3 Min de lectura | El pezón suele tener aproximadamente un centímetro de diámetro y un centímetro de longitud. En algunas mujeres no sobresalen de la areola (zona circular de color más rojizo que rodea al pezón), incluso al ser estimulados, éstos se denominan pezones […]

El pezón suele tener aproximadamente un centímetro de diámetro y un centímetro de longitud. En algunas mujeres no sobresalen de la areola (zona circular de color más rojizo que rodea al pezón), incluso al ser estimulados, éstos se denominan pezones planos. Por otro lado, en un 10% de mujeres, los pezones no sólo no sobresalen de la areola sino que se retraen hacia atrás en forma de ombligo.
 

LO QUE DEBES SABER…

 

  • La mujer que siempre ha tenido los pezones invertidos no tiene por qué preocuparse.
  • Los pezones invertidos no impiden la lactancia materna, solamente dificultan que el bebé succione la leche.
  • Lo más importante para conseguir la lactancia es estar suficientemente motivada y solicitar ayuda de los profesionales para poder tener una postura adecuada para dar pecho.

¿Debemos preocuparnos?

Pezones invertidosDebemos preocuparnos en caso de no haber tenido nunca los pezones invertidos y que éstos (uno o ambos) se inviertan en un corto espacio de tiempo. Es importante consultar a un médico lo antes posible para que nos haga una exploración mamaria y, en algunas ocasiones, realizar pruebas complementarias para refutar que se trata de un cáncer de mama. En otras ocasiones los pezones invertidos pueden ser una consecuencia de una patología mamaria, como una mastitis, o pueden aparecer tras una cirugía.
 
En cambio, la mujer que siempre ha tenido los pezones invertidos, y sobre todo si es bilateral (en ambas mamas) no tiene por qué preocuparse.

Consecuencias

Los pezones invertidos no suelen impedir la lactancia materna ya que los pezones no tienen un papel en la producción de leche, sino en la facilidad para que el bebé succione y se oriente. Por este motivo, es muy importante que el bebé abra bien la boca y se le introduzca toda la areola para que así con su movimiento de la boca consiga extraer la leche.

Tratamientos

Pezones invertidosTradicionalmente se recomendaba realizar ejercicios de Hofman, los cuales consisten en sujetar el pezón suavemente entre los dedos y realizar movimientos de estiramiento y rotación para conseguir la estimulación de los pezones. Deben realizarse 5 minutos cada día durante el tercer trimestre del embarazo. Estos ejercicios pueden producir contracciones prematuramente ya que la estimulación del pezón produce oxitocina que es la hormona encargada de producir las contracciones y, a la vez, producir la salida de leche por el pezón.
 
Existen también formadores del pezón, que son unos aparatos de plástico con un orificio central del tamaño del pezón que ayudan a su formación.
 
Sin embargo, varios estudios demuestran que no hay diferencias en el porcentaje de mujeres con pezón invertido que consiguen lactancia materna y realizan alguna preparación previa y entre las que no.
 
Lo más importante para conseguir la lactancia es estar suficientemente motivada y solicitar ayuda de los profesionales para poder tener una postura adecuada para dar pecho.
 

 
Dra. Inés Bombí

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico consultor de Advance Medical