4 Min de lectura | La pérdida repentina de peso puede estar ligada a un síndrome conocido como síndrome constitucional , el cuál puede generarse por diferentes causas pero que es importante detectar a tiempo para poder tratarlo.

Se conoce como síndrome tóxico o síndrome constitucional al cuadro de pérdida de apetito, pérdida progresiva de peso y debilidad. Esta tríada es característica en algunas patologías y en multitud de procesos neoplásicos.

Síndrome de las 3A

El síndrome constitucional básicamente está definido por la presencia de tres datos semiológicos (signos y síntomas) que contienen la letra A: astenia, adelgazamiento y anorexia (síndrome de las 3A).

Por separado o juntas, estas manifestaciones acompañan a muchas enfermedades cuyo diagnóstico se formula por otros síntomas y signos específicos. Por lo general, coexisten las tres manifestaciones (astenia, anorexia y pérdida de peso), pero a veces solo existe una o dos.

Causas

Las causas del síndrome constitucional son variadas, pero en una primera aproximación pueden dividirse en tres grandes grupos: enfermedades psiquiátricas, neoplásicas y orgánicas no neoplásicas. Generalmente la identificación etiológica se realiza con un protocolo sencillo que descarta neoplasia; algunos casos de etiología incierta se correlacionan con enfermedades médicas de buen pronóstico o con procesos funcionales.

  • La astenia es la manifestación más sutil del síndrome constitucional: alude a la falta de energía. Normalmente la queja principal es la fatiga y la debilidad. La causa de la astenia depende de la duración, la tolerancia al ejercicio, el curso fluctuante y los síntomas asociados.
  • Se entiende por adelgazamiento la pérdida de tejido graso superior a 5% del peso corporal en menos de tres meses. En términos generales, se considera señal de gravedad la disminución involuntaria de 2% del peso corporal en un mes, más de 5% en tres meses y más de 10% en seis meses, lo que traduce el concepto de adelgazamiento. El adelgazamiento puede deberse a falta de apetito, trastornos del aparato digestivo, demencia, malabsorción de alimentos, etc.

El adelgazamiento, a pesar del aumento del consumo alimentario, puede orientar a hipertiroidismo, diabetes mellitus o cuadros diarreicos.

  • La anorexia es la pérdida del apetito. Se debe a múltiples procesos y es común que lleve de forma progresiva a situaciones de caquexia o inanición, e incluso, si no se revierte puede ocasionar la muerte. La caquexia ha tenido una especial relevancia en el cáncer y se considera un factor pronóstico desfavorable, ya que se observa en 80 % de las personas con cáncer avanzado.

Aproximadamente el 25% de las pérdidas ponderales involuntarias puede atribuirse a la existencia de una neoplasia, la cual en la mayoría de las ocasiones es de origen gastrointestinal o hematológico. Si no se identifica la causa de la pérdida de peso, parece razonable el seguimiento sin indicar la realización de estudios adicionales.

Algunas de las causas del síndrome constitucional son:

  • Neoplasias (sobre todo de origen digestivo, genitourinario, mama y pulmón. Con menos frecuencia los tumores hematológicos.)
  • Procesos inflamatorios sistémicos o autoinmunes (como la artritis reumatoide).
  • Enfermedades endocrinas (hipertiroidismo, Diabetes mellitus o enfermedad de Addison).
  • Enfermedades digestivas (enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedad celíaca).
  • Enfermedades infecciosas, tipo la tuberculosis.
  • Insuficiencia renal.
  • Procesos psicológicos (depresión, ansiedad…)
  • Medicamentos, sobre todo en pacientes que toman muchos medicamentos.
  • Situaciones sociales (aislamiento social y la falta de recursos económicos)
  • En ocasiones, y después de una evaluación inicial, no se va a encontrar la etiología del SC, considerándolo como de causa desconocida en un porcentaje variable de alrededor del 10-25% de los casos.

Síntomas

 Cualquier crecimiento anómalo de un nódulo, tumor o bulto en cualquier parte de nuestro cuerpo debe ser puesto en conocimiento del médico de cabecera. Del mismo modo, un sangrado anómalo por el ano o con las heces, o un sangrado durante la micción, con la tos, cualquier sangrado por la boca, deben hacernos consultar a nuestro médico. Los cambios en el hábito deposicional, como un estreñimiento pertinaz o unas diarreas persistentes deben ponernos en alerta.

Diagnóstico

El estudio de un paciente con síndrome constitucional debe comprender una buena historia clínica, antecedentes médicos, historia psicológica, hábitos sociales y tratamiento habitual. Es muy importante realizar una buena exploración física y la realización de exámenes complementarios (analítica general, prueba de orina, sangre oculta en heces) y la realización de una radiografía de tórax y/o una ecografía abdominal. A pesar de lo expuesto, de un 20 a 25% de los síndromes constitucionales no son claramente diagnosticados.

Sin embargo, podemos identificar determinados signos o síntomas que deberían hacernos sospechar la existencia de un cáncer y que nos deberían llevar a la consulta de nuestro médico de cabecera con el fin de iniciar la investigación adecuada.

CALCULA TU PRECIO

El tratamiento del síndrome constitucional depende básicamente de su causa.

sÍNDROME CONSTITUCIONA: IMAGEN DE DIAGNÓSTICO

Lo que debes saber…

  • El síndrome tóxico o síndrome constitucional es el cuadro de pérdida de apetito, pérdida progresiva de peso y debilidad. Esta tríada es característica en algunas patologías y en multitud de procesos neoplásicos.
  • Las causas del síndrome constitucional son variadas, pero en una primera aproximación pueden dividirse en tres grandes grupos: enfermedades psiquiátricas, neoplásicas y orgánicas no neoplásicas.
  • El estudio de un paciente con síndrome constitucional debe comprender una buena historia clínica, antecedentes médicos, historia psicológica, hábitos sociales y tratamiento habitual.

 

Dra. Alexandra Company Barceló

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria