Fiebre mediterránea familiar

///Fiebre mediterránea familiar

Fiebre mediterránea familiar

La fiebre mediterránea familiar es una enfermedad con herencia autosómica recesiva debida a una mutación del cromosoma 16

¿Qué es?

Existe una enfermedad de predominio en la región mediterránea que se caracteriza por la aparición de brotes de fiebre, dolor articular y afectación de una o más serosas, como el peritoneo o la pleura. Se da en miembros de una misma familia y se hereda siguiendo un patrón recesivo. Esta enfermedad recibe el nombre de fiebre mediterránea familiar.

¿Cómo se produce?

La fiebre mediterránea familiar es una enfermedad con herencia autosómica recesiva debida a una mutación de la región más extrema del brazo largo del cromosoma 16.

Enfermedades por aparatos. Huesos, articulaciones y músculos. Fiebre mediterránea familiarPredomina en la región mediterránea, de ahí su nombre, sobre todo entre los varones jóvenes de entre 5 y 15 años. La causa de esta mutación es desconocida, pero se plantean diversos desencadenantes posibles como por ejemplo agentes infecciosos, alteraciones inmunológicas o de las catecolaminas. En los tejidos que se ven afectados, si se analizan al microscopio, se observa un infiltrado de leucocitos polimorfonucleares.

La fiebre mediterránea familiar cursa en forma de brotes periódicos que se producen una o dos veces al mes y que no siguen ningún tipo de patrón de aparición. Los brotes suelen durar entre 24 y 48 horas. Los síntomas que presentan los pacientes suelen ser:

  • Fiebre elevada: incluso de hasta 40ºC, acompañada de escalofríos y diaforesis. Suele ceder de manera brusca.
  • Dolor abdominal: se produce en hasta el 90% de los casos. Se inicia a nivel del hipocondrio derecho o la fosa ilíaca derecha y luego se extiende al resto del abdomen, con distensión abdominal y ausencia de peristaltismo. El dolor se irradia a los hombros o hacia la espalda, se acompaña de náuseas y vómitos y se debe a la irritación del peritoneo. Alcanza su cénit a las 6-12 horas y desaparece en 24-48 horas.
  • Dolor torácico: secundario a la pleuritis, la inflamación de la pleura, en ocasiones acompañado de derrame y roce pleurales. Suele ser unilateral y asociarse a irritación peritoneal. Remite en 24-36 horas y con poca frecuencia se asocia a pericarditis.
  • Dolor articular: puede presentarse de forma aguda, hecho que es más frecuente, con inflamación de una sola articulación o bien como oligoartritis asimétrica, especialmente en las grandes articulaciones de las extremidades inferiores. La artritis aguda de la fiebre mediterránea familiar suele durar entre 5 y 6 días, presenta una sinovitis exudativa y se acompaña de fiebre alta. Otra forma de presentación es la artritis crónica, en forma de monoartritis u oligoartritis con una impotencia funcional al intentar movilizar pasivamente las articulaciones del paciente. Afecta esencialmente a las caderas y puede degenerar en una necrosis ósea.
  • Lesiones cutáneas: se dan en una tercera parte de los pacientes en forma de eritema localizado, especialmente en piernas y dorso del pie. Son placas eritematosas, calientes y dolorosas que se acompañan de fiebre elevada y dolor articular.

Otras manifestaciones: dolores musculares generalizados, hepatomegalia, esplenomegalia, orquitis o hematuria.

La complicación más frecuente de la fiebre mediterránea familiar es la amiloidosis, que afecta principalmente a los riñones y puede conducir a una insuficiencia renal crónica. La amiloidosis se presenta antes de los 40 años. No existe relación entre el número o la intensidad de los brotes y la existencia de amiloidosis. En ocasiones la amiloidosis es la única manifestación de la fiebre mediterránea familiar, cosa que implica un peor pronóstico. En general, el pronóstico de la fiebre mediterránea familiar es muy bueno y depende sobre todo de la existencia de amiloidosis.

Diagnóstico

El diagnóstico de la fiebre mediterránea familiar se basa en la clínica del paciente y en una serie de criterios diagnósticos. En los análisis de sangre se apreciará una elevación de los reactantes de fase aguda, como la velocidad de sedimentación globular (VSG) y la proteína C reactiva (PCR). Asimismo, se apreciará una elevación de los leucocitos y del fibrinógeno, hecho característico de esta enfermedad.

Los criterios diagnósticos de la fiebre mediterránea familiar son tres mayores (fiebre recurrente, afectación de serosas y lesiones cutáneas) y tres menores (elevación de la VSG, aumento del fibrinógeno y elevación de leucocitos en sangre). Para poder establecer el diagnóstico se necesita que se dé la fiebre junto con un criterio mayor y uno menor o bien dos menores. En aquellos casos en que no se dé un número suficiente de criterios para el diagnóstico se puede realizar una prueba de estimulación mediante la inyección intravenosa de metaraminol; si en 48 horas aparecen síntomas compatibles con un brote de fiebre mediterránea familiar se considera positiva la prueba.

Tratamiento

El tratamiento se basa en la colchicina, que disminuye el número de brotes, así como su intensidad. Debe usarse de forma preventiva y continuada, no para tratar los brotes ya instaurados. Se puede dar hasta 3 mg al día para controlar la enfermedad. Los principales efectos secundarios del tratamiento son las náuseas, los vómitos y la diarrea.

En caso de que el paciente padezca una insuficiencia renal secundaria a la amiloidosis, se puede plantear un trasplante renal, ya que la administración de colchicina impide la aparición de amiloidosis en el injerto.

Medidas preventivas

Dado que se trata de una enfermedad hereditaria, no existen medidas preventivas para impedirla. Cabe aconsejar a las personas que tengan familiares que padezcan esta enfermedad que estén atentos a la posible aparición de la misma en las primeras etapas de la vida y ante cualquier duda lo primero es consultar con el médico. Los seguros de MAPFRE Salud, cuentan con un amplio cuadro médico especializado en enfermedades reumáticas.

 

Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Leer más
Fiebre mediterránea familiar
5 ( 1 voto )
2018-11-20T11:38:28+00:002 noviembre, 2016|

Comentarios (2)

  1. Juan marzo 29, 2017 en 3:13 pm - Responder

    Gracias por el artículo. Si eres afectado o familiar de afectado puedes contactar con nuestra asociación de ámbito nacional dedicada a esta enfermedad: Asociación Española de Fiebre Mediterránea Familiar Stop FMF http://fmf.org.es

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Fiebre mediterránea familiar
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar