4 Min de lectura | Crean el primer sensor wireless para controlar la respiración de los recién nacidos. Un importante avance que favorece el ‘piel con piel’ de los padres con su hijo, pero no el único. Te contamos los casos en los que la ciencia se ha puesto al servicio de los prematuros.

Todos aquellos padres que han tenido que dejar a sus bebés prematuros en una unidad de cuidados intensivos, saben lo molesto que es que sus hijos tengan unos sensores pegados al cuerpo y conectados, mediante una amalgama de cables, a los aparatos de control. Pero ese enjambre de cables es lo único que permitirá tener monitorizadas las constantes vitales del bebé mientras éste lucha por sobrevivir en un entorno que nada tiene que ver con el vientre materno.

Al menos hasta ahora, ya que un equipo interdisciplinario de la Universidad de Northwestern (Illinois) ha desarrollado un novedoso sistema de sensores inalámbricos que controlan la respiración del recién nacido eliminando la barrera física que la maraña de cables suponían para el contacto entre padres e hijo.

Sensores sin cables para neonatos prematuros

sensor recién nacidos

http://bit.ly/2Hm15Ps

Según publica la revista Science (ver aquí el estudio completo), el biosensor se compone de dos parches de silicona flexibles y muy finos que tan solo necesitan agua para adherirse a la delicada piel del bebé.

Una vez colocados (uno en el pecho y otro en el pie), sus electrodos ultradelgados permiten un monitoreo de los signos vitales sin ataduras. Además, ofrecen otro tipo de mediciones extra que antes no se podían registrar, pero que son claves en el desarrollo del bebé, como el flujo sanguíneo, la función cardíaca y las variaciones de la presión arterial a lo largo del día.

Para acceder a los datos registrados solo hay que disponer de un teléfono móvil o una tablet. Este avance, además de facilitar la tarea a los médicos y enfermeras, favorece el contacto ‘piel con piel’ entre los bebés y sus padres, ya que, al eliminar los cables, éstos pueden sostener a sus hijos en brazos e incluso dar pequeños paseos por la habitación.

Según los investigadores, estos sensores inalámbricos proporcionan datos tan precisos como los de los sistemas de monitoreo tradicionales, pero la diferencia es que estos parches son menos invasivos, no dañan la frágil piel del bebé prematuro, y, al ser transparentes, son compatibles con las técnicas de imagen de rayos X, las tomografías computarizadas o las resonancias magnéticas.

sensor recién nacido

http://bit.ly/2LOz5s4

Hasta el momento se han probado con éxito en setenta neonatos y se espera que en dos o tres años estén disponibles en Estados Unidos, con un precio de 9 euros por parche.

Otros avances para bebés prematuros

En los últimos años, el mundo de la tecnología ha orientado sus esfuerzos al cuidado de los bebés prematuros. Buena muestra de ellos son los numerosos avances que han surgido para dar respuesta a las diferentes necesidades que presentan los neonatos que requieren de cuidados especiales.

La cuna de bebe térmica que optimiza su desarrollo emocional

sensor respiración recién nacido

https://bit.ly/2wiRuTV

En 2015, un grupo de investigadores mexicanos desarrolló una cuna térmica inteligente que permite regular la temperatura del bebé al tiempo que recrea las mismas sensaciones que éste tenía cuando estaba en el vientre materno, lo que incide de forma muy positiva en el desarrollo emocional del bebé.

Además de las cualidades que presentan el resto de cunas térmicas que ya existían en el mercado, ésta reproduce los latidos del corazón de la madre, registra el peso del bebé, y monitorea sus signos vitales.

La incubadora con tecnología F1

incubadoras formula 1

http://bit.ly/30kwpWl

Babypod es el nombre de una innovadora incubadora que cuenta con todo lo necesario para realizar traslados de urgencia al hospital. Su particularidad es que está diseñada por la escudería Williams siguiendo las mismas técnicas y utilizando los mismos materiales que se emplean en la fabricación de los coches de Fórmula 1.

El exterior, realizado con fibra de carbono, y su interior acolchado y cubierto con una tapa transparente deslizante, permite trasladar a los bebés enfermos manteniendo una temperatura constante, al tiempo que le protege de las vibraciones y el ruido. Además, a diferencia de las incubadoras tradicionales, esta no necesita de suministro eléctrico para funcionar, lo que facilita aún más su transporte.

El precio actual de la incubadora Babypod es de 5.700 euros.

Útero artificial para bebés “extremadamente prematuros”

nuevas tecnologías recién nacidos

https://bit.ly/2XEvFcG

Uno de los avances más impactantes en el ámbito de la neonatología es, sin duda, este útero artificial indicado para bebés extremadamente prematuros, ya que sirve como puente entre el vientre materno y el mundo exterior, potenciando el desarrollo del bebé durante los meses que le restan hasta su nacimiento.

Por ahora, el dispositivo se ha probado con gran éxito en seis corderos con un equivalente de gestación humana de 23 semanas. Se espera que en pocos años pueda usarse en humanos.