Fármacos antidepresivos

Fármacos antidepresivos

Los antidepresivos son el tratamiento más habitual para los trastornos depresivos. Estos fármacos tienen un margen de seguridad bastante amplio, con pocas contraindicaciones y unos efectos secundarios que son fácilmente reversibles.

No se debe confundir la depresión con la tristeza. Hoy en día muchas veces utilizamos la frase “estoy deprimido” cuando en realidad no es así. Mientras que la depresión es una enfermedad psiquiátrica grave que debe diagnosticar un especialista, la tristeza es un estado de ánimo natural y normal que no precisa de ningún tipo de tratamiento.

La pérdida de un ser querido, de un trabajo, las penurias económicas o de salud pueden hacer que estemos tristes, pero eso no implica que estemos deprimidos ni que se tenga que medicar innecesariamente. Un fármaco antidepresivo es una medicación que no se puede tomar ante el menor contratiempo, sino que debe ser siempre el psiquiatra quien, tras valorarlo, decida si realmente se trata de una depresión que precise tratamiento. Jamás se deben tomar fármacos antidepresivos sin una supervisión médica.

La elección del fármaco antidepresivo que haga el psiquiatra dependerá de:

  1. La gravedad del trastorno depresivo.
  2. Los síntomas acompañantes que experimente el paciente (ansiedad, inhibición, presencia de ideas delirantes…)
  3. Posibles rasgos patológicos de la personalidad previos a la aparición de la depresión o la brusquedad de la instauración de los síntomas.
  4. El consumo de otros medicamentos.

Diferentes tipos de antidepresivos

En función de los síntomas el psiquiatra optará por una u otra familia de antidepresivos. A continuación, te explicamos en qué consisten estos 6 fármacos antidepresivos.

manos abiertas sujetando fármacos

Antidepresivos tricíclicos

El de los antidepresivos tricíclicos es uno de los grupos más antiguos de fármacos antidepresivos que existen. Inhiben la recaptación de serotonina, noradrenalina, dopamina, acetilcolina e histamina de manera inespecífica, con lo cual provocan varios efectos secundarios y pueden provocar dependencia. Pese a ser fármacos antiguos dan buen resultado y se siguen usando en la práctica clínica y su efecto terapéutico se deja ver al mes del tratamiento.

Sus principales efectos secundarios son la sequedad de boca, taquicardia, hipotensión postural, somnolencia y descenso de la libido.

  • Ejemplos: la amitriptilina, la clomipramina, la doxepina, la imipramina, la nortriptilina y la trimipramina.

Antidepresivos heterocíclicos o atípicos

Los antidepresivos heterocíclicos o atípicos son también un grupo de fármacos de segunda generación, similares en su estructura a los tricíclicos, pero con menos efectos secundarios. Hoy en día se utiliza menos en pos de los ISRS.

  • Ejemplos: la mirtazapina, la trazodona, la mianserina y la maprotilina. La mirtazapina y la trazodona tienen un mayor efecto sedante, por lo que a veces se prescriben a dosis bajas para ayudar a conciliar el sueño.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS)

Son el tipo de antidepresivo más utilizado hoy en día en la práctica clínica, en parte porque al actuar de manera específica sobre la serotonina no producen tantos efectos secundarios como los antidepresivos tricíclicos. Su efecto estabilizador del ánimo suele producirse a las 2-4 semanas de tratamiento.

Los principales efectos secundarios de los ISRS son náuseas, mareos, ansiedad o somnolencia ligera.

  • Ejemplos: el citalopram, el escitalopram, la fluoxetina, la fluvoxamina, la paroxetina y la sertralina.

Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina y noradrenalina (ISRN)

Son fármacos similares a los ISRS pero que actúan tanto sobre la serotonina como sobre la noradrenalina. Su efecto se ve algo más rápido que en el caso de los ISRS.

Los efectos secundarios son similares, además de alteraciones de la libido, disfunción eréctil, trastornos de la eyaculación o anorgasmia.

  • Ejemplos: la desvenlafaxina, la duloxetina y la venlafaxina. La reboxetina actúa solo sobre la noradrenalina y puede provocar mareos, hipotensión, sequedad de boca y sudoración profusa.

Inhibidores no selectivos e irreversibles de la monoaminooxidasa (IMAO)

Los IMAO son un grupo de antidepresivos que se utilizan desde hace años. Suelen responder bien a ellos los pacientes que padecen una depresión atípica o que se acompaña de ansiedad intensa y fobias, así como trastornos depresivos resistentes a otros tratamientos.

Sus principales efectos secundarios son mareo, somnolencia, debilidad, sequedad de boca, náuseas y alteraciones sexuales. Uno de los peligros de los IMAO es que pueden desencadenar una crisis hipertensiva si se toman ciertos fármacos o algunos alimentos ricos en tiramina que están prohibidos durante el tratamiento con IMAO. Entre ellos encontramos el queso, las conservas de pescado, el vino, el chocolate, el café o las habas.

  • Ejemplos: Son antidepresivos IMAO la fenelzina, la nialamida y la tranilcipromina.

Inhibidores selectivos y reversibles de la monoaminooxidasa (RIMA)

Los RIMA son inhibidores selectivos y reversibles de la monoaminooxidasa, con lo cual se producen menos efectos cardiovasculares, pero en ocasiones su efecto es menor que el de los IMAO.
Pueden desencadenar algunos de estos síntomas: insomnio, vértigo, náuseas, cefalea y confusión.

  • Ejemplos: la moclobemida.

Cómo tomar antidepresivos

Al inicio de tomar un antidepresivo y hasta que empiece a hacer efecto, se debe tener un buen control sobre el paciente, dado que en caso de depresiones graves puede aumentar el riesgo de suicidio. Esto es debido a que mientras la depresión es severa el paciente no tiene fuerzas ni voluntad para suicidarse, aunque tenga ideas de muerte. Sin embargo, cuando el fármaco comienza a hacer efecto, la apatía desaparece antes que la ideación suicida y en ese momento existe un riesgo grave de suicidio.

Cabe recalcar, sin embargo, que esto sólo se da en depresiones graves en las que hay ideas suicidas, lo que no ocurre en la mayoría de los casos, ni estas ideas se dan si no estaban presentes antes por el hecho de iniciar un tratamiento antidepresivo.

Lo que debes saber…

  • Un fármaco antidepresivo es una medicación que no se puede tomar ante el menor contratiempo, sino que debe ser siempre el psiquiatra quien, tras valorarlo, decida si realmente se trata de una depresión que precise tratamiento.
  • En función de estos síntomas el psiquiatra optará por una u otra familia de antidepresivos. Jamás se deben tomar fármacos antidepresivos sin una supervisión médica.
  • Al inicio de tomar un antidepresivo y hasta que empiece a hacer efecto, se debe tener un buen control sobre el paciente.

Dr. David Cañadas Bustos
Médico consultor de Advance Medical

Fármacos antidepresivos
5 ( 1 voto )
2019-05-14T15:36:13+02:0015 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE VIDA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS SOBRE LA VIDA HUMANA, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Fármacos antidepresivos
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar