Sarcoma de Ewing

4 minutos | Los tumores o sarcomas de Ewing son un grupo de cánceres que se originan en los huesos o en los tejidos blandos cercanos a ellos, provocando que las células crezcan en estas áreas de forma incontrolada.

La mayoría de los tumores de Ewing aparecen en los adolescentes, pero también los niños y los adultos pueden tenerlos. Suelen diagnosticarse antes de los 20 años, sobre todo de los 10 a los 20 años y es ligeramente más frecuente en hombres y en Europa respecto otros continentes.

¿Qué causa el sarcoma de Ewing?

No está claro qué causa el sarcoma de Ewing pero todo comienza cuándo las llamadas células redondas desarrollan cambios en su ADN. Estos provocan que la célula  se multiplique rápidamente formando  una masa o tumor de células anormales que invade y destruye el tejido corporal sano. El sarcoma de Ewing es el resultado de la traslocación entre los cromosomas 11 y 22.

Sarcoma de Ewing síntomas

  • Dolor: el dolor intenso en la zona afectada suele ser el síntoma más frecuente.
  • Fractura patológica (fractura con un traumatismo que, en condiciones normales no hubiera supuesto la rotura del hueso). Fémur es el hueso más afectado, sguido de tibia y húmero.
  • Síndrome constitucional (pérdida de peso, cansancio, etc.): sucede sobretodo en los casos diseminados o con metástasis. 30% de los casos tienen metástasis cuándo se diagnostican.
  • Tumoración o sensación de bulto:puede aparecer un tumor (bulto) que puede ser palpable en ocasiones.

¿Cómo se diagnóstica el sarcoma de Ewing?

Una vez establecida la sospecha de la existencia de un cáncer óseo, se realizan pruebas para su diagnóstico.

  • Radiología simple: una radiografía nos puede mostrar una lesion osteolítica (destructora de hueso), que puede llegar al periostio (zona superficial del hueso) e incluso hasta los tejidos blandos. Puede observase una lesión en “capas de cebolla”.
  • TAC, RMN: tanto la Tomografía Axial Computerizada (TAC) como la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) permiten determinar la extensión del tumor, tanto en el hueso como en los tejidos blandos vecinos.
  • Biopsia: en una biopsia, el médico extrae una pequeña parte del presunto tumor a fin de examinarlo para ver si contiene células cancerosas.
  • Estudio de extensión: el médico pide pruebas para saber en que estado de extensión se encuentra el sarcoma, para saber si está localizado o diseminado y si está diseminado saber que órganos afecta. Lo más frecuente es pedir un TC para ver torax y abdomen. Otras pruebas útiles pueden ser la gammagrafía ósea y el examen PET.

Sarcoma de Ewing: radiografía

Tratamiento para el sarcoma de Ewing

Quimioterapia

Casi siempre es el primer tratamiento. Existen algunas maneras de aminorar y de tratar la mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia. Es importante notificar al equipo de atención médica del cáncer cualquier efecto que tenga, para que lo puedan ayudar.

La cirugía

Es una parte importante del tratamiento de la mayoría de los tumores de Ewing. La cirugía se usa para extirpar el tumor y poner prótesis si son necesarias.

Radiación

La radiación usa rayos de alta energía (como rayos X) para destruir las células cancerosas. Se puede usar después de la cirugía para tratar de destruir cualquier célula cancerosa que pudo haber quedado. O se podría usar en lugar de la cirugía si no es posible extirpar todo el cáncer. La radiación también puede ayudar a tratar síntomas como dolor e hinchazón cuando el cáncer reaparece y no es posible hacer más cirugías.

Trasplante de células madre

Las altas dosis de medicamentos de quimioterapia pueden destruir la médula ósea, lo cual evita que se produzcan nuevas células sanguíneas. Las células madre suministradas después de la quimio, un trasplante de células madre, puede hacer que la médula ósea vuelva a funcionar formando sangre.

Estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones para probar nuevos medicamentos o tratamientos en seres humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores. Si usted se inscribe en un estudio clínico, siempre podrá dejar de participar en él en cualquier momento.

Después del tratamiento: supervivencia

Al principio, las visitas de seguimiento con el especialista pueden ser cada dos a tres meses. Luego, siempre y cuando no se encuentre cáncer, las visitas se requieren con menor frecuencia.

La supervivencia del sarcoma de Ewing ha ido en aumento en los últimos años, gracias al progreso de los tratamientos multimodales, es decir, aquellos que combinan quimioterapia, cirugía y radioterapia. De esta forma se ha pasado de una supervivencia a los cinco años del 44 % al 68 % (localizados) y a los 10 años del 39% al 63%. Han de tenerse en cuenta datos clínicos como edad, localización del tumor y tamaño.

Lo que debes saber…

  • Los tumores o sarcomas de Ewing son un grupo de cánceres que se originan en los huesos o en los tejidos blandos cercanos a ellos, provocando que las células crezcan en estas áreas de forma incontrolada.
  • La supervivencia del sarcoma de Ewing ha ido en aumento en los últimos años, gracias al progreso de los tratamientos multimodales, es decir, aquellos que combinan quimioterapia, cirugía y radioterapia.
  • Como factores pronósticos han de tenerse en cuenta datos clínicos como edad, localización del tumor y tamaño.

 

Dra. Cira Vera

Médica de familia

Especialista en Medicina Deportiva.

2020-10-16T12:43:24+02:0029 septiembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.