4 Min de lectura | Las asociaciones medicamentosas se utilizan de forma habitual y están presentes en muchos de los tratamientos de enfermedades comunes. Descubre su eficacia y principales usos.

Qué son

Por medicamentos en combinación a dosis fijas entendemos la fórmula farmacéutica o “galénica” que incluye dos o más principios activos en una sola administración, ya sea un comprimido, vial, gragea, etc.

Su uso ha sido discutido ampliamente en los últimos años, más por motivos académicos que prácticos. La base científica en que la asociación farmacológica a dosis fijas (ADF) se fundamenta y tiene su razón de ser es la sinergia farmacológica, esto es, el aumento cuantitativo de la acción farmacológica de un medicamento al administrarlo junto a otro. La acción conjunta de los distintos principios activos es mayor que la de cada uno de ellos por separado.

Tipos

Básicamente, existen dos tipos de “sinergia” entre principios activos:

  • Sinergia aditiva: si el efecto de los farmacos A y B juntos es IGUAL a los efectos de A y B administrados por separado. Este tipo de sinergias son poco útiles porque puede conseguirse el mismo efecto incrementando la dosis de uno de ellos. Por otra parte, muchas combinaciones aditivas presentan más riesgo de efectos secundarios.
  • Sinergia de potenciación: si el efecto de los farmacos A y B juntos es SUPERIOR a los efectos de A y B administrados por separado. La asociación de Paracetamol y Codeína puede también considerarse una «sinergia de potenciación» porque el efecto de ambos fármacos administrados a dosis fijas es superior al obtenible de uno de los dos aumentando sus dosis individuales.

Ejemplos

Antibióticos

Estará indicado el empleo de 2 ó más antibióticos en los siguientes casos:

  • “Infecciones mixtas” en las que un solo antibiótico “no alcanza” a los diferentes tipos de patógenos.
  • Tratamiento práctico inicial (“empírico”, es decir, “práctico”) de las infecciones graves de causa desconocida hasta tener los resultados del estudio.
  • Infecciones por organismos multirresistentes o que forman cepas resistentes durante el transcurso del tratamiento (por ejemplo, el Bacilo de Koch de la Tuberculosis Pulmonar).
  • Infecciones difíciles de erradicar (por ejemplo, infecciones en prótesis óseas, infecciones de las paredes internas cardíacas (Endocarditis)

Para la asociación de dos o más antibióticos hay que tener en cuenta:

  • Que el mecanismo de acción de ambos antibióticos sea distinto, es decir, que actúen sobre estructuras celulares diferentes de un mismo germen en desarrollo.
  • Que no tengan el mismo tipo de toxicidad, para no potenciar un efecto adverso concreto.
  • Que sean sinérgicos para aumentar el poder bactericida y no antagónicos.

Ejemplos:

  • Amoxicilina/Ácido Clavulánico como antibiótico de amplio espectro utilizado en infinidad de infecciones (respiratorias, cutáneas, etc)
  • Isoniacida/Rifampicina en terapias de larga duración
  • Trimetoprim/Sulfametoxazol sigue teniendo un papel en algunas infecciones comunes

Combinación de medicamentos en dosis fijas: variedad de antibióticos

Analgésicos

Utilizados en combinación más frecuentemente en el “dolor crónico” (aunque también en los cuadros de dolor agudo):

Resulta ideal la asociación de un antitérmico habitual/analgésico (Paracetamol) con un opiáceo débil (Codeína). Esta combinación está ampliamente aceptada por la O.M.S.  En cambio no aporta mejores resultados clínicos la asociación de dos antitérmicos con la Codeína.

Antihipertensivos

Es el ejemplo que mejor ilustra la idoneidad de las combinaciones farmacológicas fijas en Atención Primaria. Las presentaciones actuales cubren fácilmente las necesidades de nuestros pacientes hipertensos.

Las ADF de antihipertensivos tienen 2 características interesantes:

  • Las dos sustancias presentan sinergia de potenciación, siendo la suma de sus efectos mayor que la de los fármacos por separado
  • Uno de los fármacos reduce la probabilidad e intensidad de efectos secundarios del otro principio activo. Por ejemplo, la asociación del diurético Espironolactona (no provoca pérdida de potasio) y Altiazida (favorece la excreción urinaria de potasio)
  • La asociación de 20 mg de Lisinopril con 12,5 mg de hidroclortiazida se ha mostrado tan eficaz como 40 mg de Lisinopril.

Broncodilatadores

Constituyen otro gran ejemplo de la utilidad de las ADF:

  • Fenoterol/Bromuro de Ipratropio: es de utilidad ante infecciones respiratorias agudas y crónicas asociar un broncodilatador con un principio activo que disminuya las secreciones bronquiales (Ipratropio).

En conclusión…

Los ADF presentan:

  • Mayor eficacia.
  • Menor riesgo de efectos adversos.
  • Facilitan la adhesión del paciente al tratamiento.
  • Múltiples posibilidades de asociación.

 

Lo que debes saber…

  • Por medicamentos en combinación a dosis fijas entendemos la fórmula farmacéutica o “galénica” que incluye dos o más principios activos en una sola administración, ya sea un comprimido, vial, gragea, etc.
  • La asociación farmacológica a dosis fijas (ADF) se fundamenta en que la acción conjunta de los distintos principios activos sea mayor que la de cada uno de ellos por separado.
  • Antibióticos, analgésicos, antihipertensivos y broncodilatadores son grandes ejemplos de la utilidad de los ADF.
  • Consulte siempre a un especialista antes de tomar cualquier medicación. Los Seguros de MAPFRE Salud cuentan con un servicio de Orientación Médica las 24 horas, para que pueda consultar cualquier duda que tenga referente a la toma de medicamentos.

CALCULA TU PRECIO

Dr. Álvaro Rebollo

Especialista en Medicina de Familia de Teladoc Health