento de su primer hijo, que le hizo pasar un mes absolutamente desconectado de internet.
  • Llegar a disfrutar de lo que se hace en el momento presente es liberador y es lo que promueve el movimiento JOMO.
  • Para practicarlo, sé realista, prioriza en qué quieres invertir tu tiempo, aprende a desconecta, a estar solo, a decir que no… y pregúntate: ¿qué te da miedo perderte y por qué?

 

Cristina Agud
Especialista en Psicología Clínica
Psicóloga consultora de Advance Medical

2019-07-02T14:17:31+01:0021 enero, 2019|

Comentarios (2)

  1. Beatriz del Castillo febrero 13, 2019 en 12:47 - Responder

    Estupendo artículo. ¡Orgullo JOMO! 🙂

  2. Benito Caamaño Nieves febrero 12, 2019 en 13:08 - Responder

    Me ha gustado mucho. Está muy bien escrito y da en el clavo.

    Ahora viene lo más difícil…..ponerlo en práctica! 🙂

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.