Es necesario que verifique su email para continuar. Por favor, revise su bandeja de entrada
Su email se ha verificado correctamente
Validación de email incorrecta
Su perfil se ha guardado correctamente
La dirección de correo electrónico ya está registrada. Debe asociar la cuenta desde su perfil.
Cuentas enlazadas correctamente.
No ha sido posible enlazar las cuentas.
 

Enfermedad de Fabry

///Enfermedad de Fabry

Enfermedad de Fabry

La enfermedad de Fabry se caracteriza por la presencia de depósitos de globotriaosilceramida (una sustancia grasa) en los vasos sanguíneos de diferentes órganos, que produce una afectación de todos ellos.   LO QUE DEBES SABER… Enfermedad de Fabry5 ( 1 […]

La enfermedad de Fabry se caracteriza por la presencia de depósitos de globotriaosilceramida (una sustancia grasa) en los vasos sanguíneos de diferentes órganos, que produce una afectación de todos ellos.

 

LO QUE DEBES SABER…

¿Qué es?

Se trata de una enfermedad recesiva ligada al cromosoma X, lo cual quiere decir que es preciso que exista una alteración de las dos copias del gen de la enzima galactosidasa A (una en cada cromosoma X), para que se manifieste la enfermedad. Los varones, que solamente tienen un copia del cromosoma X, la padecerán siempre si el gen se altera, mientras que las mujeres serán portadoras si existe una copia alterada, y rara vez padecerán la enfermedad.

¿Cómo se produce?

La enfermedad de Fabry, descrita en 1960, afecta a una de cada 117.000 personas. Se produce debido a la ausencia de una enzima, la galactosidasa A, que se encarga de degradar y metabolizar la globotriaosilceramida. Al no existir este enzima, la sustancia grasa no se degenera y se acumula en los tejidos, principalmente en los vasos sanguíneos de la piel, los riñones, el corazón y el cerebro.

Síntomas de la enfermedad de Fabry

Enfermedad de FabryLos síntomas de la enfermedad de Fabry se empiezan manifestando en la infancia en forma de acroparestesias, que son crisis de dolor punzante en manos y en pies que se suele desencadenar con la actividad física, la fiebre, el agotamiento, el estrés o los cambios de temperatura ambiental. Asimismo estos pacientes suele presentar una disminución generalizada de la sudoración.

 

Además de este dolor, en la piel aparecen unas lesiones llamadas angioqueratomas. Se trata de lesiones elevadas de color rojo, púrpura o azulado que se dan predominantemente en el abdomen, los muslos y los genitales, en la llamada “zona del bañador”. Suelen seguir un patrón simétrico, no causan dolor ni picor y no tienden a juntarse. Existen algunos casos, aunque pocos, en los que no se da la afectación cutánea.

 

Es característica una afectación ocular que es la córnea verticilada, en la que se aprecian unos depósitos dorados o grisáceos en el iris que se disponen radialmente, sobre todo, por debajo de la pupila. Esta lesión no afecta a la capacidad visual.

 

A partir de los 30 o los 40 años de edad se empiezan a ver otras afectaciones, como por ejemplo a nivel cardíaco, pudiendo causar hipertrofia del ventrículo izquierdo, alteraciones de la conducción eléctrica o afectación de las válvulas, lo cual puede llevar a producir una cardiopatía isquémica o una insuficiencia cardíaca.

 

A nivel cerebral la afectación de los vasos sanguíneos encefálicos puede provocar accidentes isquémicos transitorios (AIT) sin repercusiones o bien accidentes vasculares cerebrales (AVC) isquémicos que pueden acarrear déficits neurológicos irrecuperables. Asimismo, se pueden dar también episodios hemorrágicos cerebrales.

 

Con respecto a los riñones la afectación de los vasos renales de menor calibre afecta a la función depuradora renal, lo que hace que se vaya instaurando progresivamente una insuficiencia renal crónica que a la larga puede hacer que el paciente acabe en diálisis o siendo candidato a un trasplante renal.

Diagnóstico de la enfermedad de Fabry

El diagnóstico se basa inicialmente en la descripción que haga el paciente de las crisis de dolor en manos y pies, así como por las lesiones dermatológicas anteriormente descritas.

 

Se realiza un examen oftalmológico con una lámpara de hendidura para apreciar la córnea verticilada. Cabe decir que esta lesión también pueden presentarla pacientes en tratamiento con amiodarona. Se realiza una analítica de sangre para evaluar la función renal, así como una proteinuria determinada en la orina de 24 horas. En sangre se pueden determinar los niveles de galactosidasa A, que aparecerán muy disminuidos, si no inexistentes.

 

Un electrocardiograma (ECG) o un ecocardiograma son precisos para valorar la afectación cardíaca de los pacientes con esta enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Fabry será sintomático, con analgesia para las crisis de dolor y tratamiento de las diferentes afectaciones (cardíacas, neurológicos, renales) si es preciso.

 

Los pacientes con insuficiencia renal crónica pueden ser candidatos a un trasplante renal. La enfermedad no suele reaparecer en el órgano trasplantado.

 

Existen en el mercado dos fármacos que son galactosidasa A que se pueden administrar por vía intravenosa cada dos semanas. Esto supliría la falta de producción de la enzima y por lo tanto la acumulación de la sustancia en los tejidos. El problema de este tratamiento es su elevado coste, que puede ser de hasta 45.000 euros anuales.

 

Banner Boletín

Medidas preventivas

Al tratarse de una enfermedad hereditaria no existen medidas preventivas. Los hijos varones de los hombres con la enfermedad de Fabry se verán libres de la enfermedad, a menos que la madre sea también portadora del gen afecto.

 

En caso de presentar síntomas compatibles con esta enfermedad es importante ponerse cuanto antes en manos de un especialista para que haga un seguimiento adecuado del paciente.

 
 
Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Leer más
Enfermedad de Fabry
5 ( 1 voto )
2018-06-10T19:30:54+00:002 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Enfermedad de Fabry
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar