Cuerpo y Mente | Terapias corporales |

Osteopatía

Publicado por

Valora este artículo

Son pocas las ocasiones que tenemos para llegar al ciudadano en un intento por dar a conocer los principios básicos de una amplia disciplina como es la Osteopatía.

 

Empezaremos por decir que no se trata de una profesión para-médica, ni de una medicina alternativa; se trata de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano.

 

LO QUE DEBES SABER
     

  • Disciplina terapéutica que restablece el equilibrio de la persona mediante técnicas manuales.
  • Osteopatía estructural: dirigida a neuralgias, dolores de tronco, región costal y extremidades.
  • Osteopatía visceral: actúa sobre los tejidos que participan en las funciones viscerales.

 
Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, reestableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas de tratamiento manuales dirigidas a cualquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema musculoesquelético, visceral, nervioso, etc.

 

Las denominadas “medicinas manuales”, Osteopatía y Quiropráctica surgieron a finales del siglo XIX en EEUU. Concretamente la American School of Osteopathy fue fundada en 1892, por la que se crea el título de D.O (Doctor en Osteopatía).

 

En 1962, En EEUU se decretó la equivalencia entre D.O y M.D (Doctor en Medicina). En Canadá, Japón, Australia, Inglaterra y en los países de influencia anglosajona, la Osteopatía coexiste oficialmente con otras profesiones de la salud, médicos, fisioterapeutas, quiroprácticos etc.

 

En la Europa continental, diversos países como Francia, Bélgica, Noruega, Suiza, Alemania han dado a esta disciplina la consideración de estudio formativo independiente, con una duración de entre 4 y 5 años, pero también coexiste con programas de formación complementaria para Médicos y Fisioterapeutas, quienes realizan 1500 h. de estudio sobre este campo terapéutico.

 

La técnica cada vez más depurada de la Osteopatía, al incidir sobre el conjunto de los tejidos mencionados, ha propiciado su clasificación en varios grandes grupos, según sobre qué tejidos actúe:

1. Osteopatía EstructuralMedicina Alternativa. Osteopatía

Dirigida al sistema musculoesquelético (cervicalgias, neuralgias, tortícolis, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas y, en general, neuralgias de origen vertebral o síndromes compresivos periféricos), o a nivel del tronco, región costal, así como dolores en los miembros superiores o inferiores (secuelas de traumatismos, esguinces, lesiones tendinosas, etc).

2. Osteopatía Visceral

Orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras.

3. Osteopatía Craneal y Terapia Craneosacra

Actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.

 

Un aspecto importante es llegar a establecer conjuntamente el diagnóstico osteopático al tiempo que la evaluación de los problemas desde el punto de vista médico, de manera que cualquier paciente con posible patología, en la cual no esté indicada la Osteopatía o en la que sea necesaria la intervención médica, orientado al profesional médico correspondiente. Esto significa que la complementariedad y la interrelación médico y osteópata debe ser total para garantizar un abordaje multidisciplinar en el paciente.

 

En España, durante los últimos veinte años, la Osteopatía ha tenido un gran desarrollo gracias a Escuelas de alto nivel académico (1500 h. de estudios), reconocidas internacionalmente.

 

Por ejemplo, los estudios publicados en JOURNAL OF WHIPLASH & RELATED DISORDERS sobre el dolor cervical nos demuestran que el tratamiento osteopático ofrece sobre el núcleo causante del problema, y desde la primera sesión, una clara disminución del dolor y una mejora de la movilidad en la articulación, ligamento o músculo afectado.

“Nota informativa: los contenidos incluidos en esta sección ofrecen información relativa a terapias existentes explicadas por especialistas con experiencia en la materia con un objetivo divulgativo. MAPFRE no pretende en ningún caso posicionarse sobre su idoneidad ni promover expresamente su uso.”

 
Ginés Almazán Campos

Fisioterapeuta y osteópata D.O.

 

Luis Palomeque del Cerro

Fisioterapeuta y osteópata D.O, M.R.O.
 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre